La Gran Estafa por Francisco J. Quevedo

dolaresfugados

Desde la venta de un candidato con fecha vencida hasta el cacareo de “logros” inexistentes o por lo menos abrumados por los reveses, pasando por una cadena de guisos, estos “dos años haciendo patria” podrían resultar ser la mayor estafa, tanto política como fiscal que haya sufrido el pueblo venezolano.

Como señaláramos en nuestra entrega anterior a Runrunes, se nos ha vendido una ficción económica, con un dólar que no existe, una inflación falseada sobre precios regulados de productos que no se consiguen, un PIB que al dividir la producción nacional entre 10 bolívares por dólar es más falso que escalera de anime, y un “salario mínimo más elevado de América Latina” que no compra ni US$ 20 en el mercado paralelo, la única oferta de viable de divisas para el venezolano de a pié.

Y es que -en efecto- desde la última campaña de Chávez, la verdadera “campaña admirable” porque el hombre se estaba muriendo, nos vendieron a un candidato con fecha vencida. Habría que ver si el Comandante realmente murió el 5 de marzo, como nos dicen, y, de haber sido así, si entonces pudo firmar él los decretos que dicen que firmó en su lecho de muerte, después de aquel 8 de diciembre, cuando volvió a Cuba. ¿”Firmas planas”, Tibisay? Solo ésto podría conformar la estafa política más grande en la historia de Venezuela.

La Gran Misión Vivienda Venezuela es lo más cacareado por la revolución. Sin embargo, según cifras citadas por el propio presidente, se habrían entregado más de un millón de unidades con una inversión de US$ 73 millardos, eso es un costo de US$ 91,250 cada una, cuando en países vecinos, aún los del ALBA que seguramente se financian con dinero venezolano, esa misma construcción no pasa de US$ 30,000 por unidad. ¿Será que se han pagado US$ 61,250 millones de más? Esta podría ser otra gran estafa.

¿Cuáles son “los logros de la revolución”? El consumo de carne ha caído a su nivel más bajo en 55 años. La  Memoria & Cuenta del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación 2015 confirma lo que cada día se ve en las colas de Mercal, Pdval, abastos Bicentenarios y los operativos del Estado. En conjunto Industrias Diana, Lácteos Los Andes, Mercal Producción y Venalcasa disminuyeron en 125 mil toneladas la cantidad de alimentos que produjeron en 2015. Pasaron de 544 mil 130 toneladas producidas en 2013 a 418 mil 293 toneladas, una baja de 23,12%, destaca un reportaje de Runrunes.

Además, la planta de Valencia de la Industria Venezolana del Cemento, nacionalizada hace 8 años, redujo la producción y distribución del producto un 63% en 2015, según el Secretario General del Sindicato de Trabajadores, entrevistado por El Nacional. Y Sidor estaría produciendo a un 25% de su capacidad, eso sin contar los recortes ahora por racionamiento eléctrico.

Y vienen los guisos: La plata en Andorra, Suiza, la República Dominicana, el desfalco del CAAEZ y el  Plan Bolívar 2000, las cuentas de la infanta, las empresas boliburguesas y en manos de testaferros, la atunera, la fábrica de motos, el mall de La Candelaria, la estafa con los Fondos de Jubilación de PDVSA, el yate del gobernador, y tantos otros, las mansiones de  magistrados, rectoras y ministros en el Country Club, Prados del Este, La Lagunita o Las Villas de Lechería. ¿Ser rico es malo? Otro engaño…

Pareciera que el legado de Chávez y la revolución realmente son los muertos: los mineros, El Amparo, Altamira, Los Próceres, Puente Llaguno, recordando a tantos como Bassil DaCosta, Geraldine Moreno, el hijo de Haydee Lopez, Franklin Brito, las torturas y los presos políticos. El resto, es la gran estafa…

@qppasociados

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas