Las 10 noticias económicas más importantes de hoy #23Oct

dolaresg

Gobierno busca acelerar construcción de viviendas

El Ministerio de Hábitat y Vivienda, Manuel Quevedo, coordina acciones con autoridades del despacho en los ámbitos nacional y regional orientadas a acelerar los proyectos de construcción de viviendas en este último trimestre del año para alcanzar la meta de más de 2 millones de hogares de la Gran Misión Vivienda Venezuela entregadas.

Así se dio a conocer durante una reunión encabezada por el ministro del área, Manuel Quevedo, donde se precisó que entre los puntos abordados en el encuentro  destacan los planes de la Gran Misión Vivienda Juvenil y los orientados a garantiza la continuidad de la GMVV y la Gran Misión Barrio Nuevo, especialmente en aquellos estados del país donde resultaron electos gobernadores de la oposición.

A la fecha, la GMVV ha entregado más de 1 millón 800 mil nuevos hogares. La meta del año 2017 en rehabilitación de viviendas es de más de un millón por medio de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

La GMVV fue creada en 2011 inicialmente estaba orientada a atender  las familias que habían quedado sin techo como consecuencia de las intensas lluvias registradas en el país a finales de 2010 e inicios de 2011.

Posteriormente, se extendió al resto de la población, principalmente a aquellas familias que por razones económicas —debido al alto costo de los inmuebles del mercado especulativo– no habían podido adquirir una casa propia. La meta para este año es de un millón de casas construidas y entregadas. (El Universal)

 

Buscan meter en cintura precios de carne y el pollo

Mientras los 50 rubros priorizados para acordarles sus precios, conforme al debate de los actores productivos públicos y privados, pasaron al olvido, aparece el ministro para la Economía y Finanzas, Ramón Lobo, tras reunirse con representantes de la Sundee de los 24 estados del país, “para afinar detalles en los procesos de fiscalización de precios de carnes de res y pollo, proteínas necesarias para la buena alimentación del pueblo”.

Y son tan necesarias que para adquirir un kilo de ellas, la población tiene que erogar entre 60 y 70 mil bolívares, lo que llevó a la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, donde reposan 8 leyes económicas desde el 7 de septiembre, a hablar “de una guarimba económica para someter al pueblo a través de la especulación, el acaparamiento y precios altos”.

El vicepresidente de economía, Ramón Lobo destacó que la fiscalización debe ser emprendida de manera eficiente, especialmente “en las grandes cadenas de producción y distribución de los bienes y servicios, teniendo claridad donde se va a actuar para no afectar a las pequeñas redes de distribución más cercanas a la ciudadanía”.

En la cita participó el presidente de la Sundde, William Contreras, quien ratificó que “el objetivo principal  de esa institución es orientar a los funcionarios en  los procesos y hacer que sus tareas se inscriban en la estabilidad y recuperación económica”.

En tanto se reanudan las reuniones sobre precios, “la población está desconcertada y en indefensión total, al ver derrumbarse su poder adquisitivo cada día”, se indicó. (El Universal)

 

Infobae: Venezuela se encuentra al borde del default por falta de divisas

A pesar de que el gobierno logró recuperar el control del escenario político luego de las elecciones regionales del 15 de octubre, la semana que viene tendrá que prepararse para el pago de los bonos de deuda que ya están por vencer y no tiene cómo cancelar.

La tradicional costumbre por parte del gobierno de restringir la importación de alimentos y medicinas para no quedarse sin dinero y así poder honrar los compromisos en el exterior ya no funciona. El Estado debe reunir 2.275 millones de dólares entre el 27 de octubre y el 2 de noviembre de este año  y para el 2018 la suma asciende a 22.500, reseñó el portal Infobae

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el producto intero bruto (PIB) de Venezuela cerrará en 2017 con una caída de 12% y para el 2018 decrecerá otro 6% más, lo que acumula un derrumbe de 46,6% en cuatro años. Sin embargo, la inflación sigue imparable y puede llegar a 652% para fines de 2017.

No obstante, el gobierno tiene una esperanza alternativa y está puesta en sus dos grandes aliados comerciales, China y Rusia, dos de sus principales acreedores que están dispuestos a financiar la deuda de la nación con tal de mantener su influencia en Venezuela. Sin embargo, esto no parece ser suficiente para conseguir los recursos necesarios y honrar los compromisos en el extranjero. Situación que agrava la crisis económica del país. (El Nacional)

 

Gobierno está atrasado en el pago de 321 millones de dólares de deuda

Entre octubre y noviembre el gobierno nacional deberá desembolsar más de 3,5 millardos de dólares, de acuerdo con el cronograma de pago de la deuda externa de Venezuela que tiene Rendivalores. De esa cantidad, 321 millones de dólares están pendientes por saldar correspondientes a 5 bonos venezolanos atrasados en el pago de sus cupones –Elecar 2018, Pdvsa 27, Pdvsa 37, Venz 19 y Venz 24–. Estos han entrado en período de gracia, dado que debían ser cancelados los días 12 y 13 de octubre.

El economista Ronald Balza aseguró que el gobierno ha destruido sus capacidades para honrar compromisos y añadió que si decide pagar la deuda se postergará la posibilidad de mejorar la condición de vida de los ciudadanos. “Lo que es de temer es que pague la deuda y que continúe recortando la importación de bienes básicos, por lo que la situación seguirá empeorando.

“Es posible que para 2018 haya un compromiso que no se pueda pagar, entonces mantendrá los recortes de las importaciones, lo que nos coloca en una situación peor. El riesgo de que no pague la próxima vez persiste”, destacó Balza. Agregó que el gobierno sigue sin poner en marcha algún mecanismo de generación de divisas, más allá de lo recibido por la exportación de petróleo.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, declaró que el pago de la deuda “significa menos importación de comida, medicinas y otros bienes”, por lo que “es urgente un canal humanitario”, señaló. “El gobierno debe refinanciar la deuda, Venezuela no está en capacidad de cancelar millones ante tanta hambre”, enfatizó Borges.

Los primeros 10 días de diciembre al Ejecutivo le corresponde desembolsar 80 millones de dólares por el pago de cupones (Venz 18 y Venz 20), según el cronograma de Rendivalores. Mientras que a Gold Reserve habrá que pagarle 29,5 millones de dólares.

Balza puntualizó que en este escenario del pago de la deuda se desconoce el presupuesto del gobierno, los acuerdos y los compromisos adquiridos con China y Rusia. (El Nacional)

 

Revisan con China banco de proyecto agroindustrial a nivel nacional

La Comisión Mixta China-Venezuela avanzó en la revisión de la agenda de proyectos pendientes entre ambos países y en este sentido en la jornada de balance se revisaron los aspectos fundamentales de la cooperación binacional, sobre todo para profundizar aun más en el desarrolloagroindustrial del país.

Según se informó, los funcionarios  participantes presentaron un balance del grado de avance alcanzado hasta ahora.

Por Venezuela,estuvo el presidente de  la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela, el vice’presidente de Planificación Ricardo Menéndez; Wilmar Castro Soteldo, Ministro de Agricultura Productiva y Tierras y Simón Zerpa, Secretario de la CMAN y Presidente de Bandes; así como el encargado de la Sección Económica y Comercial de la Embajada China en Caracas, Andrés Ji; el representante del Banco de Desarrollo de China en Venezuela (BDC), Shi Taifeng, además representantes empresas chinas vinculadas al sector agroindustrial.

Existe una amplia cooperación  en la actualidad entre ambos países en materia agrícola y el interés de China en desarrollar más la capacidad productiva agrícola del país para superar el modelo rentista petrolero. (El Universal)

 

BCV drenó liquidez por Bs 657 millardos

El Banco Central de Venezuela (BCV) ha drenado liquidez por el orden de 657 millardos de bolívares en lo que va del año por concepto de subastas de mercado abierto combinada entre las Operaciones de Absorción Extraordinarias y los instrumentos financieros “Directo BCV”.

De esta cifra, Bs 615 millardos corresponden a Operaciones de Absorción. Solo en el mes de octubre se transaron 45 millardos de bolívares. Mientras que por el instrumento “Directo BCV” colocaron Bs 42 millardos, de los cuales, solo en el mes suman 2 millardos.

Al 13 de octubre, la liquidez monetaria sumó 48,2 billones de bolívares, lo que representa un incremento de Bs 37,7 billones en comparación con el 6 de enero. Hasta el presente mes, se han realizado 41 transacciones por Operaciones de Absorción y 42 por los “Directo BCV”.  A lo largo del  año 2016,  por ambas operaciones alcanzaron  700,7 millardos de bolívares.

Las Operaciones de Mercado Abiertos son unos de los instrumentos de política monetaria  para regular el medio circulante, acorde con las necesidades del país y con el objetivo de alcanzar la estabilidad de precios, y contener la inflación, según el BCV.

Las operaciones de absorción se fijan a una tasa de 7% a 56 días con un  mínimo tasado en Bs 10 millones y los “Directo BCV” son normativos, con interés fijo anual de 16,50% a 90 días y 17,00% a 180 días.

Este tipo de operaciones consisten en la compra-venta de títulos valores en el mercado con el objetivo de promover una adecuada liquidez del sistema financiero.

Dentro de estos instrumentos participan las entidades bancarias, así como personas naturales residentes en el país, Cajas de Ahorro, Asociaciones de Ahorro, Fondos de Ahorro y Asociaciones Similares de la Superintendencia de Cajas de Ahorro, detalló el Banco Central.

Sin embargo, diferentes analistas sobre el tema han resaltado que el problema implícito de tales procesos se centra en que tienen un costo y “su aplicación a largo plazo contribuye a agravar el problema” que procura corregir. (El Universal)

 

Asocaucho advierte que producción nacional es mínima

La falta de materia prima para la fabricación de cauchos y de divisas para su importación, además de la deuda de 16 millones dólares por parte del Estado con el sector, agudiza los problemas de disponibilidad de este insumo del transporte en el país, así lo informó el director ejecutivo de Asocaucho Orlando Sanz.

Citó como ejemplo el caso de Pirelli que estuvo paralizada y comenzó a producir a mediados de septiembre “pero al mínimo solo para atender a sus clientes”, destacó además que a algunos distribuidores les llegan solo 100 cauchos al mes. “Muchas empresas del sector no han cerrado sus puertas porque están dedicadas a prestar servicios de  mecánica ligera y electricidad, entre otros. Es la peor crisis,”,dice.

Adicionalmente, las industrias nacionales deben vender un porcentaje de lo que fabrican al gobierno para las proveedurías y otros programas que desarrolla el Estado para apoyar el transporte público, añadió.

Asocaucho agrupa a 100 importadores y unos 200 distribuidores al detal y su vocero afirma que hace 15 años se producían en el país 8 millones de unidades anuales y “ahora prácticamente nada”.

Destacó que la situación se agrava por la suspensión de las subastas del Sistema Dicom y con la implementación de una canasta de monedas, anunciada por el Ejecutivo nacional,  el panorama se vuelve más complejo.

Puntualizó que las asignaciones para el sector bajo el citado esquema fueron muy pocas citando como ejemplo que algunos importadores recibieron 5 mil dólares cuando un contenedor de neumáticos cuesta $70 mil.

Al referirse a las características  del mercado nacional precisó que hay un alto porcentaje de cauchos radiales que se importan para el transporte público y de carga.

Precios elevados

Sanz precisó que un caucho pequeño en el mercado está en el orden de Bs 1 millón 600 mil en tanto que, los grandes se cotizan en Bs 8 millones, hecho que ha ocasionado que unidades tanto de transporte público como de carga y particulares estén paralizadas.

Otro problema que asegura atraviesa el sector es que las empresas no quieren pagar los fletes adecuados a la ruta.

Sanz dijo que a lo largo de este año la asociación no ha sostenido reuniones con representantes del Ejecutivo para tratar los problemas del sector, la última se produjo a mediados de 2016.

“Todos estos elementos hacen que el sector esté prácticamente paralizado, estamos cumpliendo como podemos con los compromisos y no podemos atender el mercado. Por ello, mucha gente ha tenido que paralizar su carro…Además existe incertidumbre porque no sabemos que metodología cambiaria se va a implementar”, sentenció.

El máximo representante de Asocaucho dijo que es necesario que el Ejecutivo nacional tome medidas para solventar la situación no solo en lo que corresponde al déficit de cauchos sino también de autopartes para el parque automotor del país.

Por su parte, Canidra ha advertido los riesgo de que los transportistas recurran a comprar repuestos usados sin ningún tipo de garantía para reparar sus unidades.

Continuarán los encuentros

Para los próximos días están previstas nuevas reuniones iniciadas la semana pasada entre el Ministerio de Transporte y representantes de Canidra, Favenpa, Fedeindustria y otros empresarios del sector automotor. Se espera que las  propuestas para reactivar el parque sean presentadas formalmente, aunque los voceros coincidieron en señalar que algunas escapan de las competencias del referido despacho porque tienen que ver con política macroeconómica.

Se estima que a los encuentros se sumen representantes de las empresas básicas que son las encargadas de proveer materia prima al sector. (El Universal)

 

Solo 30% de los productos que se venden en farmacias son medicinas

Más de 9.000 medicamentos estaban en el mercado en 2014. Este año hay apenas 1.800 productos en las farmacias y no todos son farmacéuticos: 70% son misceláneos y 30% son fármacos, afirmó Tito López, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica. Lo que significa que la oferta pasó de más 9.000 a 540 productos.

Agregó que el consumo de medicinas per cápita se redujo a la mitad desde hace 3 años, cuando se consumían 22 unidades por persona. Calcula que al cierre de 2017 no llegarán a 300 millones de unidades comercializadas. Hace 3 años se distribuyó más del doble. “El mercado farmacéutico vendió 714 millones de unidades en 2014, 575 millones en 2015 y 382 millones el año pasado”, precisó.

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos, sostuvo que el problema actual es el desabastecimiento de medicamentos. “La oferta está comprometida. Las personas que necesitan antibióticos, por ejemplo, están bien complicadas porque hay una alta ausencia de este tipo de medicina. Igual los que necesitan insulina”.

López afirmó que hay desabastecimiento de cardiovasculares, cardiometabólicos, antibióticos, anticonvulsivantes, antiparasitarios y para el sistema nervioso central. Agregó que las medicinas para cardiovasculares que se producen en el país no son suficientes. “La demanda supera la oferta”, afirmó.

Ha pasado un año sin que llegue insulina en una farmacia en Altamira. Tampoco ha recibido fármacos para la tiroides desde hace seis meses. Una empleada aseguró que hay fallas en la distribución. En ese local Fanny Vásquez buscaba un anticoagulante para su papá, que sufrió un ACV por segunda vez debido a la falta de medicina. “Se la toma desde 2003, cuando le dio el primer accidente cerebrovascular, pero se acabaron las que teníamos y por eso lo sufrió de nuevo, aunque fue suave”.

Desde hace más de 15 días Vásquez y su hermano han buscado en farmacias el anticoagulante y no lo consiguen. “Parece que la única solución es traerlo de afuera porque en Venezuela no hay”.

En una pequeña farmacia en Los Símbolos también escasean las medicinas. No reciben insulina desde hace más de seis meses y medicamentos para la convulsión desde hace tres. Un empleado afirmó que llegan muy pocas cantidades de fármacos para la tensión.

En una farmacia en Las Mercedes la última vez que vendieron medicinas para la tiroides fue hace cuatro meses, y han pasado tres meses sin que les manden las de la tensión. Uno de los antibióticos más buscados, el ciprofloxacino, sigue sin aparecer.

López sostuvo que no todos los antibióticos sirven para todas las patologías. Lo mismo ocurre con lo cardiovascular: hay productos que son para la hipertensión vascular y otros para la hipertensión renal. “El deber ser es que el venezolano consiga el medicamento que necesita y que no esté cambiando de tratamiento porque eso no es nada beneficioso. Las medicinas tienen efectos secundarios y hay pacientes que pueden ser hipersensibles a una droga” explicó.

Divisas. “Para que haya medicinas tiene que haber divisas”, afirmó Ceballos. López explicó que la industria farmacéutica no recibe divisas preferenciales desde octubre de 2016. Este año le entregaron 6.680.000 dólares en 14 subastas del Dicom, que no equivalen ni a 10% de las divisas que obtuvieron en 2016, que fueron 79 millones de dólares.

Indicó que la industria está a la espera de una nueva subasta o de un mecanismo para comprar materia prima y poder hacer medicamentos. “98% de los insumos que se requieren para la fabricación de los productos son importados, desde el aluminio, pasando por la materia prima y terminando por los envases. Es importante que exista un mecanismo de subasta único y exclusivo para el sector salud. Aquí en Venezuela hay suficiente capacidad instalada como para fabricar 80% de los medicamentos que se consumen en el mercado venezolano”, dijo López. Añadió que la industria está operando a 50% de la capacidad instalada.

El presidente de Cifar aseguró que el año pasado firmó junto con el presidente Nicolás Maduro el arranque del Motor Farmacéutico en Miraflores. Pero hasta la fecha no se han obtenido los resultados esperados. “No hemos tenido una mejoría sustancial porque el problema es que, lamentablemente, todo gira en torno a la divisas. Agregó que el gobierno tiene liquidaciones pendientes de 746 millones de dólares con la cámara por importaciones de productos terminados y de materia prima.

Precios. Ceballos detalló que el porcentaje de fallas en el mercado bajó un poco por la importación de medicinas a dólar libre, ubicándose actualmente en 75%. “Los precios han aumentado porque no hay dólares preferenciales para los medicamentos, pero las personas cuando llegan a las farmacias no tienen cómo pagarlo”, aseguró.

El antibiótico amoxicilina de 500 mg pasó de 19.000 a 105.000 bolívares en una semana en la farmacia de Los Símbolos. “Aunque las presentaciones son distintas, el principio activo es el mismo”, explicó el trabajador.

En la farmacia de Las Mercedes llegaron medicamentos importados, pero con precios exorbitantes. El antibiótico amoxicilina está en 174.000 bolívares. Para nivelar el azúcar les mandaron hace un mes una medicina a 100.000 bolívares.

Ha sido poca la llegada de medicinas importadas en la farmacia en Altamira, cuando antes podían recibir dos o tres veces por semana. Tienen medicamentos nacionales pero que igualmente no se escapan de los aumentos.

El protector gástrico esomeprazol de 40 mg aumentó en un mes de 45.000 a 79.900 bolívares. Un anticonvulsivo de 200 mg se vendía la semana pasada en 35.000 bolívares después de meses sin llegar. Además, el antibiótico amoxicilina tiene un precio de 18.800 bolívares.

“98% de los insumos que se requieren para la fabricación de los productos son importados, desde el aluminio, pasando por la materia prima y terminando por los envases”. (El Nacional)

 

Transportistas comenzarán a cobrar pasaje urbano a Bs. 700 desde este lunes

Tras los problemas de repuestos e insumos que denuncian los transportistas, el pasaje mínimo en el sureste (El Hatillo y Baruta) de Caracas, será de Bs. 700 a partir de este lunes.

A través de un comunicado, el representante del Bloque Sur-Este, Nelson Gustavo Ceballos confirmó la información.

Por su parte, Hugo Ocando, presidente del Bloque del Oeste, indicó que el próximo martes habrá una asamblea en el municipio Libertador para discutir la situación del pasaje.

“No hemos recibido el apoyo respecto a los insumos. El subsidio de estudiantes está caótico. Estamos hablando de 80% de unidades paralizadas”, indicó.

Alertó que es posible el aumento de 1.000 bolívares en la tarifa. “Un pasaje debe estar en 3.000 bolívares, pero nosotros sabemos que la gente no puede pagar eso”, explicó. (Globovisión)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas