Las 10 noticias económicas más importantes de hoy #7Nov

economiavenezolana11-1

Delsur se integró al sistema de pago móvil interbancario

Delsur se integró al sistema de pago móvil interbancario a través de su servicio Pagos D-2 que permite enviar o recibir dinero de manera directa e inmediata utilizando el número de teléfono móvil como medio de pago para movilizar fondos.

Para utilizarlo, los clientes deben afiliarse a través de Delsur Online. Allí pueden definir el monto máximo diario (el tope es de Bs 800.000), el número de teléfono que usarán para hacer y recibir pagos y la cuenta para las transacciones.

Este servicio tiene mucho potencial no solo para las personas naturales en general, sino también para aquellos profesionales de libre ejercicio, personas que trabajan por cuenta propia o pequeños comerciantes, pues es un medio de pago alternativo sin necesidad de utilizar el efectivo.

Lo más beneficioso al momento de utilizar el servicio es no hay que descargar ninguna aplicación adicional, pues los clientes de Delsur pueden ejecutar los pagos de este sistema dentro de la misma aplicación Delsur Móvil. Además, estima que en los próximos meses estará también disponible para hacer transacciones usando la mensajería de texto (SMS) para aquellos usuarios que no poseen teléfonos inteligentes o para cuando no esté disponible una conexión a Internet.

Con este servicio, Delsur se une a los otros 11 bancos del sistema que ya han implementado las transferencias inmediatas a través del sistema de pago móvil interbancario que busca reducir el uso del dinero en efectivo y agilizar las transacciones entre personas naturales.

La idea es darle la facilidad al mayor porcentaje de clientes, se estiman que aproximadamente 19.000 clientes del banco sean usuarios activos del servicio (entre pagadores y receptores) en los próximos 12 meses.

Desde la misma aplicación el cliente tiene la opción de llevar un control de sus pagos y administrar el monto máximo que fijó. Además, el banco permite afiliar números de teléfono diferentes para cada cuenta del cliente.

Este sistema cumple con todos los estándares de seguridad habituales de la banca venezolana y que además no se comparte información sensible al momento de hacer las transacciones. (El Nacional)

Descargan 130 contenedores de alimentos y medicinas en el terminal portuario de Puerto Cabello

130 contenedores con productos de primera necesidad desembarcaron en el muelle 26 de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) con sede en Puerto Cabello como parte del fortalecimiento de la Gran Misión Abastecimiento Soberano Seguro (GMAS).

El cargamento es procedente de la ciudad colombiana de Cartagena, a bordo del buque NIKOLAS, y se distribuyen de la siguiente manera, 50 contendores con pasta de sémola, 20 de leche, 15 con caraotas negras, 10 de frijoles rojos y tres de carne, así como también arribaron en este embarque compuestos químicos destinados al sector farmacéutico. Así lo reseñó nota de prensa de Bolipuertos.

Toda la mercancía descrita anteriormente fue consignada por la distribuidora de alimentos y suministros destinados al sector agroalimentario, Corporación Única de Servicios Productivos y Alimentarios, C.A (CUSPALCA), que se encargará de la entrega y distribución. (VTV)

Piden relanzar el Consejo de Economía Productiva

Empresarios de distintos sectores respaldan la propuesta hecha por el representante del Motor Exportador, Arnoldo García, en el sentido de que el Consejo Nacional de Economía Productiva sea reimpulsado como un espacio para el debate, la discusión y la toma de decisiones consensuadas en materia económica.

Para Mauro Trasatti del Motor Industrial, el Consejo es un escenario de diálogo donde confluyen actores del sector productivo, que aclara no son solo los empresarios sino también los trabajadores y los consejos comunales, entre otros.

Propone que se revise en esta instancia el sistema de captación de divisas al tiempo que califica la propuesta del constituyentista, Jesús Farías, de establecer un solo tipo de cambio para bienes esenciales como alimentos y medicinas y uno libre para el resto de las importaciones como muy positiva.

Por su parte, Khalil Nasser, presidente de Asociación Venezolana de Industrias Plásticas (Avipla) estima que es pertinente que los empresarios y el gobierno trabajen juntos para impulsar todos los sectores, pero especialmente el industrial “porque la situación se ha agravado en los últimos 4 meses y muestra de ello es la actividad textil que está operando a solo 2% de su capacidad instalada”.

Apunta que los distintos sectores de la economía están afectados por la falta de insumos, materia prima y repuestos, factores que están directamente vinculados con el tema de las divisas, razón por la cual sostiene que el Dicom no era la solución pero ayudaba.

Reactivación inmediata

El presidente de Fedeindustria Carabobo, Rodolfo Cibanik, también considera prioritario el tema cambiario y llama a establecer un mercado privado de divisas tal y como se establece en el artículo 17 del Convenio Cambiario número 38 “con esta medida se reactivaría inmediatamente el sector privado y se contrarrestaría el dólar no oficial y por ende la especulación”.

Coinciden los empresarios en que el desmontaje del control de cambio generará confianza en el país y por ende atraerá nuevas inversiones nacionales y extranjeras. (El Universal)

Corpoelec atiende falla eléctrica que afecta 9 sectores de la ciudad

Cuadrillas de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) trabajan para solventar la avería que se registró en la subestación eléctrica de Catia, que afectó el suministro de electricidad a varios sectores de la capital.

A través del Twitter, la empresa estatal informó que el personal operativo labora “arduamente para restablecer el servicio eléctrico a la brevedad posible” en al menos nueve sectores de la ciudad, reseñó AVN.

La avería en la subestación eléctrica afectó sectores como Catia, Artigas, Bella Vista, Guarataro, 23 de Enero, San Juan, Paraíso y Montalbán. (El Universal)

Fedecámaras cree que pedir préstamos internacionales solucionará la crisis económica

El Estado venezolano “debe plantearse” acudir a organismos multilaterales y a la banca mundial para superar la coyuntura económica que atraviesa el país, así lo consideró el primer vicepresidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Ricardo Cusanno.

Al ser entrevistado en una radio privada, Cusanno dijo que si el Gobierno Nacional solicita préstamos a la banca mundial se recapitalizaría la banca nacional, con lo cual se daría un empujón, por ejemplo, al sector construcción.

“Las ayudas internacionales, en términos económicos, podrían adecuar todas esas industrias que están cerradas para poder tener un nivel de importación cónsonas con el consumo”, aseveró.

Además, el representante de Fedecámaras indicó que el marco jurídico venezolano “no debe ser estructurado” para supuestamente sancionar a los capitales privados.

Finalmente, Ricardo Cusanno opinó que “debe haber coherencia” en la separación de poderes, porque a su juicio genera un mayor nivel de inversión en el país. (Últimas Noticias)

Gobierno lleva seis semanas sin subastar divisas

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, denunció este lunes que el gobierno nacional tiene seis semanas sin vender divisas.

Guerra, en su cuenta de Twitter, manifestó que en Venezuela no existe una política cambiaria. Tanto ciudadanos como empresas esperan para acceder a las divisas a fin de importar materia prima y otros insumos.

“Lunes 6 de noviembre. Séptima semana sin subasta de dólares, euros, rupias, yuanes o rublos. Ni pagan la quinta subasta Dicom. No hay política cambiaria”, escribió.

La llamada “canasta de monedas” fue propuesta por el presidente Nicolás Maduro en la fraudulenta asamblea nacional constituyente, el 7 de septiembre.

La medida consiste en un nuevo método para el sistema de pagos en el ámbito internacional, en el cual se esperaba que el bolívar se apartara de su dependencia al dólar para las importaciones.

El gobierno otorgaría a los venezolanos una nueva posibilidad para cambiar el bolívar a otras monedas como el yuan (China), el rublo (Rusia) o la rupia (India). (El Nacional)

Ramiro Molina sobre deuda externa: Hay intenciones de pago por parte del Gobierno

El economista Ramiro Molina aseguró que hay muchas incógnitas con respecto al anuncio de la reestructuración de la deuda venezolana. Sin embargo, consideró que está claro que hay intenciones de pago por parte del Gobierno.

Detalló que hay deudores diversos, entre ellos Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la electricidad de Caracas. “Todo está abierto para una jugada magnífica o una gran brutada”, agregó.

De acuerdo a Molina, todas las empresas han recibido el pago correspondiente y esto se evidencia en que no han recibido denuncias.

Concluyó que hay que buscar acuerdos para mejorar sanciones.  “Todo dependerá de los asesores legales y financieros”.

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo. (Globovisión)

Oliveros considera que deuda externa frena la capacidad de incrementar importaciones

El socio y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, informó la tarde de este lunes 06 de noviembre que los compromisos internacionales y la deuda externa del país frenan al Gobierno nacional incrementar las importaciones.

Durante el programa televisivo de Con todo y Penzini, trasmitido por Globovisión, el economista indicó que el Gobierno deberá cancelar en el tercer trimestre del 2018, alrededor de 7 millones de dólares en compromisos internacionales, lo que imposibilita al Estado incrementar las importaciones para el país.

A propósito de los últimos pronunciamientos por parte del presidente de la República, Nicolás Maduro, sobre los bonos que deben ser cancelados en el marco de los compromisos internacionales, Oliveros destacó que el Gobierno “está buscando preparar el terreno y visualizar sus compromisos del 2018″ de cara a las próximas elecciones presidenciales.

Desempeño económico de Venezuela

En cuanto al desempeño económico que ha tenido Venezuela en los últimos cuatro años desde la llegada del presidente, Nicolás Maduro, el economista Asdrúbal Oliveros informó que se ha registrado, según estudios, una caída de hasta 36%.

Asimismo, indicó que todos los sectores que producen en el país han caído en la crisis económica que atraviesa el país, por lo que recomendó a los pequeños y grandes empresarios tomar sus previsiones de cara a la hiperinflación.

“La gente de alguna manera tiene que preparase, incluso el venezolano de a pie, y deben pensar en cómo tomar decisiones en este ambiente hiperinflacionario”, advirtió. (Globovisión)

Sanciones financieras de EEUU aceleran eventual default de Venezuela, según expertos

Las sanciones adoptadas por Estados Unidos contra Venezuela degradaron la ya crítica situación económica del gigante petrolero sudamericano y aceleran el proceso de default de pagos de su deuda, que podría ocurrir esta semana, coinciden expertos entrevistados por AFP.

El último paquete de medidas anunciado el 24 de agosto se complementa con el que había sido lanzado en julio, y tiene por objetivo cortar los financiamientos a Venezuela al bloquear el acceso a divisas extranjeras, ya que Washington considera “inaceptable” al gobierno de Nicolás Maduro.

“Las sanciones financieras implementadas en agosto son más significativas porque interrumpen toda nueva inversión directa en el país”, dijo Shannon O’Neill, del Consejo de Relaciones Exteriores, un influyente centro de análisis estadounidense.

Venezuela tiene gigantescas reservas petroleras pero es un país pobre en liquidez. “Sus reservas internacionales ascienden e 9.700 millones de dólares, siendo que su deuda externa se eleva a casi 110.000 millones”, apuntó por su parte Edward Glossop, economista de Capital Economics, en una nota publicada el lunes.

De esa forma las sanciones “aumentaron la presión sobre Nicolás Maduro, ya que torna casi imposible garantizar el acceso a financiamiento”, dijo a la AFP el economista Andrés Abadia, del grupo Pantheon Macroeconomics.

Por fuerza de las sanciones estadounidense, se torna muy difícil también para Venezuela vender obligaciones en el sistema financiero estadounidense. De esa forma el gobierno queda aislado y “la propensión de los inversionistas internacionales en adquirir la deuda del país disminuyó”, indicó Abadia.

Citgo, una compañía petrolera venezolana basada en Estados Unidos, donde actúa en el segmento de refinado y tiene puestos de venta de gasolina, tampoco puede enviar dividendos o beneficios a Caracas.

– ‘A cualquier momento’ –

De acuerdo con Abadia, Venezuela enfrenta no sólo una caída de su producción petrolera (-10% en un año) con la posibilidad de “un colapso total de la economía, y su inflación es ahora la más elevada del mundo”, estimada en 1.000% este año y que podría alcanzar los 2.000% en 2018.

En ese cuadro, “los riesgos de un evento caótico de crédito son significativos a cualquier momento”, añadió.

Por su parte, Glossop apuntó que ese desenlace podría ocurrir “hasta el fin de esta semana”, a menos que la estatal petrolera PDVSA y el gobierno “cubran pagos no efectuados recientemente que suman 500 millones de dólares”.

Hasta ahora, el gobierno venezolano ha operado para evitar el cese de pagos al asumir como prioritario abonar vencimientos inmediatos dejando de lado las importaciones de alimentos y medicamentos.

En este escenario, con relación a la reestructuración de la deuda anunciada el viernes por el gobierno, los economistas apuntan que podría estar comprometida a la vista de las circunstancias políticas.

El presidente Maduro ha puesto al frente de esa delicada misión a su vicepresidente, Tarek el Aissami, quien también es objeto de sanciones específicas por parte de Washington, que lo acusa de corrupción y relaciones con el tráfico de drogas.

Para el profesor Robert Kahn, de la Universidad Americana, en Washington, la única salida a esta crisis es un cambio de gobierno.

“Es necesario un cambio en el liderazgo”, dijo. “Es necesario nombrar personas que no sean objeto de sanciones, que están dispuestas a reducir la presión sobre la población y reformar la economía”, añadió el académico.

En ausencia de un cambio, advirtió, Maduro tendrá dificultades de convencer a los acreedores, ya que las sanciones de Washington prohíben a ciudadanos o bancos estadounidenses adquirir nuevas obligaciones venezolanas o de la estatal PDVSA.

El lunes, la agencia de calificación Moody’s rebajó la deuda de PDVSA de Caa3 a Ca, una decisión que refleja el impago de obligaciones del 2 de noviembre y la “expectativa” de la agencia de que la petrolera caerá en default en otras deudas “en el corto plazo”.

Y aún si Rusia y China, los dos principales acreedores, arrojan un salvavidas a Venezuela, los mercados deberán rechazar los papeles no emitidos en dólares autorizados por la poderosa Asamblea Constituyente, apuntan los analistas. (La Patilla)

Rafael Guzmán: “Estamos a la puerta de la bancarrota”

El diputado Rafael Guzmán, presidente de la Subcomisión de Políticas Financieras y Tributarias de la Asamblea Nacional (AN), adscrita a la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico, aseguró este lunes que  el país se encuentra “a la puerta de la bancarrota” debido a una cesación de pagos, un default del pago de la deuda soberana y de Pdvsa.

 “No puede haber una reestructuración de la deuda porque no hay un cambio en la política económica, ni existe una generación de confianza entre los venezolanos.  El anuncio de Maduro de supuesto refinanciamiento fue con intención de que fondos internacionales recompraran la deuda a precio de gallina flaca y entrar en una negociación bilateral”, explicó Guzmán.

El disputado por el estado Miranda cuestionó que el régimen del presidente Nicolás Maduro decidiera reestructurar la deuda externa justo cuando “el precio del petróleo está bajo, con las reservas en el peor momento histórico y con la comisión presidida por una persona sancionada internacionalmente”, refiriéndose al vicepresidente de la República, Tareck el Aissami.

Guzmán estimó que para el año venidero la deuda externa del país se situará en 8 millardos de dólares.  “Los mayores pagos que hay que hacer en 2018 son en el segundo semestre, por alrededor de 600 millones de dólares. Nadie va a volver a financiar esta locura de economía que da la espalda a las necesidades y al futuro del venezolano”, señaló el parlamentario. (El Nacional)

Venezuela siembra arroz con tecnología vietnamita

Tibisay León, viceministra de Agricultura Productiva, informó este lunes que se realizó un experimento con más de 20 variedades de semillas provenientes de la nación asiática Vietnam, para facilitar el cultivo de arroz tres veces al año.

Luego de una reunión que sostuvo León con el equipo técnico de Vietnam en la sede del ente ministerial, destacó que este rubro se produce en el país asiático con alto rendimiento.

El presidente del Fondo de Desarrollo Agrario Socialista (Fondas), Pedro Malaver, explicó que la fase experimental que se realizó en Calabozo, Guárico, fue un exitosa y se sembraron unas 200 hectáreas.

Malaver destacó que en una segunda fase se tiene previsto sembrar 2.400 hectáreas de las 11.000 con las que cuenta el sector Banco de Pavone, ubicado en Calabozo.

Además, estiman extender el cultivo del cereal a los estados Portuguesa, Barinas, Cojedes y parte de Apure.

“Estas fases experimentales nos permitirá la multiplicación de semillas para ir avanzando hacia los territorios que queremos conquistar en la producción de este cereal, de eso se trata de ir consolidando el terreno y de ir generando los banco de semillas”, aseveró. (Globovisión)

Fedecámaras propone reforma monetaria para recuperar poder adquisitivo

El integrante de la Comisión de Asuntos Laborales de Fedecámaras, Aurelio Concheso, mencionó que la única solución para resolver la hiperinflación en el país es realizar una reforma monetaria que unifique el cambio, porque de lo contrario los aumentos salariales no tendrán el impacto que deben en la población.

“Apenas se anuncia el aumento, los precios suben casi verticalmente antes de que llegue el dinero producto de ese aumento a las cuentas de los trabajadores”, acotó.

Destacó que los mecanismos que el gobierno denuncia como sabotaje y guerra económica representan una forma de buscar un culpable y, aseguró que en donde sí existen estas prácticas es en quienes producen dinero inorgánico.

Concheso aseguró que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) aún vende sus dólares a Bs. 10 al igual que los socios en las compañías conjuntas, lo que genera pérdidas al país. (La Patilla)

Imprimir moneda no ha evitado la quiebra de Venezuela

El precio de todo cualquier bien o activo se determina por la interacción de su oferta y de su demanda, pero ¿cuál es la relación específica entre oferta monetaria e inflación?

Por Juan Ramón Rallo, economista, en El Confidencial (España)

“Un Estado soberano que cree su propia moneda jamás puede quebrar”, nos repiten incesantemente los economistas adscritos a la Teoría Monetaria Moderna (TMM). Si el gobierno estadounidense adeudara un zillón de dólares, entonces bastaría con que la Fed imprimiera (física o electrónicamente) semejante cantidad de nuevo dinero para hacer frente a sus pasivos. Problema resuelto. ¿Para qué preocuparnos, en tal caso, por el sobreendeudamiento público teniendo a mano la imprenta? ¿No nos estaremos colocando irracionalmente una camisa de fuerza que nos imposibilita aprovechar todo nuestro potencial financiero?

La realidad, claro, no es tan simple como a los partidarios de la TMM les encanta vulgarizar. Evidentemente, si la deuda de un Estado está denominada en una divisa que ese Estado puede imprimir a placer, por definición siempre le será posible evitar el impago en términos nominales. Ahora bien, lo que el gobierno en ningún caso puede evitar es que se produzca un impago en términos reales, es decir, que sus acreedores cobren en una divisa cuyo valor sea muy inferior a aquel que originalmente le prestaron. Esa es justo la trampa de la TMM: enmascarar una bancarrota real de exquisita solvencia nominal.

Claro que uno siempre podría argumentar que, en materia deuda, los gobiernos únicamente se comprometen a pagar en términos nominales, no en términos reales: por tanto, aun cuando amorticen sus pasivos derrumbando el valor de sus divisas, nada podría reprochárseles. “Si los inversores en deuda pública quieren algo distinto a una promesa nominal, que no compren deuda pública”. Y, en efecto, eso es lo que hacen: cuando los inversores desconfían del valor de la divisa en la que va a amortizarse la deuda pública… dejan de comprar esa deuda pública a menos que el gobierno les ofrezca tipos de interés nominales astronómicos (lo suficientemente astronómicos como para compensar el riesgo de inflación futuro). Y si el gobierno sigue amenazando con amortizar esos intereses astronómicos imprimiendo todavía más moneda, entones simplemente dejan de comprar sus bonos por entero: o, mejor dicho, dejan de comprar aquellos bonos denominados en una divisa que ese irresponsable gobierno pueda manipular a su antojo.

Ese ha sido precisamente el caso de Venezuela: el país está viviendo internamente una hiperinflación galopante fruto, en gran medida, del estallido de su oferta monetaria (el número de bolívares creados por su banco central ha pasado de 382.515 millones de bolívares fuertes a finales de 2012 a 40,6 billones de bolívares fuertes a mediados de 2017: esto es, se ha multiplicado por más de 100), pero a la vez su Estado acaba de declararse insolvente para hacer frente a su enorme volumen deuda exterior denominada en dólares. Desde 1999, la deuda pública exterior venezolana ha aumentado desde los 26.000 millones de dólares a los 100.000 millones (y ello sin contar los préstamos bilaterales que mantiene con Rusia y China, los cuales ascienden a otros 50.000 millones de dólares). ¿Cómo es posible que un Estado tan soberano y tan antiimperialista como el venezolano haya emitido deuda en dólares y no en bolívares? ¿Cómo ha podido cometer durante tantos años un error tan elemental? ¿Es que acaso ha decidido renunciar a su envidiable soberanía monetaria para someterse al opresivo yugo del billete verde?

No, si Chávez primero y Maduro después multiplicaron la deuda pública venezolana denominada en dólares no fue por gusto, sino por necesidad: la credibilidad de su divisa era —y es— tan misérrima que ningún inversor está dispuesto a comprar bonos denominados en bolívares (o a suministrarle bienes al gobierno venezolano a cambio de derechos de cobro en bolívares). Por consiguiente, si el chavismo quería importar bienes y servicios del extranjero por encima de los que podía pagar con sus reservas de dólares no le quedaba otro remedio que endeudarse en dólares. Los bolívares son divisa non grata fuera de Venezuela (a diferencia de lo que sucede con el dólar, el euro, la libra, el franco suizo o el yen fuera de sus países de origen) y lo son porque a lo largo de las últimas décadas el gobierno venezolano los ha administrado deliberadamente mal para lograr financiarse internamente por la vía inflacionaria. En este sentido, no es casualidad que todos los países con divisas fuertes cuenten con bancos centrales (más o menos) independientes de los caprichos presupuestarios de sus gobernantes: semejante independencia les sirve para señalizar ante la comunidad inversora que no van a poder abusar de la inflacionaria multiplicación de moneda para sufragar sus déficits fiscales.

La lección que los chamanes de la Teoría Monetaria Moderna deberían aprender es que un Estado soberano que abuse de la creación indiscriminada de moneda para subsanar su insolvencia pronto dejará de ser soberano desde un punto de vista monetario: si ese Estado desea endeudarse internacionalmente y su divisa ha caído en el descrédito global, entonces no le quedará otro remedio que endeudarse en moneda extranjera, esto es, en una moneda que no sea capaz de manipular por hallarse fuera de su control. Y, como acaba de demostrarnos la socialista Venezuela, un Estado que, debido a su adicción a la manipulación monetaria, se ha tenido que endeudar en divisa extranjera… sí puede quebrar. No se puede engañar a todo el mundo durante todo el tiempo. (La Patilla)

Minpal inauguró centro de empaquetado de alimentos en el estado Apure

El Ministerio Poder Popular para la Alimentación inauguró el primer Centro de Empaquetado de Alimentos para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CEAC) en el estado Apure, informó el titular de la cartera, Luis Medina Ramírez.

De esta manera, luego de ejecutar el primer despacho de alimentos para la Base de Misiones 1 de Mayo en el municipio Achaguas, el titular de la cartera de Alimentación explicó que este centro de 2.200 metros cuadrados dispone de dos líneas de empaquetado de alimentos, para producir 4.000 bolsas diarias.

“Este CEAC es el número 12 de todo el país y seguiremos con la inauguración de más centros. Además, hemos dispuesto de unas instalaciones para traspasar algunas plantas de producción de empaquetado para embolsar granos en la región”, detalló según nota de prensa del ministerio.

Medina Ramírez informó que trabajan para fortalecer el matadero industrial de la entidad llanera. “Vamos a fortalecer la producción. Los centros de empaquetado nos permitirán ser más eficientes y eficaces en el proceso de distribución a los CLAP”, puntualizó.

El CEAC tiene capacidad para distribuir artículos de primera necesidad a más de 18 mil familias apureñas, refirió el titular de la cartera. (Correo del Orinoco)

Comisión de Economía de la ANC propone despenalizar transacciones en divisas

Eduardo Piñate, presidente de la Comisión de Economía Diversificada y Productiva de la Asamblea Nacional Constituyente, anunció que están trabajando en función a la petición de la no penalización a quienes usen divisas.

Asimismo, precisó que fue aprobada la primera de ocho leyes propuestas por el presidente del órgano constituyente.

Dicha normativa crea el aglomerado Agropecuario del Sur. “Estamos debatiendo las otras leyes”, agregó. (Globovisión)

Establecimientos optan por vender mitad de pan de jamón en el Zulia

Las tradicionales hallacas navideñas tienen un costo que rondan los Bs 30.000, mientras que el del pan de jamón es de Bs 100.000. Este año es probable que falte uno de estos dos integrantes, o los dos, debido a que el presupuesto para disfrutar de ellos se escapa de los bolsillos de los venezolanos.

De acuerdo con Panorama, el temor de muchos zulianos es el aumento de precio cuando llegue la Nochebuena y el cañonazo. Para la elaboración de 50 hallacas, se requieren cerca de Bs 500.000; para la compra de un kilo de cerdo, Bs 90.000; de carne, Bs 70.000, y de aceitunas, Bs 340.000. Esto sin incluir los ingredientes para sazonar. Además, un kilo de ajo está en Bs 80.000.

Las panaderías se han visto afectadas por la falta de materia prima y de los altos precios. En un mercado de víveres, ubicado en la zona norte de Maracaibo, 500 gramos de pasas se encuentran en Bs 95.000 y así otros ingredientes en la misma cantidad como la alcaparra cuestan cerca de Bs 100.000.

Los alimentos se han visto impactados por la inflación durante este año. Al cierre de septiembre, la canasta básica familiar se ubicó en 3.901.076 bolívares, aumentando 32% en un mes. La carne subió 47% en ese periodo, según datos del Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV). (El Nacional)

80% de la carne que se come en el Norte de Santander sale ilegal del país

La regulación del precio de la carne por parte del gobierno de Nicolás Maduro lejos de incentivar la producción, propicia el contrabando hacia Colombia. Si bien no existen cifras precisas sobre la cantidad de reses que cruzan la frontera, según el portal colombiano Contexto Ganadero, 80% de la carne que se consume en el departamento del Norte de Santander sale ilegalmente de Venezuela sin cumplir con los controles aduaneros y sanitarios.

Hace dos semanas el gremio ganadero de esa región colombiana exigió medidas al gobierno de Juan Manuel Santos para frenar el contrabando de carne y ganado venezolano y así reducir su impacto en la producción y el consumo, pues fueron decomisadas más de 28 toneladas de carne despostada, así como 82 toneladas de ganado en canal. Las vísceras y las pieles de bovino también son objeto de contrabando, y de acuerdo con el organismo policial, hasta la fecha han sido decomisadas 13,7 toneladas de piel y 67,1 toneladas de entrañas o asaduras.

Productores que pidieron no ser identificados denunciaron que al frente del contrabando están la guerrilla, los paramilitares y autoridades uniformadas. Aseguraron que también hay personas que cruzan la frontera con un kilo de carne en bolsas para venderla en La Parada y Cúcuta.

Las ganancias por el contrabando son considerables. El gobierno fijó el kilo de carne en canal entre 18.000 y 26.000 bolívares, mientras que en Colombia se vende entre 1,7 y 2 dólares, es decir, 3 veces más que en Venezuela. Igual sucede con la carne despostada que en el vecino país el kilo se comercializa en 3,5 dólares que equivalen a casi 2 veces el precio en Venezuela (sin regulación).

“El precio regulado de la carne propicia el aumento de los contrabandistas al detal. Vienen a San Antonio, Capacho, San Cristóbal, Peribeca o Guadualito, pagan el kilo de carne entre 40.000 y 60.000 bolívares y se lo llevan a Colombia porque el cambio de la moneda les favorece”, señaló Genaro Méndez, ex presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira y de Fedenaga.

Ezequiel Pérez, diputado tachirense a la Asamblea Nacional y ganadero, dijo que el precio establecido por el gobierno para el kilo de carne no cubre los costos de producción tanto de la res para la cría como para el beneficio.

“En vez de vender un animal que no da para los gastos, uno lo deja en el fundo. En regiones como Guacas y Abejales, en Venezuela, están matando reses y luego las  personas se llevan la carne en una cava o una bolsa para Arauca, en Colombia, para obtener un beneficio”, dijo.

Pérez añadió que por la falta de empleo en la zona sur del Táchira, el contrabando de gasolina y de carne se ha convertido en el medio de sustento.

El parlamentario señaló que es difícil precisar en este momento cuánto cuesta producir una vaca o un toro, porque a diario aumentan los insumos, situación que se refleja en el precio que debe pagar el consumidor final. Explicó que tras los 9 meses de gestación, pasan de 7 a 8 meses para destetar el animal, luego pasan 3 años para lograr que alcance de 450 a 500 kilos de peso para sacarlo al beneficio.

“Cada paca de alimento para animales, que costaba 20 bolívares, cuesta 150.000 bolívares. El kilo de grapas para el mantenimiento de cercas y fijación de alambre para los horcones está 1.750 veces más costoso que hace 3 años. Lo mismo sucede con el rollo de alambre que tenía un precio de 500 bolívares y aumentó a 800.000. El alambre eléctrico que valía 1.300 bolívares, hoy lo venden en más de un millón de bolívares”, precisó Pérez. (El Nacional)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas