Las noticias petroleras más importantes de hoy #7Dic

Petrolera_1

 

 

Petrolera china demandó a Pdvsa por $ 23,7 millones por incumplir contrato

Una de las mayores petroleras estatales de China, Sinopec, demandó a Petróleos de Venezuela ante un tribunal estadounidense por incumplir un contrato, publicó Finantial Times.

La demanda es por 23,7 millones de dólares más daños punitivos, por un contrato suscrito en mayo de 2012 para suministrar varillas de acero por 43,5 millones de dólares, la mitad de los cuales sigue sin pagar, de acuerdo con documentos judiciales vistos por el medio.

Aunque el monto puede parecer pequeño, la demanda deja en evidencia el gran colapso en las relaciones entre ambas empresas. Sinopec formó parte de las inversiones y los préstamos chinos a Venezuela que sumaron más de 62 millardos de dólares entre 2007 y 2016, según la base de datos de financiamiento entre China y América Latina de Inter-American Dialogue, un grupo de expertos consultados por FT.

Una de las cosas que más destaca de la demanda es el lenguaje que usó la petrolera china contra Pdvsa. Sinopec acusa a la estatal venezolana de utilizar un “caparazón descapitalizado con el único propósito de evitar que Sinopec tenga un remedio” y dice que su conducta “constituía tergiversaciones intencionales, engaño y ocultamiento de hechos materiales” que involucraban “engaño deliberado” y una conspiración coordinada entre varias unidades de Pdvsa.

En rojo. En los últimos meses Pdvsa y la República han sido declaradas en default por varias calificadoras de riesgo, luego de que se retrasaran en el pago de la deuda externa.

Aunque el gobierno manifestó en reiteradas ocasiones su voluntad de cumplir los compromisos, en noviembre, cuando se venció el Pdvsa 17n y los tenedores no recibieron sus pagos, se encendieron las alarmas y aún no se han apagado.

Las autoridades honraron el pago del Pdvsa 17n con una jornada de retraso, pero aún hay pagos pendientes. Reportes de Rendivalores indican que hasta la fecha son ocho los cupones con el período de gracia vencido: Venz 19, Venz 24, Pdvsa 27, Venz 24, Venz 26, Pdvsa 20, Pdvsa 22 y Pdvsa 17.

Alejandro Guilarte, analista financiero de la empresa, afirmó que hoy se vence el período de gracia de los cupones Venz 23, por 90 millones de dólares y Venz 28, por 92,5 millones de dólares: “Lo más probable es que estos pagos no se hagan. Con 8 períodos de gracia vencidos, no tiene sentido pensar que estos sí los van a honrar”.

El analista afirmó que, además de los cupones con el período de gracia vencido, en diciembre se deben pagar 80 millones de dólares más de deuda externa. Se vencen los cupones del Venz 18, por 35 millones de dólares, y del Venz 20, por 45 millones de dólares.

Lo que viene. En 2018 tanto Pdvsa como la República tienen otra serie de pagos por hacer. En total, se deben cancelar 8,01 millardos de dólares, de acuerdo con los registros de Rendivalores.

La empresa detalla que los primeros seis meses de 2018 serán relativamente tranquilos, pues el primer gran desembolso del año es en agosto, cuando se debe honrar la primera amortización del Pdvsa 20.

“La falta de confianza juega un papel importante en los próximos eventos, al igual que los préstamos y renegociaciones de deuda bilateral que pueda conseguir Venezuela, pero sin un cambio de política económica va a ser imposible sostener la situación actual”, agregó Guilarte. (El Nacional)

Fiscalía denunció que PDVSA pagó sobreprecio de $ 25 millones en compra de Lácteos Los Andes

El presidente Hugo Chávez en 2008 elogió al ex ministro Rafael Ramírez y a Petróleos de Venezuela por la adquisición de Lácteos Los Andes, al tiempo que felicitó que a la empresa estatal dedicada al procesamiento de hidrocarburos se le modificarán los estatutos para convertirse también en una corporación agroindustrial y lechera. Sin embargo, ahora las denuncias del fiscal general Tarek William Saab revelan que hubo corrupción en esa transacción y PDVSA al desembolsar 201,5 millones de dólares pagó un sobreprecio de al menos 25 millones de dólares.

“Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía Eléctrica y ex funcionario de PDVSA lideró dicha compra mientras trabajada en la oficina de la Presidencia de PDVSA y a través de una empresa fantasma denominada Lomond Overseas cobró 10 millones de dólares de comisión por la adquisición de Lácteos Los Andesy arregló el pago de 15 millones de dólares para una compañía intermediaria en dicha transacción”, dijo Saab al referirse a este caso.

El fiscal anunció que se solicitará la extradición de este ex funcionario, quien se encuentra detenido en España. “Venezuela es la directamente perjudicada por las acciones de Nervis Villalobos, y es legítima la entrega en los términos que manda la ley de este ciudadano para que sea procesado en nuestro país; y lo más importantes es que estos capitales sean repatriados a Venezuela”, indicó.

Lácteos Los Andes es una empresa productora de leche pasteurizada, yogures, jugos naturales y después de dos años que fue adquirida por PDVSA se optó por ser transferida al Ministerio de Alimentación.  (Petroguía)

Habla Rafael Ramírez, ex hombre fuerte del chavismo enfrentado a Maduro: “No estaba equivocado y las cosas han salido muy mal”

Rafael Ramírez evita revelar dónde se encuentra tras renunciar como embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, pero sí habla de sus discrepancias con el presidente Nicolás Maduro y afirma que “las cosas han salido muy mal” en el país.

“El tiempo juega en favor de lo político, pero juega en contra de nuestra economía. Y es algo que está sufriendo nuestro pueblo todos los días”, dice Ramírez en una entrevista con BBC Mundo.

Este ex vicepresidente y exministro de Petróleo de Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez sostiene que la corrupción es “un problema extendido en todo el país”.

Niega temer que las autoridades venezolanas presenten cargos contra él y sostiene que el arresto por presunta corrupción de decenas de cargos de la petrolera estatal PDVSA, empresa que dirigió durante una década, puede deberse a diferencias internas en el chavismo.

“Se está criminalizando la disidencia y se está estableciendo una forma de hacer política muy mala”, advierte.

A continuación, un resumen del diálogo telefónico con Ramírez, dos días después que dejara su cargo en la ONU.

¿Dónde está usted ahora?

Estoy fuera de los Estados Unidos, por la sencilla razón de que no tengo manera de vivir en los Estados Unidos. Terminé mi puesto como embajador representante permanente.

¿Pero puede decir en qué país se encuentra? A Venezuela no ha vuelto…

No todavía. Probablemente me voy a tomar unos días de calma, porque ha sido una situación compleja. Se le quiere dar como un velo de misterio a todo esto. No hay tal misterio, sino que sencillamente quiero estar un poco más tranquilo, acompasado. La situación política en el país merece que una aproximación se haga con mucha responsabilidad, respeto. Y ahorita las cosas están muy polarizadas allá, así que voy a ir pensando muy bien las cosas.

¿Pero sí piensa volver a Venezuela pronto?

Sí, es lo que deseo. Tengo tres años ya fuera de mi país. Por supuesto.

Usted dijo que fue removido de su cargo por sus opiniones. ¿A qué se refiere?

Tengo una idea muy clara de los problemas que estamos confrontando. Algunos son estructurales, otros son coyunturales. Me tocó desempeñar en el año 2013 la vicepresidencia económica. El marco que se estaba prefigurando, de complicaciones en lo económico, ya tenía elementos para predecir que iba a ser muy malo para el país. En ese momento yo lo advertí, lo escribí, se lo dije a las altas autoridades del Estado, a autoridades del partido, al sector privado.

Teníamos un plan que después fue abortado porque no tuve el apoyo político. De tal manera que la primera razón por la que yo salgo a las Naciones Unidas es porque mis propuestas fueron de alguna manera puestas de lado, entonces no podía estar en el país con el peso específico que tengo en el ámbito económico y político. Mantuve dos años de silencio en las Naciones Unidas, dando tiempo. Lamentablemente no estaba equivocado y las cosas han salido muy mal.

Comencé a escribir y cada artículo mío es muy centrado en el tema económico, la gestión del gobierno, el manejo del petróleo de Venezuela. Eso por supuesto fue molestando a alguna gente, lamentablemente entre ellos al presidente. Estas opiniones siempre las he dicho en privado, en instancias políticas, públicamente.

Pero no puedo callar y si esos artículos produjeron esa molestia, el presidente dijo que no se sentía cómodo con que yo siguiera en las Naciones Unidas, cosa que no tenía nada que ver con el tema económico, porque es un espacio para la defensa del país en el ámbito internacional. Pero obviamente se percibe como una diferencia política insalvable. Y al manifestarme esa molestia el jefe de Estado, no puedo seguir en el puesto. Por eso mi renuncia y lamento que haya sido por mis opiniones políticas.

En su carta manifiesta lealtad a la Revolución venezolana y a Hugo Chávez. ¿El gobierno de Maduro actúa en defensa de eso?

No sé cómo usted percibe la gestión del gobierno, creo que se percibe negativamente. Yo sé que hay muchos sectores que están esperando que dirigentes históricos del chavismo, como es mi caso, que estuve con el comandante hasta el final, demos un salto a la oposición. No creo en el oportunismo político. Soy una persona que me mantendré leal al legado del comandante Chávez.

A mí nadie me va a ver haciendo un coro con los enemigos del país ni con la oposición política. Pero eso sí, no voy a transigir en cosas que estén divorciadas de lo que ha sido el legado del comandante Chávez, por lo cual dio su vida. Uno tiene que ser consecuente con eso, cueste lo que te cueste: poner de lado tu seguridad, tu comodidad, tus privilegios políticos.

¿Maduro ha seguido el camino marcado por Chávez?

No quiero hacer una aseveración de ese tipo porque no quiero entrar en una confrontación con el presidente. Siempre me voy a manejar en el ámbito de la discusión política. Y aprovecho para decir algo: a mí me etiquetaron mi nombre con la palabra “traidor”. Creo que necesitan más de una etiqueta para destruir mi trayectoria al lado del comandante Chávez. Solo basta abordar mis intervenciones, planteamientos, escritos, para ver de qué lado estoy yo. Estoy del lado de Chávez, siempre.

Usted señala discrepancias fundamentalmente en el plano económico. Pero también hay chavistas que han expresado discrepancias con la manera como Maduro ha manejado la crisis política: lo han acusado de excesivo uso de la fuerza, atropellos a derechos humanos, etcétera. ¿Usted lleva también a ese plano sus diferencias con el gobierno?

Yo he señalado en mis escritos primero un repudio absoluto a la violencia. Dije que me parecía que había un sesgo en el manejo de la información. Me decepcionó mucho que los medios internacionales no hubiesen condenado cuando se quemó vivo a venezolanos por parecer chavistas.

Me pongo del lado de la defensa de los derechos del hombre que están plasmados en nuestra Constitución. Y por supuesto que no convalido ningún atropello contra nadie, sea de la oposición o del chavismo. Entiendo que se ha fomentado y se genera una violencia que lo que buscaba eran víctimas como parte de una estrategia política. Es muy lamentable que se haya recurrido a eso.

Pero cuando condena la violencia, ¿también está diciendo que discrepa con la violencia que ejerció el gobierno contra los manifestantes?

Bueno, sí, y el gobierno lo ha sancionado. Creo que nadie del gobierno ha salido a aplaudir la violencia o los excesos cometidos por funcionarios. Lo que pasa es que cuando la violencia la ejerce el Estado, tú sabes quién debe rendir cuentas. Pero cuando la violencia la ejercen grupos paramilitares, grupos encapuchados, grupos que no sabes quiénes son, entonces se impone la mayoría de las veces la impunidad. La impunidad nos hace mucho daño como sociedad.

¿Su salida del cargo está relacionada además a la detención de varios altos cargos de PDVSA acusados de corrupción?

No, no tiene nada que ver. Al contrario, probablemente ese señalamiento contra PDVSA tenga que ver con unas críticas que he hecho a la gestión de PDVSA. Evidentemente tengo un gran conocimiento de la industria petrolera y desde principio de año estoy alertando que nuestra producción de petróleo cayó un millón de barriles al día. Yo cuando estaba en la industria petrolera dejé nuestra producción en tres millones de barriles, un poco más o un poco menos.

Me sorprendí cuando desde principio del año se comienza a reportar a la OPEP que nuestra producción está cercana a 1,9 millones de barriles. Y siento que es mi responsabilidad con el país alertar que algo está pasando. A partir de ahí ha venido una molestia muy grande, porque sé exactamente que ahí hay problemas. Y he tratado de advertirlo. Estoy convencido de que para resolver los problemas del país, no basta solamente con tener un precio adecuado (del petróleo). El precio actual no es catastrófico, se puede manejar. Pero si a eso le sumas que la producción ha caído en un millón de barriles, ahí sí tenemos serios problemas en restablecer nuestro equilibrio. Es cuestión de tomar las decisiones acertadas para que esa producción se recupere en el corto o mediano plazo.

No sé qué está pasando en PDVSA. Tengo cuatro años fuera de la comisión de PDVSA. Pero estoy muy preocupado. Creo que hay un problema de gestión, de decisiones… Hay una conjunción de problemas que nos están afectando mucho.

¿Pero en ese problema de gestión usted incluiría un problema de corrupción?

Sí, pero la corrupción primero no es exclusiva de PDVSA. Si vamos a dar una discusión de la corrupción, el día que yo vea a todas las empresas investigadas, incluyendo las privadas, diría que estamos dando una buena discusión. El tema de la corrupción tiene mucho impacto en nuestro país, desde siempre, porque básicamente nuestra economía se sustenta en captar de la renta internacional del petróleo. Nos entra una cantidad de dinero que no tiene que ver con el desarrollo de nuestras fuerzas productivas. En consecuencia, ni el sector privado, ni el sector público es capaz de absorberlo y transformarlo en algo. Entonces nuestra historia de 100 años lamentablemente ha sido la historia de quién se apropia de la renta petrolera.

Cuando estábamos con el comandante Chávez hicimos lo indecible para que esa renta petrolera por lo menos sirviera para mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo, nuestros índices sociales. Claro que la corrupción es un problema, yo la deploro, pero no es un asunto exclusivo de PDVSA: tiene que ver con el sistema cambiario, el sistema público, el privado, que son los que tienen las instituciones financieras. No puede utilizarse el tema de la corrupción solo para castigar y señalar a nuestra industria petrolera, con lo cual se le hace un gran daño a nuestro país. Se desprestigia mucho al señalar que toda la industria petrolera es corrupta: eso no es verdad.

Hay quienes ven estas decenas de detenciones de altos cargos de PDVSA acusados de corrupción como un ajuste de cuentas dentro del chavismo, por diferencias no desde el punto de la honestidad sino ideológico o con el gobierno. ¿Usted lo ve así?

Me preocupa, y creo que tiene algo de eso. Sobre todo porque ha sido concentrado solo en ese sector. Y eso me preocupa mucho porque entonces nuevamente, como he denunciado en mis escritos, se está recurriendo para el ejercicio de la política a herramientas inadecuadas, se está criminalizando la disidencia y se está estableciendo una forma de hacer política muy mala. Ahorita es PDVSA pero mañana puede ser cualquier otro sector de nuestra sociedad.

Debe presumirse siempre la inocencia, es nuestra legislación. Tiene que demostrarse que se es culpable. Y deben preservarse todos los derechos contemplados en nuestro marco jurídico y nuestra Constitución. No se pueden hacer juicios públicos, sumarios y mucho menos se pueden hacer linchamientos morales.

¿Y usted personalmente teme o tiene indicios de que pueda enfrentar cargos en Venezuela?

Si el gobierno bolivariano, el sector bolivariano o parte de él arremete contra mí en lo personal estarían cometiendo un error gigantesco. No solamente porque soy, como lo dijo muchas veces el comandante Chávez, la cara visible de nuestra política petrolera junto a él, la cara visible de todo un momento en nuestra economía y revolución que trajo innumerables beneficios a nuestro pueblo, sino porque además se equivocan conmigo.

Soy absolutamente inocente de cualquier cargo de corrupción. Más bien, he llevado una vida estrictamente apegado a la conducta de Chávez en cuanto a mi honestidad y mi transparencia. Hemos estado apegados a los más estrictos controles. No tengo nada que temer en cuanto a mi función en la administración pública. Mientras estuve al frente de Petróleos de Venezuela, nuestra empresa fue capaz de captar y entregar al Estado más de 480.000 millones de dólares. Pudimos recuperar nuestra empresa del sabotaje petrolero y colocarla como la quinta empresa petrolera del mundo. Una empresa que haya estado carcomida por la corrupción durante mi gestión no sería capaz de operar de esa manera. Ahora, la situación actual es preocupante. El último año que yo estuve le entregué al Estado 45.000 millones de dólares. Se ha estado entregando solamente 8.000 millones de dólares. Ahí está buena parte de los problemas que tenemos.

Entonces sí le preocupa la posibilidad de que el gobierno o la fiscalía presenten cargos en su contra…

No. Lo veo remoto, a menos que sea definitivamente un enfrentamiento político contra mí. Pero no hay nada. Y yo tomé la previsión de tener un respaldo electrónico de todos los documentos de mi gestión. No tengo nada que temer.

Nuestra industria petrolera es un holding de 234 empresas y cada empresa tiene sus mecanismos de control. Entenderá que yo no podía estar pendiente de cualquier contratación. Son más de 100 mil contratos que se hacen permanentemente.

Hay reportes de que Estados Unidos le propuso un trato para colaborar con investigaciones de actividades ilícitas en Venezuela. ¿Qué puede decir de eso?

Eso es falso. He escuchado esos rumores, sobre todo de gente que quiere romper la unidad del chavismo y acabar moralmente con los dirigentes. Todo el mundo conoce muy bien quién soy yo. Lo invito a que vea además mis intervenciones en el Consejo de Seguridad (de la ONU). Nadie me puede acusar de que sea una persona que ha pactado, ni con los Estados Unidos, ni con nadie. Mi lealtad está con mi país y mis ideas. Por mis ideas soy capaz de correr cualquier riesgo. Eso es lo que estoy haciendo y voy a hacer.

Si no le preocupa la posibilidad de enfrentar cargos, ¿por qué no se puede saber dónde se encuentra y no ha vuelto a Venezuela?

¿Para qué? Acabo de salir el lunes. Hoy es miércoles. No me puedo quedar en Estados Unidos, porque no tengo dónde vivir en Estados Unidos, ni tengo recursos.

Pero no puede decir dónde se encuentra ahora…

No quiero. Me parece que no es relevante. No es ningún problema.

¿Qué le diría a Maduro?

No solamente al presidente, sino también a todos los compañeros que tienen tan altas responsabilidades. El llamado que le haría a todos es no caer en la provocación de abusar del poder, sino escuchar todas las voces, sobre todo las opiniones como las mías que tienen la intención de ayudar a que prevalezca el proyecto bolivariano sobre cualquier otra posibilidad.

El discurso hasta ahora del gobierno y el presidente es que los problemas de Venezuela se deben a una “guerra económica” contra Venezuela. Usted lo que está diciendo es que también hay problemas internos que el gobierno no está resolviendo…

Eso ha sido parte fundamental de la molestia que tienen conmigo. Hay una actuación exógena sobre nuestro país: sectores de nuestro sector productivo privado que no han ayudado para nada porque creen que es la oportunidad de acabar con la revolución bolivariana. Y hay sectores internacionales, es evidente: he sido testigo de cómo actúan grandes circuitos financieros colocando en situaciones de riesgo al país.

Pero también hemos debido tomar una cantidad de medidas que fueron advertidas por mí, y por eso siento una responsabilidad. No va a ser una tarea fácil. En la medida que se sigue deteriorando la economía, se deterioran también los términos de percepción. El tiempo juega en favor de lo político, pero juega en contra de nuestra economía. Y es algo que está sufriendo nuestro pueblo todos los días. Y eso me da dolor y me indigna.

¿Hasta qué punto la corrupción en el gobierno es un problema para Venezuela hoy?

Es un problema extendido en todo el país. Donde existe un funcionario público que se corrompió es porque existen al menos cinco agentes privados que se están beneficiando. Cuando hay una manipulación con el mercado paralelo financiero, son solo las instituciones bancarias privadas y públicas que tienen esa capacidad inmensa de recursos.

Creo que buena parte de los ataques contra mí, vienen incluso de esos sectores, de ambos lados que saben que mi programa, mi propuesta pasaría por una rectificación de todos esos errores.

¿Aspira a ser presidente de Venezuela?

Ahorita no estamos para hablar de eso. Hay que interponer cualquier cosa personal a tratar de buscar un acuerdo para resolver este asunto. Hubiera querido seguir defendiendo a nuestro país, sobre todo en estos momentos tan importantes. Pero bueno, si tengo que hacerlo lo haré. Y me seguirán escuchando. (BBC)

ENTREVISTA-Venezolano Rafael Ramírez critica esfuerzos por vincularlo con corrupción

Rafael Ramírez, quien fuera uno de los hombres fuertes del sector petrolero en Venezuela y recientemente forzado a dejar su cargo como embajador ante la ONU, dijo el miércoles que un eventual intento del Gobierno de acusarlo en una investigación por corrupción sería “una de las peores maniobras políticas”.

Las fricciones entre Ramírez y el presidente Nicolás Maduro reflejan las crecientes fisuras en el partido gobernante, que permaneció firmemente cohesionado bajo el mando del fallecido líder Hugo Chávez. Los choques se dan en medio de una profunda recesión económica en el país y sanciones impuestas por Estados Unidos a lo que considera una “dictadura”.

Ramírez, quien habló con Reuters desde una ubicación no revelada tras ser desplazado la semana pasada de su puesto de embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, dijo que espera el momento adecuado para volver a su país.

El ingeniero de 54 años agregó que todavía no decidió si lanzará una candidatura para la elección presidencial de 2018, en la que Maduro buscaría mantenerse en el poder por otro mandato.

Hasta ahora, la investigación se ha enfocado en la petrolera estatal PDVSA, liderada por Ramírez por más de una década. Autoridades han acusado a más de 100 personas, entre ellas dos expresidentes de la compañía que también fueron ministros de Petróleo durante el mandato de Maduro.

“(Si van contra mí) sería una de las peores maniobras políticas para destruir una figura relevante del Gobierno de (el fallecido presidente Hugo) Chávez”, dijo Ramírez en una entrevista con Reuters.

Además sostuvo que no ha sido contactado por fiscales de Venezuela o Estados Unidos que investigan casos de corrupción relacionados con PDVSA y sus subsidiarias, algunos de los cuales ocurrieron cuando él estaba al mando de la estatal.

“No estoy vinculado a ningún hecho de corrupción, me he cuidado mucho de seguir los mecanismos de control y el rendimiento de cuentas”, aseguró.

Ramírez destacó que si los investigadores apuntan a él o a sus familiares más cercanos, está dispuesto a dar pelea. “Ese escenario sería insólito. Quien pretenda atacar a mi familia, me va a encontrar de frente. Pero confío en las instituciones”, sostuvo.

Diego Salazar, un familiar de Ramírez, fue detenido la semana pasada acusado de corrupción y lavado de dinero.

El exfuncionario dijo que las acusaciones de corrupción no deberían ser tomadas a la ligera porque dañan la reputación de PDVSA y su capacidad para recuperarse de una profunda caída de la producción. El bombeo de crudo de Venezuela se desplomó este año a su menor nivel en casi tres décadas.

“Me preocupa que se enfoquen en hacer ver que la corrupción es sólo un problema de PDVSA (…) Es muy difícil señalar responsables a quemarropa (…), sería un error usar esta lucha contra la corrupción –un problema que nos ha afectado como sociedad- y concentrarla sólo en PDVSA de manera ligera con fines políticos”, explicó. (Reuters)

Precios del petróleo cierran a la baja tras caída de reservas de EEUU

El petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este miércoles un 2,88 % y cerró en 55,96 dólares el barril tras conocerse una fuerte caída de las reservas semanales de crudo en EE.UU. pero un aumento inesperado de los inventarios de gasolina.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en enero, el mes de referencia, cayeron 1,66 dólares con respecto al cierre anterior.

El petróleo de referencia en el país cayó con fuerza y perdió la barrera de los 56 dólares después de conocerse una caída de las reservas semanales de crudo que superó las previsiones de los analistas y un inesperado aumento de las reservas de gasolina.

El Departamento de Energía publicó que las reservas de petróleo cayeron la semana pasada en 5,6 millones de barriles, hasta los 448,1 millones, muy por encima de los 2,5 millones que habían calculado los expertos.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica de 662,7 millones de barriles, se situó en 1.912,3 millones de barriles, por debajo de los 1.927,3 millones de la semana precedente.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en enero bajaron casi 6 centavos hasta 1,66 dólares el galón, tras conocerse que sus reservas subieron la semana pasada 6,8 millones de barriles, hasta 220,9 millones de barriles.

Finalmente, a la espera de conocer mañana el estado de sus inventarios, los contratos de gas natural para entrega en el mismo mes subieron casi 1 centavo y acabaron en 2,92 dólares por cada mil pies cúbicos.

Por otro lado, el barril de petróleo Brent para entrega en febrero cerró en el mercado de futuros de Londres en 61,29 dólares, un 2,49 % menos que al término de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con una caída de 1,57 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 62,86 dólares.

El precio del Brent retrocedió tras conocerse que las reservas de petróleo de Estados Unidos cayeron la semana pasada en 5,6 millones de barriles, cifra superior a la que preveían algunos analistas.

Se trata de la segunda caída pronunciada esta semana del crudo europeo, que el lunes perdió un 2 %, a pesar del optimismo que infundió en el mercado el pasado jueves el acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros grandes productores para extender sus limites a las extracciones. (El Mundo)

Precios del petróleo sin variaciones ante estabilidad del mercado de EUA

Los precios del petróleo de referencia se mantenían estables este jueves ya que una caída en las reservas de crudo de Estados Unidos fue contrarrestada por el aumento de la producción y de las existencias de combustible.

Los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron en 5.6 millones de barriles en la semana al 1 de diciembre, para ubicarse en 448.1 millones de barriles, por debajo de los niveles estacionales en 2015 y 2016.

Las existencias del hidrocarburo registraron otra disminución mayor a la esperada, de acuerdo con la Administración de Información Energética (EIA) y el privado Instituto Americano del Petróleo (API).

Las existencias del hidrocarburo registraron otra disminución mayor a la esperada, de acuerdo con la Administración de Información Energética (EIA) y el privado Instituto Americano del Petróleo (API).

Sin embargo, ha habido una acumulación en otros tipos de productos energéticos, como la acumulación de las gasolinas y el diesel, entre otros, lo que ha impedido que el petróleo crudo se recupere.

La reapertura del oleoducto Keystone también ha mantenido a los operadores conscientes de una acumulación potencial en el futuro, a medida que más barriles de petróleo volverán a fluir de Canadá a las refinerías de Estados Unidos.

La toma de beneficios después de la reunión de la OPEP también parece estar en juego hasta ahora, incluso cuando el cártel en realidad extendió su acuerdo hasta finales de 2018.

Muchos operadores todavía son cautelosos de que una posible revisión en junio próximo podría llevar a que el acuerdo se cancele por completo si el mercado se está sobrecalentando entonces.

“Los operadores estaban más preocupados por el fuerte aumento en los inventarios de gasolina”, dijo Stephen Innes, jefe de operaciones de Asia-Pacífico en la corredora de futuros OANDA en Singapur.

Las existencias de gasolina subieron 6.8 millones de barriles, para situarse en 220.9 millones de barriles, según el informe de la Administración de Información Energética (EIA), mucho más que las expectativas de los analistas que esperan una alza de 1.7 millones de barriles.

La producción de crudo de Estados Unidos aumentó en 25 mil barriles por día (bpd) a 9.71 millones de bpd, la más alta desde las cifras mensuales que muestran que Estados Unidos produjo más de 10 millones de bpd a principios de los años 70.

El aumento de la producción de Estados Unidos amenaza con socavar los esfuerzos liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia para equilibrar la producción y la demanda tras años de exceso de oferta.

Este jueves, el barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en febrero se cotizaba en 61.29 dólares al inicio de la sesión (08:00 GMT) en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

El Brent subía siete centavos de dólar (0.11 por ciento) respecto al cierre previo del pasado miércoles, de 61.22 dólares por barril.

En tanto, el crudo estadunidense West Texas Intermediate (WTI) para entregas en enero, también a las 08:00 GMT, se mantenía sin cambios y se cotizaba en 55.95 dólares.

Por su parte, la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se cotizó el miércoles en 60.73 dólares, una baja de 14 centavos de dólar (0.23 por ciento) respecto al cierre del lunes, informó el cártel. (20 Minutos)

Fitch advierte sobre un potencial impago de Citgo y rebaja su calificación a “CCC”

Fitch Ratings advirtió este lunes que Citgo Petroleum se encuentra en riesgo potencial de entrar en incumplimiento, luego de los arrestos contra los principales directivos de la empresa de refinación con sede en Houston realizados por el gobierno bolivariano en Caracas.

Fuente: Chron.com / traducción libre de LaPatilla.com

La principal agencia de calificación crediticia rebajó a Citgo y la colocó en una lista de vigilancia negativa con una calificación de “CCC” que describe a Citgo como en “riesgo crediticio sustancial con una posibilidad real de incumplimiento”, la empresa venezolana fue degradada desde una “B-“, que la calificaba como en un riesgo altamente especulativo, lo que todavía funcionaba bien desde el punto de vista financiero.

Los funcionarios de Citgo no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Citgo es una empresa estadounidense con más de 100 años de historia que fue adquirida por la empresa petrolera estatal de Venezuela hace casi 30 años. Citgo ahora actúa como el brazo de refinación y comercialización de gasolina de los EEUU de Venezuela.

El mes pasado, el gobierno venezolano arrestó a seis de los principales ejecutivos de Citgo con sede en Texas, incluidos cinco ciudadanos estadounidenses, por cargos de malversación y corrupción, e instaló a Asdrúbal Chávez como su nuevo presidente y CEO, primo del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Fitch señaló que Citgo podría enfrentar un incumplimiento el próximo año de un préstamo de más de 600 millones de dólares, la calificadora también señaló como causantes de la rebaja el deterioro de la inestabilidad política en Venezuela y la posibilidad de un aumento de las sanciones de Estados Unidos sobre el país.

Citgo posee refinerías de petróleo en Corpus Christi, Lake Charles, Louisiana e Illinois. La compañía también tiene aproximadamente 160 estaciones de servicio en el área de Houston, y aproximadamente 5,500 a nivel nacional en los Estados Unidos. (La Patilla)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas