Estas son las noticias económicas más importantes de hoy #29Ene

billetes100-1

Liquidez monetaria se ubicó en Bs 149,8 billones

 La liquidez monetaria se ubicó en 149,8 billones de bolívares al cierre del mes de enero, lo que refleja un incremento de 1.228,5% en comparación con el año pasado, según datos del Banco Central de Venezuela (BCV).

 Asimismo, dentro de la política monetaria, el ente emisor aplica las Operaciones Extraordinarias de Absorción y los “Directo BCV”, entre ambas modalidades, la autoridad monetaria drenó 72 millardos de bolívares al cierre del 26 de enero de este año.

 No obstante, las medidas del Banco Central son insuficientes, para contener el crecimiento de la inflación. Según el FMI, es debido al “financiamiento monetario de profundos déficits fiscales y la pérdida de confianza en la moneda nacional”.

 Otros analistas lo atribuyen a la manipulación en la cotización del dólar, sostiene la economista Pasqualina Curcio, quien precisa que “el valor del bolívar ha sido manipulado 2.931,044%, al pasar de 9,4 Bs/$ en 2012 a 263.803 Bs/$ en la actualidad”.

 De acuerdo con el BCV, el componente del circulante, integrado por las monedas, billetes, depósitos a la vista y los depósitos de ahorro transferibles alcanzó 149 billones de bolívares, lo que refleja un incremento de 1.237,24% respecto al año 2017, que fue de 11,1 billones de bolívares. Mientras que el cuasidinero alcanzó 795,3 millardos de bolívares, con una variación de 497,7% en comparación con el año anterior.

 Según la información difundida por el ente monetario, respecto al dinero circulante, alcanzó Bs. 6,1 billones en 18.485 millones de piezas entre monedas y billetes de todas las denominaciones del cono monetario a  noviembre de 2017.

 Según especialistas del área, el BCV no ha logrado contener la inflación, por lo que proponen aplicar mecanismos para reducir sus efectos sobre  la economía.

 Días atrás, miembros de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, en Carta Pública al  presidente Nicolás Maduro, propusieron la negociación de un financiamiento externo con organismos internacionales, lo que permite ofrecer “términos ventajosos de plazo y tasas de interés y reducir la inflación”.

 Por otra parte, el economista Tony Boza considera que el Plan 50 puede contener la inflación, porque a su juicio “son la base fundamental del cálculo del índice de precios al consumidor (indicador de inflación), lo que va a permitir frenar  la inflación”.

 Agregó que “tanto el precio subsidiado es irreal como el precio especulativo, por eso el precio acordado le dará viabilidad a la cadena productiva, sin que esto signifique un deterioro del poder adquisitivo”.

 En el primer mes del año, por concepto de las Operaciones Extraordinarias de Absorción, la autoridad monetaria drenó 60 millardos de bolívares en cuatro convocatorias, mientras que por el instrumento “Directo BCV” drenó 12 millardos de bolívares en cuatro subastas, durante el mes de enero, para un total de Bs 72 millardos.

 Los “Directo BCV” son normativos, con interés fijo anual de 16,50% a 90 días y 17,00% a 180 días, sin ser negociables,  Bajo esta modalidad, se convocan  por un monto de 3 millardos de bolívares semanalmente, con la finalidad de esterilizar la liquidez excedente y controlar la inflación de manera progresiva, en favor del fortalecimiento económico nacional.

 El problema implícito de tales procesos se centra en que tienen un costo y su aplicación a largo plazo contribuye a agravar el problema que, como ente rector, procura corregir. Entre otros, porque debe pagar un rendimiento por los recursos que capta al amparo de esa política y, cuando se produce el rescate de este, lo intereses pagados se suman a la liquidez excedente, ampliándola de igual manera. (El Nacional)

Alcaldes oficialistas desacataron al gobierno al intentar retener reses

 El alcalde del municipio Chaguaramas, Manuel García, y la alcaldesa del municipio Leonardo Infante, Nidia Loreto, en Guárico, intentaron decomisar el sábado 15% de la carne que trasladaba una gandola a Cumaná. Con ello  desacataban la orden publicada en Gaceta Oficial N° 41325, del 22 de enero, en la que la jefatura de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro, presidida por el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, ordenó detener la aplicación de los decretos regionales que obligan a los productores agropecuarios a vender hasta 50% de sus productos a organismos de ese estado, Barinas, Apure y Cojedes.

 El presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, indicó que desde el sábado a mediodía una gandola con 46 toros y 26 vacas de la productora Mabel Rojas fue retenida en el municipio Chaguaramas por orden del alcalde y bajo el apoyo del gobernador de Guárico. “Pretendía retener 15% de la carne para hacer cumplir el decreto del gobernador, violando la resolución emitida por la GMAS que prohíbe cualquier limitación al comercio o movilización de alimentos o animales por órdenes de mandatarios regionales”, dijo.

 Señaló que el alcalde permitió la salida de la carne cuatro horas después. Sin embargo, cuando la gandola pasaba por Valle de la Pascua, la alcaldesa del municipio Leonardo Infante ordenó detener la carga y pretendió decomisar 15% de la carne debido a que la cuota no se cumplió en Chaguaramas, “nuevamente violando la ley y la resolución de la GMAS”.

 En la noche más de 100 productores se reunieron en el lugar donde se encontraba la gandola para expresar que no aceptaban que se bajara ni un kilo de carne. Hopkins señaló que la policía regional estaba presente apoyando las “ilegales pretensiones”. “Finalmente, pasada la medianoche, permitieron la salida de la carga debido a la presión y la presencia de los productores”, refirió.

 Carlos Albornoz, presidente de Fedenaga, precisó que la unidad de transporte estaba cargada con 14,7 toneladas de carne que salieron de Chaguaramas y se dirigía a los centros de consumo de Cumaná. “Fue una captura de un bien que está necesitando todo el país y que es perecedero. Fue retenido por la anarquía, olvidando un decreto recién promulgado por el rector de la GMAS, actual ministro para la Defensa, quien dejó muy claro en la gaceta promulgada que está prohibido retener y distribuir de parte de los alcaldes y gobernadores esa mercancía, que son alimentos para todos los venezolanos”, manifestó.

 Hopkins añadió: “Estamos dispuestos a colaborar en el abastecimiento de las regiones, pero no aceptaremos más atropellos ni más violaciones de la ley de parte de ningún alcalde ni gobernador. Esto solamente incrementará la escasez y el desabastecimiento y continuará colaborando en la caída de la producción”. (El Nacional)

Ciudadanos aplican reconversión al cambiar “millones” por “miles”

 Zulianos comenzaron a aplicar su propia “reconversión” al nombrar el precio de un bien o servicio. En el caso de que se trate de 1 millón de bolívares, dicen mil bolívares y si se trata de mil bolívares dicen que es un bolívar.

 De acuerdo con  Pablo Medina, profesor universitario, este tipo de lenguaje “disfraza” los altos precios que hay en el mercado.

 “Es más fácil para una persona hablar de miles en lugar de millones, pero con eso creamos una ilusión de que los productos están más baratos, pero en realidad subieron una barbaridad”, dijo Medina a Panorama.

 Isaías Lescher, sociólogo, explicó que la población sufre un impacto emocional debido al aumento de las cantidades que maneja diariamente.

 “Esto tiene implicaciones emocionales, tanto para los jóvenes, adultos y mayores, debido a que perciben que en la medida que se le agregan  más cero a la moneda, existe una mayor devaluación e inflación por la pérdida del poder adquisitivo”, comentó.

 Puntualizó que los adultos mayores son los que más incurren en esta “reconversión popular” porque es difícil que entiendan la realidad económica que atraviesa Venezuela. (El Nacional)

 Transacciones con pesos colombianos son cada vez más comunes en Táchira

 Desde principios de 2018 los venezolanos que residen en San Cristóbal, estado Táchira, utilizan el peso colombiano para realizar transacciones comerciales.

 Isidro Humberto Pérez, profesor de economía de la Universidad Católica del Táchira,  detalló que esta actividad se popularizó en la entidad fronteriza debido a la “acentuada escasez de efectivo y al hecho de que más de 50.000 venezolanos van a trabajar a Colombia y regresan con pesos”.

 Los comerciantes afirman que los ciudadanos que realizan las compras con efectivo lo hacen con pesos colombianos, mientras que los que pagan en bolívares lo hacen por medio de transferencias electrónicas.

 “Mucha gente empezó a ofrecerme pagar en pesos porque no conseguían efectivo en bolívares para comprar los productos”, explicó Carlos Padilla, vendedor de la zona al medio El Colombiano.

 Cuando comenzó esta actividad era común solo entre los vendedores informales, pero la situación económica del país provocó que hasta las entradas para la Feria de San Sebastián se paguen en ambas monedas, 20.000 bolívares o 1.000 pesos colombianos. (El Nacional)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas