Las 8 noticias petroleras más importantes de hoy #15Mar

petroleoymineria-1

 

Venezuela informó a la OPEP que producción petrolera cayó 22.000 barriles en dos meses de 2016

El informe de marzo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo indica que la producción de Venezuela al cierre de febrero está 11% por debajo del volumen que se extraía hace un año y señala –con datos suministros por las autoridades de ese país- que en sólo dos meses de 2017 se registra una caída de 22.000 barriles. En específico se indica que el nivel de extracción de crudo está en 2 millones 248.000 barriles al día, lo que en números absolutos muestra una baja de 281.000 barriles cuando se compara febrero de este año con el mismo mes de 2016. El mismo reporte reseña los datos de fuentes secundarias como la Agencia Internacional de Energía y Petrolleum Intelligence que indican una disminución mayor –por el orden de 47.000 barriles por día- al punto que los niveles de extracción de crudo descendió a menos de 2 millones de barriles . En lo que respecta a la cantidad de taladros de perforación en operación el dato de febrero señala un alza de tres unidades para cerrar en 96 equipos que estaban operativos, pero la tendencia apunta hacia una reducción si se toma en cuenta que el año pasado se sumaba 100 en operación y en lo que ha transcurrido de 2017 se coloca en menos de la centena (Petroguía)

 

Hace 15 años la “nómina mayor” de Pdvsa puso en marcha su plan golpista

El 15 de marzo de 2002, la alta gerencia de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se declaró en paro, como parte de un plan orquestado para desestabilizar a la nación y justificar acciones golpistas con el fin de derrocar el proceso revolucionario. De este modo, el sector gerencial de Pdvsa, conocido como la “nómina mayor”, comenzó las primeras acciones que condujeron al golpe del 11 de abril, con la excusa de que la intervención del Estado en la petrolera, reconocida como la empresa más estratégica del país, terminaría por quebrarla. El llamado a paralizar las actividades, se produjo en protesta por la reciente designación de una nueva junta directiva, presidida por Gastón Parra Luzardo, debido a que la anterior— liderada por Guaicaipuro Lameda— había convertido a la compañía en una “caja negra” de donde no salían informes sobre la venta de crudo a bajos precios y altos gastos que no eran justificados. Esta cúpula gerencial, con sueldos y beneficios cotizados muy por encima de la media, manejaban lo que el comandante Hugo Chávez llegó a llamar un Estado dentro de otro Estado, debido a su negación de rendir cuentas y asumir instrucciones del Gobierno nacional, que había propuesto incrementar los impuestos existentes y cobrar otros nuevos a las transnacionales petroleras que operaban en el país.  Además, este grupo se oponía a la propuesta del Ejecutivo de cambiar la política de sostener grandes cuotas de producción a bajos precios (en ese entonces el precio del barril oscilaba entre 5 y 7 dólares), por la de ajustar el bombeo de crudo, como medida para impulsar el incremento del precio del barril y de los ingresos nacionales. Estos cambios formaban parte de Ley Orgánica de Hidrocarburos, promulgada en 2001, a través de la cual se elevaban las regalías que debían pagar las transnacionales al Estado venezolano y se recuperaba el control de Pdvsa, para servir a las necesidades del pueblo. De este modo, se incrementó en 30% los tributos de las compañías extranjeras por las actividades extractoras y en 51%, como mínimo la participación del Estado en las sociedades mixtas con empresas extrajeras. Esta Ley se oponía a los intereses de la derecha, ya que hasta 1999 la principal empresa del país cumplía un papel de satélite económico de la economía norteamericana, puesto que se encargaba de suministrar todo el petróleo que este país necesitara para sostener su aparato industrial y militar. Posterior, al fracaso del paro patronal convocado por la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), y del golpe de Estado del 11 de abril, que fue derrotado por la unión cívico militar, los sectores de la derecha emprendieron, entre finales de 2002 y principios de 2003, un nuevo paro empresarial, que incluyó todas actividades de extracción, transporte y comercialización de Pdvsa. Con este plan la derecha se propuso desabastecer el mercado interno, detener la exportación de crudo y  generar desabastecimiento de los alimentos para propiciar un estallido social y la quiebra del Estado. Esta acción criminal que afectó el sector económico del país durante 63 días y dejó pérdidas por más de 20 mil millones de dólares, marcó el inicio del proceso de recuperación de la estatal, que dejó atrás su visión mercantilista, y se convirtió en un instrumento para impulsar una política nacional, popular y revolucionaria, que tiene como norte  promover el desarrollo social de los venezolanos. (AVN)

 

La paciencia de los jubilados Pdvsa

Alguien dijo por ahí que la paciencia tiene un límite y eso justamente es lo que deseamos que no pase en el caso de los jubilados de Pdvsa, sus filiales y la industria Petroquímica Nacional. Si por paciencia aceptamos el concepto que maneja la página de internet Wikipedia de verdad que estamos en lo cierto, quienes apostamos a esta virtud para el logro de los objetivos del colectivo de jubilados de la industria petrolera nacional y sus filiales. “La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algo bien.” Es justamente bajo este precepto que nos hemos movido ante el Estado venezolano y sus instituciones (Defensoría del Pueblo, Fiscalía y Contraloría General de la República), el colectivo de jubilados de Pdvsa, sus filiales y Pequiven. El objetivo no ha sido otro que el de hacer valer nuestros derechos y reclamar justas reivindicaciones laborales, las cuales han sido arrebatadas por la Junta Directiva de la primera empresa petrolera del país y la Junta Administradora del Fondo de Pensiones de los Jubilados, a un importante grupo de trabajadores venezolanos. El tiempo ha ido transcurriendo y las tácticas dilatorias y los contratiempos prefabricados, han impedido el avance de un acuerdo justo y satisfactorio para un colectivo que supera los 28 mil jubilados de Pdvsa. Bastante hemos insistido por diversos medios y las redes han estado a reventar con las opiniones de los jubilados que ya no soportan medidas con pañitos calientes y medias verdades, para ocultar una realidad que ronda lo jurídico y la buena fe de la dirigencia de la principal industria del país, recientemente removida por el Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros. Se trata de una acción que hay que señalar de mala fe, sin entrar en calificaciones, las cuales ameritarían una acción de corte jurídico; incluso ante los entes de justicia de nuestro país, porque los hechos que fundamentan la razón del colectivo de jubilados de Pdvsa, así lo revelan. Hemos sostenido que ante la situación económica que atraviesa el país y que afecta a todos los sectores y en especial las clases trabajadoras del país, los jubilados petroleros no somos la excepción. Desde los tiempos de la IV República y ahora también en la llamada V República, el colectivo de jubilados petroleros ha sido visto – además con la complicidad de los antiguos directivos de sus gremios como Ajip-Cenajip (afortunadamente reemplazados) – como unos ciudadanos de segunda que podrían arreglarse con cualquier dádiva o un baño de manguera, representado en un mísero bono salarial. La tradición parece no haberse perdido desde las trasnacionales y la injusticia se ha repetido una y mil veces, hasta tener que casi suplicar, los directivos de la representación de los jubilados, AJIP- Cenajip, para ser atendidos por la Junta Administradora del Fondo de Pensiones de los Jubilados Pdvsa y por la Gerencia Corporativa de RRHH de la citada empresa. Los jubilados de Pdvsa y Pequiven a diferencia de otras empresas del Estado venezolano, constituimos legalmente un Fondo con los ahorros de los trabajadores y aportes de la empresa, para amortiguar a futuro sus jubilaciones y las homologaciones a la pensión; la cual en situaciones como la actual, podría muy bien amortiguar los altos índices de inflación y los altos costos de los productos de primera necesidad y alimenticios. Con este espíritu fue creado un ente autónomo y de criterio financiero, a los más altos niveles del mercado bursátil (manejado incluso en divisas extranjeras) que ha generado numerosas ganancias en los haberes e intereses (así como propiedades inmobiliarias) y altos rendimientos, los cuales pertenecen única y exclusivamente a sus financistas; es decir, los jubilados de la industria petrolera y petroquímica nacional. Por razones que muy bien podrían ser dilucidadas en instancias jurídicas del país, fueron violentados sus estatutos y cambiados los objetivos del Fondo, para pasar a ser manejados con el criterio gerencial de los directivos de Pdvsa de turno y no por los auténticos propietarios de sus haberes, el colectivo de jubilados (no presente en la Junta Administradora como Asamblea). A la par de la anterior situación, la cual podría representar un presunto arrebato de dinero perteneciente al colectivo de jubilados, en sus haberes y en sus bienes se han generado intereses en su administración (Ver caso de demandas en los EEUU, con el reconocido representante Illaramendi, autorizado por un ex presidente de Pdvsa) donde ha estado en riesgo el Fondo de los Jubilados. Hoy, ante la anterior situación, la cual es un reclamo legítimo del colectivo de jubilados de Pdvsa y Pequiven, para el pago total de los intereses de los años 2014, 2015 y 2016, se suma la oprobiosa decisión de una Resolución de la Junta Directiva de Pdvsa y la Gerencia Corporativa de RRHH, para aprobar una homologación excluyente. La homologación se hizo efectiva a partir del 1º de enero del 2016 para los trabajadores de la industria, dejando por fuera como la guayabera, a más de 28 jubilados de Pdvsa, filiales y Pequiven. El reclamo se hace cada vez más justo y evidente ante las máximas instancias del Estado venezolano, así como ante el Primer Magistrado Nacional, el Presidente Nicolás Maduro quien a estas alturas debería ya haber intervenido, porque ha sido bien informado sobre el asunto y de matices laborales involucrados, los cuales él muy bien conoce. En conclusión, como la paciencia tiene un límite, emplazamos nuevamente a las nuevas autoridades de Pdvsa, a la Junta Administradora del Fondo de Pensiones, a la Gerencia Corporativa de Recursos Humanos, a la Fiscalía General de la República, a la Defensoría del Pueblo, a la Contraloría General de la República y al propio Presidente Nicolás Maduro, para que hagan justicia ante este legítimo reclamo del colectivo de jubilados de la Industria Petrolera y Petroquímica del País. ¡La paciencia se agota y tiene un límite! (Aporrea)

 

OPEP redujo su producción a 31,95 millones de barriles diarios

A 96,31 millones de barriles de petróleo diarios se incrementará la demanda mundial de crudo en 2017, de acuerdo a las previsiones registradas por la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), en su informe mensual de marzo del año en curso. “Para 2017 se prevé que el crecimiento de la demanda de petróleo, será de alrededor de 1,26 millones de barriles al día, superior en 70.000 barriles diarios (mbd) a las proyecciones del mes anterior”, calcula la Organización. De igual manera, el grupo estimó que este año la demanda de crudo de la OPEP, se ubicará en 32,4 mb/d, “alrededor de 0,7 mb/d mayor que en el año en curso”, se lee en el reporte. Un porcentaje importante del crecimiento de la demanda del hidrocarburo, acotan, se registrará en países asiáticos como India y China, así como en las naciones que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), entre los que destacan Alemania, Bélgica, Dinamarca, Reino Unido, Francia, Australia y Holanda. Este informe técnico es optimista respecto a la evolución del acuerdo suscrito en diciembre en Austria, consideran que como resultado de éste, “el impulso del mercado es positivo y continuo”, indican. No dejan de lado, sin embargo, la previsión de que “los productores ajenos al grupo aumentarán este año su producción en 400.000 barriles diarios, para contabilizar 57,74 millones de barriles por día, lo que representa un total de 160.000 barriles más que la cifra registrada en febrero (…) Esta previsión se debe principalmente a mayores expectativas en la producción de arenas bituminosas en Canadá, y a un mayor crecimiento en el bombeo de los Estados Unidos”, apuntan. En el informe, estima la OPEP que Rusia producirá en 2017 hasta 11,08 millones de barriles al día, equivalente a cincuenta mil por encima del volumen diario “que figuraba en las previsiones de febrero”. Por cierto que en los esfuerzos por reforzar la solidez de los acuerdos, el secretario general de la Organización, Mohammed Barkindo, informó que extremará las diligencias que haya lugar para sumar a otros países productores al convenio de recorte de cuotas. Este martes, por otra parte, el ministro de Petróleo iraní, Biyán Zangané, informó que su país tiene toda la disposición de congelar la producción de crudo en 3,8 millones de barriles diarios, si los productores miembros de la OPEP “cumplen con el acuerdo” y prorrogan el convenio para la segunda mitad del 2017. Es importante destacar que las naciones productoras integrantes de la OPEP y aquellas que no lo son, afinan los mecanismos de seguimiento del plan de recorte de cuotas acordado  a finales de 2016. En este sentido, la Organización informó ayer que el mes pasado los 13 países que conforman el grupo alcanzaron una producción total de  31,95 millones de barriles diarios, esta cifra equivale a una reducción que supera el millón de barriles, con respecto a los 33 millones del año pasado. Como se recordará, en el convenio de Viena las naciones miembro de la  Organización suscribieron, por unanimidad, el compromiso de sustraer del mercado 1,2 millones de barriles diarios, con el objetivo de impulsar los precios y estabilizar el mercado. Se contabiliza en más de 86% el cumplimiento del convenio, al que luego se sumaron naciones no OPEP, las cuales fijaron su meta de recorte en 558.000 bdp. El próximo  lunes 27  el Comité de Monitoreo Ministerial, del que forma parte Venezuela, Kuwait, Argelia, Omán y Rusia, se encargará de cotejar y validar el alcance de los logros del acuerdo. Establece el informe OPEP la relevancia de  éste, en marcha desde enero del año para el equilibrio de los precios en el mercado, y el impulso de la cotización de crudo, en el crecimiento, además, de la economía global. “El aumento de los precios ha proporcionado apoyo vital para las economías de varios países(…) ha levantado positivamente inflación en las economías avanzadas a niveles más saludables, proporcionando a grandes bancos centrales, espacio para normalizar su política monetaria(…)El comercio mundial tiene también probabilidad de beneficiarse de precios más estables de la materia en el año 2017”. Determina la OPEP que “el Producto Interno Bruto (PIB) global experimentará este año un incremento de 3,2%”. “Un crecimiento económico superior a lo previsto puede provenir de los Estados Unidos y la zona del Euro, así como Japón hasta cierto punto. Upside potencial existe también en las economías emergentes de China, India, Brasil y Rusia”. Según portales como AFP, “los precios del petróleo retrocedían de nuevo el martes al cierre de los intercambios europeos tras el informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que redujo el entusiasmo de los mercados (…)el Brent para entrega en mayo valía 50,44 dólares, 91 céntimos menos con relación al cierre del lunes. El WTI cedía $ 1,08, hasta 47,32 dólares”, apuntan (El Universal)

 

Pronostican la subida inevitable del precio del petróleo en los próximos años

La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha publicado un nuevo informe en el que señala que los tres años de drásticos recortes en la inversión en la industria energética debido a la crisis en los precios del petróleo podrían provocar una escasez en el suministro de petróleo dentro de pocos años. Cuando los precios del petróleo se derrumbaron en 2014, los productores de petróleo no tardaron en recortar sus gastos. La inversión global en petróleo y gas se redujo en un cuarto en 2015 y el año pasado, según estimaciones de la AIE, provocando la paralización de un número considerable de proyectos, particularmente los de más envergadura. Así, la fuerte desaceleración de las inversiones entre 2014 y 2016 podría dar lugar a que una muy limitada oferta de crudo llegue al mercado hacia finales de esta década. Perspectivas para el petróleo de esquisto: La oferta empieza a regresar con el aumento de la producción del petróleo de esquisto estadounidense. El país norteamericano ha añadido al mercado más de 500.000 barriles al día desde el verano pasado, mientras que los demás productores siguen aumentando su actividad. Pero incluso con esta recuperación incipiente en la producción, este año estará muy lejos de las cifras de inversión observadas antes del colapso petrolero de 2014. Además de eso, la AIE alerta que ni siquiera la reactivación de la producción estadounidense a precios más bajos será suficiente para superar la escasez de suministro para el año 2020. Una demanda en aumento: Una de las predicciones más reveladoras de la agencia es que la demanda de petróleo continúe aumentando sin interrupción, acabando por superar finalmente a la oferta. La AIE pronostica que la demanda mundial alcance los 104 millones de barriles por día en el año 2020. La demanda mundial de petróleo creció en 2 millones de barriles por día en 2015 debido a los bajos precios, y en 1,6 millones de barriles en 2016. Se prevé que hasta el año 2022 la demanda aumente en un promedio de 1,2 millones de barriles anuales. En pocos años, la India se convertirá en la mayor fuente de crecimiento de demanda rebasando a China. El papel de la OPEP El mercado petrolero podría pedir un suministro mucho más alto que el que ofrece la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), lo que obligaría al grupo a utilizar su capacidad ociosa (la capacidad de subir o bajar el suministro a corto plazo) hasta reducirla a menos de dos millones de barriles diarios. La AIE advierte que, a menos que nuevos proyectos de inversión reciban luz verde de las compañías de exploración, la capacidad de reserva de la OPEP caerá a niveles bajos y los precios del petróleo aumentarán drásticamente. En el marco de la OPEP, la mayor parte de nuevos suministros podrían venir también de los principales productores de Oriente Medio de bajo costo, entre ellos Irak, Irán y los Emiratos Árabes Unidos, mientras que los de otros productores como Nigeria, Argelia y Venezuela declinarán. Por su parte, se prevé que la producción de Rusia se mantenga estable durante los próximos cinco años. ¿Y los precios? Así, el mercado petrolero de hoy en día nos ofrece una demanda creciente y una escasez de nueva oferta. La superación de esta brecha dependerá en mayor parte de la producción del petróleo del esquisto. Según la AIE, la extracción de este tipo de petróleo verá un crecimiento significativo, aumentando anualmente 1,4 millones de barriles por día hasta 2022, suponiendo que los precios del petróleo sean de 60 dólares por barril. (La Comunidad Petrolera)

 

Petrolera rusa dice que los recortes de la OPEP no podrán ampliarse

La Petrolera rusa Rosneft gigante asegura que hay una falta de voluntad entre los principales firmantes del acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo OPEP / no-OPEP y la producción de esquisto de Estados Unidos (EEUU) lo que implica riesgos para una posible extensión del contrato de suministro de recorte global. ” Creemos que en la dinámica de la demanda mundial de petróleo a largo plazo y la reducción de la inversión durante el período de precios ultra bajas va a equilibrar el mercado, pero que el riesgo de una guerra de precios reanudar restos, ” dijo un portavoz de la compañía. OPEP y 11 productores no-OPEP acordaron en noviembre para reducir su producción de petróleo crudo colectiva por casi 1,8 millones de barriles por día entre enero y junio, con la OPEP de afeitado de alrededor de 1,2 millones de barriles por día, y los productores no-OPEP – liderado por Rusia – roza otra de 558.000 barriles por día . El acuerdo había mantenido precios por encima de $ 50 por barril antes de WTI cayó por debajo de $ 50 el barril la semana pasada por primera vez desde diciembre. Esta caída ha aumentado aún más la especulación de si el acuerdo debe o se extendería más allá de su fecha de vencimiento original a fines de junio, dado el aumento de esquisto en EEUU. A pesar de que la OPEP está programada para decidir sobre una posible ampliación en mayo, estimaciones y conjeturas son muchas, y ahora Rosneft ha expresado su punto de vista ya que al comienzo Rosneft describió el acuerdo como viables, ahora se cree que la estabilización a largo plazo de los precios debería implicar no sólo a los productores, sino también consumidores y los reguladores clave, lo cual es muy poco probable dada la actual turbulencia política y económica mundial. Explica que existe el riesgo de que el acuerdo no será extendido, debido tanto a las posiciones de los principales participantes, así como de esquisto de Estados Unidos, que es poco probable que tenga un gran deseo de unirse a cualquier acuerdo de recorte de producción en un futuro previsible (Energía 16)

 

Arabia Saudita aumenta producción y pone en riesgo recuperación de precios

A pesar de que en enero Arabia Saudita recortó su producción de petróleo en más de 700.000 barriles diarios para cumplir con el acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, en febrero la nación volvió a aumentar lo producción, lo que hizo reavivar las dudas sobre la efectividad de los recortes y provocó un descenso de los precios del petróleo. Los datos que envía el gobierno de Arabia Saudita a la OPEP indican que mientras en enero el país produjo 9,74 millones de barriles de petróleo por día, en febrero subió a 10,01 millones de barriles diarios. Las cifras recogidas en el más reciente reporte de la OPEP muestran que el bombeo de Arabia Saudita sigue dentro de los límites establecidos en el acuerdo, pues se fijó que el país podía producir un máximo de 10,05 millones de barriles por día. Sin embargo, la decisión encendió las alarmas. “Pareciera que Arabia Saudita, que es el productor de ajuste, le está enviando un nuevo mensaje al mercado. El precio del petróleo había estado subiendo porque se veía con buenos ojos que disminuyera su bombeo, pero eso ha cambiado y es preocupante”, aseguró Luis Oliveros, economista y analista petrolero. El economista Pedro Palma, profesor emérito del Instituto de Estudios Superiores de Administración, considera que es probable que Riad haya cambiado de decisión por temor a perder su cuota de mercado ante un posible aumento de la producción de petróleo no convencional. Añadió que en vista de que el nuevo gobierno de Estados Unidos está impulsando la eliminación de una serie de regulaciones, ese país puede incrementar los niveles de producción y la actividad petrolera en su conjunto. “Hay la percepción de que lo que está en el panorama es un proceso de aumento de oferta, más que de alza de precios. Puede ser que Arabia Saudita nuevamente esté pensando en que no puede perder cuotas de mercado”. Tras conocerse el reporte de la OPEP los precios bajaron. En el mercado de Nueva York el barril de light sweet crude o WTI bajó 68 centavos y se ubicó en 47,72 dólares, mientras que en Londres el barril de Brent cedió 43 centavos y quedó en 50,92 dólares. Los precios habían venido cayendo desde el miércoles de la semana pasada, entre otras cosas, por los amplios suministros globales, principalmente en Estados Unidos. Baja nacional. El informe de la OPEP también muestra que Venezuela, uno de los países que más impulsó el acuerdo de recorte de la OPEP, no ha cumplido a totalidad su cuota de reducción.A pesar de que se combinó que el país produciría a partir de enero 1,97 millones de barriles por día, el primer mes del año el bombeo cerró en 2 millones de barriles por día y en febrero se situó en 1,98 millones de barriles al día. Es decir, que el mes pasado solo se cumplió el recorte en 84%. Oliveros y Palma coinciden en que muy pronto Venezuela va a bajar aún más su producción, pero no necesariamente para cumplir con el acuerdo, sino porque la industria no puede producir más. “No me extrañaría que la producción caiga con más profundidad, no para  apuntalar precios sino porque la industria está mal y eso es por el pésimo manejo que ha tenido Pdvsa en los últimos años”, dijo Palma. El economista Luis Oliveros recordó que a Venezuela es uno de los países a los que más les afecta la caída en los precios del petróleo por la situación económica del país. Dijo que por cada dólar que pierde la cesta petrolera venezolana, la nación deja de percibir 600 millones de dólares. “Pensábamos que este año el barril podía estar en 45 dólares promedio, ahora creemos que puede estar incluso en 40 dólares. Eso significa que el país dejaría de recibir 3 millardos de dólares”. Insistió en que aún cuando el precio suba, la caída de la producción seguirá perjudicando las exportaciones. “El drama de la escasez de divisas va a continuar este año, eso hace que el pago de la deuda se vuelva insostenible. No digo que el país dejará de pagar, pero será necesario que se sienten a renegociar o aumenten la producción petrolera de manera importante”. (El Nacional)

 

Caída del petróleo afecta a Wall Street, acciones cerraron en baja el martes en la bolsa de Nueva York

Las acciones cerraron en baja el martes en la bolsa de Nueva York a la par de una caída del petróleo, que cayó a niveles mínimos desde noviembre, mientras que el sector aeronáutico resultó golpeado por una tormenta de nieve en el noreste de Estados Unidos y arrastró a los papeles industriales. El volumen de negocios fue escaso, a la espera del comunicado final de la reunión de la Reserva Federal que culminará el miércoles, en la que el banco central estadounidense decidiría un alza de las tasas de interés de 25 puntos básicos. Las acciones de aerolíneas cayeron, golpeadas por una tormenta de nieve en Estados Unidos que obligó a suspender miles de vuelos. Los títulos de United Continental bajaron un 4.7%, los de Southwest Airlines un 3%, y los de American Airlines un 2.7 por ciento. Los precios del petróleo cayeron a su nivel más bajo desde noviembre luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo reportó un incremento en los inventarios globales de crudo y elevó su pronóstico de producción 2017 fuera del grupo, sugiriendo complicaciones para los esfuerzos con los que busca reducir el exceso de oferta y apuntalar los precios. El sector energético cayó un 1,1 por ciento y cerró en su nivel más bajo desde el 4 de noviembre. Las acciones de Chevron bajaron un 1.8%, y fueron el principal lastre para el Promedio Industrial Dow Jones y el índice S&P 500. El Dow Jones perdió 44.11 puntos, o un 0.21%, a 20,837.37 puntos, mientras que el S&P 500 cayó 8.02 puntos, o un 0.33%, a 2,365.45 unidades. El índice Nasdaq Composite perdió 18,968 puntos, o un 0.32%, a 5,856.816 unidades. Las acciones de operadores de hospitales cayeron luego de que la Oficina de Presupuesto del Congreso pronosticó que 14 millones de estadounidenses podrían perder su cobertura médica el año próximo a partir del plan republicano de desmantelar Obamacare. (El Economista)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas