Las 10 noticias económicas más importantes de hoy #4F

HarinaPAN (1)

 

Más de 3.000 estudiantes y jubilados denunciaron retrasos en el pago de divisas

Más de 3.000 jubilados y estudiantes en el extranjero han denunciado ante la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional el retraso del Centro Nacional de Comercio Exterior en el pago de las divisas que requieren para su manutención y para continuar sus estudios, afirmó la diputada Sonia Medina, presidente de la subcomisión creada para atender el problema.“Son casos que han estado llegando a los distintos correos que la subcomisión creó, casos de personas que se encuentran en condiciones deplorables fuera del país. Hoy (ayer) tuvimos la posibilidad de revisar videos enviados de estudiantes en España que se encuentran hacinados en viviendas. Incluso, hay algunos que están en riesgo de perder su estatus legal afuera”, dijo.Ayer estaba previsto que comparecieran ante la comisión representantes del Cencoex, del Banco Central de Venezuela y del Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública, pero nadie acudió a la cita. El único que respondió a la comunicación fue Luis Laviosa, vicepresidente de Operaciones Internacionales del BCV.“El directivo aseguró que estaba fuera del país y por eso no podía venir, pidió que la comparecencia fuera reprogramada. Los vamos a citar para el 17 de febrero, pero ahora estamos pidiendo que vengan con información sobre las solicitudes de divisas para estudiantes, pensionados y jubilados que están procesando y las que no han respondido”, indicó.Burlados. Familiares de estudiantes, jubilados y pensionados en el exterior tuvieron un derecho de palabra ante la comisión y dijeron sentirse burlados por la ausencia de los funcionarios. “Hemos sido burlados dos veces. Cuando Eudomar Tovar estaba en Cadivi nos dijeron que iban a atender el problema de nuestros hijos y no fue así. Esperábamos que vinieran los funcionarios y nada. Necesitamos que nos ayuden a resolver el problema de los muchachos a los que no se les liquidaron divisas en 2014 y 2015. Mi hijo se quedó sin dinero y tuvo que vender la laptop, su teléfono, sus zapatos deportivos, los pantalones y las chaquetas. Se quedó solo con lo necesario”, contó Maryelis Arbizu, que tiene a su hijo en Arkansas, Estados Unidos.Miguel Ángel Mejías, jubilado en el exterior, también había dicho que tenían las esperanzas puestas en el encuentro. Precisó que esperan solucionar cuatro dificultades: la emisión inmediata de códigos para las solicitudes aprobadas; la apertura de nuevas solicitudes; la eliminación de la restricción de 2.000 dólares mensuales y la reposición de los montos no aprobados y negados por Cencoex entre 2013 y 2016. (El Nacional)

 

Instalaron Comisión Nacional de Semillas

La comisión que motorizará e instrumentalizará la Ley Nacional de Semillas se instaló este miércoles, durante un encuentro que se llevó a cabo este miércoles en el Centro de Formación Socialista Agraria Quiboc, situado en el sector Cerro Pelón, en la vía Quíbor-El Tocuyo, en Lara, estado Centro-Occidental del país.El ministro del Poder Popular para la Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, que presidió la reunión, dijo que esta ley tiene entre sus principales propósitos preservar, proteger y garantizar la producción, multiplicación, conservación, libre circulación y uso de las semillas criollas, así como la promoción, investigación, innovación, distribución e intercambio de estos insumos, “desde una visión agroecológica socialista, que reproduzca y preserve la semilla de origen indígena, afrodescendiente, campesina y local”.La comisión motorizará e instrumentalizará la Ley Nacional de Semillas, aprobada el 22 de diciembre de 2015 por la Asamblea Nacional (AN), y que tiene como propósito contribuir con la producción de alimentos en el país y abrir paso hacia la transición a un modelo ecosocialista.Esta ley, aprobada el 22 de diciembre de 2015 por la Asamblea Nacional (AN), igualmente se propone cerrar el ingreso, uso y producción nacional de la semilla transgénica, garantizar el derecho a una alimentación sana y nutritiva, la conservación y protección de la diversidad biológica, así como la preservación de la vida en el planeta, establecido en la Constitución de 1999 y en el Quinto Objetivo Histórico de la Patria, legado por el comandante Hugo Chávez.Castro Soteldo señaló que la comisión está conformada por los representantes de las carteras agrícolas y pesca, la ministra de Agricultura Urbana, Lorena Freitez, y el ministro de Acuicultura y Pesca, almirante Ángel Belisario. De igual manera la integran productores nacionales de semillas, de organizaciones sociales del área, incluidos representantes indígenas campesinos, afrodescendientes y locales, también voceros populares para el resguardo y protección de la semilla nacional.En este encuentro, en el que participaron productores nacionales de semillas de diversos estados del país, como Lara, Mérida, Portuguesa y Aragua, entre otros, además de la conformación de la comisión nacional que motorizará e instrumentalizará la ley, trabajaron dos temas fundamentales.Realizar el inventario de semillas que hay en el país y evaluar los requirimientos de los productores, para impulsar el plan nacional de semillas que promueve el Gobierno nacional.Germán Pérez, uno de los integrantes de Bioagro, cooperativa del estado Aragua que realiza investigaciones agrícolas y mejoramientos genéticos en el maíz, sorgo, soya y trigo, destacó que la ley de semillas “es fundamental para el desarrollo agrícola y alimentario nacional, que busca producir una semilla de alta calidad genética para que el agricultor pueda utilizarla y a sus vez tenga un producto de alto rendimiento y que se adapte a las condiciones tropicales”.Esta cooperativa con sede en el estado Aragua, así como las decenas de productores y productoras presentes en el encuentro, manifestaron su respaldo al Plan Nacional de Semillas que promueve esta ley clave para el impulso de la producción y la soberanía agroalimentaria.En este cónclave, además de productores de semillas de distintas regiones, estuvo presente el vicepresidente para el Área Social, el ministro Jorge Arreaza y la vicepresidenta para el Socialismo Territorial, la ministra Isis Ochoa. (El Mundo)

 

Gobierno busca simplificar trámites y facilitar exportaciones

El Gobierno nacional trabaja en facilitar los trámites y procesos de exportación, para dinamizar las actividades económicas del sector público y privado y generar divisas para la nación, indicó este miércoles el ministro para Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Jesús Faría.Tras sostener una reunión con directores de instituciones del Estado dedicadas a la actividad exportadora, señaló que el Ejecutivo se encuentra evaluando acciones para simplificar y eliminar una serie de trámites que afectan la celeridad del proceso exportador.”Hemos identificado en estos trámites un obstáculo fundamental para el desarrollo de las exportaciones no tradicionales y también hemos podido determinar que cuando existen grandes mareas burocráticas se producen focos de corrupción”, manifestó en declaraciones a la prensa.Adelantó que en las próximas semanas el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunciará los avances que se han registrado en la materia de simplificación de trámites, y que ademas se reunirá con sectores exportadores privados “para ir afinando cada uno de los detalles”.”De eso se van a beneficiar empresas públicas, grandes empresas públicas que tienen una tradición exportadora y han dejado de hacerlo por diferentes motivos. Nosotros tenemos que retomar esa conexión con los mercados foráneos”, precisó.En este sentido, refirió que el Gobierno nacional se encuentra desarrollando políticas estatales para promover las exportaciones no petroleras, y una serie de procedimientos que contribuyan a diversificar la economía, aporten nuevas fuentes de divisas y apunten al relanzamiento del aparato productivo.”Estamos garantizando un conjunto de estímulo para que los productores realmente realicen una actividad de exportación que los favorezca en la posibilidad de obtener divisas”, dijo Faría.Destacó que las instituciones del Estado vinculadas con la actividad exportadora tienen la tarea fundamental de simplificar “de una manera notable muy importante los trámites muy burocratizados que deben transitar los exportadores en nuestro país”.Por su parte, el director de salud vegetal del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai), Raúl Fernández, consideró que el objetivo de las mesas de trabajo es buscar la manera de “no pedir dos o tres veces los mismos trámites, sino que lo que se pida en una institución no se pida en otra”.Mientras que el intendente nacional de aduanas, César Febres, se refirió a las acciones que ha implementado este organismo para facilitar los trámites.Destacó que con la colaboración de auxiliares administrativos de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha sido posible “agilizar los procesos de inspección de las mercancías”. (El Mundo)

 

Mendoza asegura que el kilo de harina de maíz debe costar Bs. 100

El presidente de empresas Polar, Lorenzo Mendoza, aseguró que de acuerdo con los costos, el precio de la harina de maíz precocida debe ser Bs. 100.”El venezolano estaría feliz de pagar Bs. 100 y que hubiera harina. La harina no se consigue por la falta de producción del Estado”, afirmó en una entrevista transmitida por Globovisión.Agregó que la crisis económica del país debe atenderse con transparencia y el tema no puede atenderse desde el punto de vista político.”El tema económico no requiere ser atendido como el tema político. La política no da de comer. Tiene que atenderse de forma transparente”, afirmó dijo.Reiteró que es importante la “participación vigorosa del sector privado” en la construcción del país.”Hemos probado muchas cosas, ¿por qué no probamos una gran convocatoria sincera? Ya está bueno de estar satanizando al sector privado”, afirmó.Dijo que hace dos años planteó que el estado les alquilara plantas productoras de harina de maíz precocida, pero no se concretó.”Estamos produciendo a 100% de la capacidad instalada. El esfuerzo que hace la cadena de abastecimiento de Polar es titánica, es brutal”, afirmó.El empresario señaló que es partidario de que el Gobierno devuelva las compañías expropiadas. “No estoy de acuerdo con recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, aseguró y propuso que el Gobierno contacte a otros países y organismos para conseguir financiamiento.

Finalizar los controles excesivos

Mendoza recordó “que el ciudadano de a pie está sufriendo mucho y todos los venezolanos tenemos un problema económico que atender”. Añadió que vale la pena seguir dando sugerencias al Gobierno, tomando en cuenta las siete propuestas para atender la coyuntura económica. Aclaró que a empresas Polar  “no entra un dólar, el régimen de control de cambio es muy claro, el BCV liquida las divisas al proveedor, nosotros le ponemos los bolívares al banco; esa es una de las decisiones del Gobierno que es una de las grandes distorsiones de esta economía, 13 años de controles de cambio no funcionan, el monopolio de las divisas es del gobierno, a Polar no entra un dólar, tenemos 13 años donde no hemos podido adquirir una divisa”, expuso. El empresario precisó que la deuda que acarrea Empresas Polar con sus proveedores es de aproximadamente $370 millones sin líneas de crédito. Afirmó además que es mucho más barato para el país la producción nacional que la cantidad de importaciones. A su juicio, el modelo económico implementado en el país fracaso y su preocupación es que el venezolano no está siendo atendido “el venezolano de a pie está más claro que las autoridades y que todo el mundo”.Describió que actualmente hay cadenas agroproductivas rotas, y que hay plantas con proceso de producción detenidas como es el caso de la avena y el atún por falta de materia prima. También explicó que en otros casos “trabajamos con un día de inventario, la materia prima llega al día y en varias oportunidades hemos tenido que parar la producción (…) Esto está ocurriendo ahorita y se debe atender este tema de manera transparente y responsable”. Mendoza sostuvo que no es defensor de una receta del Fondo Monetario “pero el Gobierno tiene la responsabilidad de buscar financiamiento externo”. Sentenció que el Gobierno no cumple su propia ley  y consideró que “hay precios que están secuestrados y están acabando con lo productivo nacional”.Insistió que en el país no se puede producir a pérdida “es ridículo e insostenible”, aclaró que empresas Polar no produce todo, es por ello que mantiene firme su teoría que “la única forma de salir de esta crisis es abrazando al sector privado”. (El Mundo)

 

Fedecámaras: Abordar temas económicos para llenar anaqueles

El presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Francisco Martínez, dijo que “hay que abordar los problemas económicos para que podamos llenar los anaqueles y se puedan comprar productos Hecho en Venezuela”, expresó a través de su cuenta de Twitter.El gremialista dijo que para solucionar la crisis que vive el país es necesario abordarla “de forma sistémica y racional”.Martínez también expresó que “si el Gobierno sigue regulando la actividad económica no vamos a salir de la crisis profunda y agravada que vivimos en Venezuela”.Asimismo, el presidente de Fedecámaras acotó que el empresariado nacional está lleno de sugerencias las cuales esperan sean tomadas en cuenta por el Ejecutivo. (El Mundo)

 

Fesoca: La regulación de precios es una camisa de fuerza para la producción

El presidente de la Federación Nacional de Cañicultores (Fesoca), José Ricardo Álvarez, aseguró que en las reuniones sostenidas entre el sector agricultor y el Consejo Nacional de Economía Productiva (CNEP), se han mantenido diálogos claros para establecer los acuerdos necesarios que permitan recuperar la economía nacional.”Hemos sentido que las personas que están de parte del Gobierno allí lo han entendido y se están compenetrando con el discurso”, resaltó Álvarez durante una entrevista para El Noticiero de Televen.Asimismo, indicó que todos los representantes por parte del Gobierno que integran el CNEP están conscientes de que Venezuela está viviendo una situación económica “preocupante” y que el sector privado “motoriza” gran parte de la economía nacional.En ese sentido, Álvarez resaltó que dos de las peores cosas que ha sufrido producción nacional son las expropiaciones de aproximadamente 4 millones de hectáreas y la “camisa de fuerza” impuesta con la regulación de precios.Para reactivar la producción de rubros en el país, el presidente de Fesoca considera que lo principal es tener una política de precios integral que genere confianza entre los productores ya que la política de subsidio implementada por el Gobierno ha sido perjudicial para ese sector. (El Universal)

 

Oreo saca de contabilidad $787 millones de sus operaciones en el país

Mondelez, la empresa fabricante de la galleta Oreo, anunció que desde 2016, dejará de incluir en su contabilidad las operaciones en Venezuela, asumiendo una pérdida de $778 millones.”Los cambios en el tratamiento de contabilidad reflejan la pérdida de control debido a la incapacidad para operar normalmente los negocios y la falta de intercambiabilidad de divisas”, dijo la compañía en su informe trimestral presentado el miércoles a los inversionistas. Agregan que no descartan volver a incluir al país en sus cuentas si la situación económica del país mejora. (El Mundo)

 

Sectores público y privado crearán empresa mixta metalmecánica

Las 18 empresas privadas afiliadas a la Asociación Venezolana de Industriales y Fabricantes de Implementos Agrícolas y Pecuarios (Avifiap) conformarán junto al Gobierno Nacional una empresa mixta metalmecánica, a fin de potenciar el diseño y la elaboración de maquinaria y equipos agrícolas en el país, reseñó AVN.La decisión fue acordada este miércoles durante la mesa de trabajo que desarrolla el Motor Agroalimentario de la Economía Productiva en el estado Portuguesa, en los llanos venezolanos, para dinamizar el desarrollo industrial e impulsar la fabricación nacional de implementos, piezas y maquinaria para la producción de alimentos. (El Universal)

 

Millonarios robos en CVG-Alcasa se han convertido en algo normal

El secretario general del sindicato de trabajadores de CVG-Alcasa, denunció que no han dejado de robarse en la empresa más de cien aires acondicionados, sumado al robo de los juguetes y equipos para los hijos de los trabajadores. Para Arias es realmente una inmoralidad lo que está ocurriendo dentro de la empresa, pionera de la producción de aluminio en Venezuela, porque todos los años se roban los juguetes, agregó.Tambien se roban de la empresa “serpentín”, que   es material de enfriamiento de los hornos de inducción en la empresa, que es un radiador de cobre, y hasta han asaltado el banco en CVG-Alcasa, agregó.El ultimo suceso fue que se metieron en el almacén de suministros de CVG-Alcasa, y a punta de pistola amenazaron a las personas que estaban allí, cuatro tipos con bolsos negros grandes, las llenaron de juguetes, mas treinta y seis celulares Samsung S-5, Playstation Vita, Laptops HP, un robo millonario, y no pasa nada.“Como explicamos que una gente que no conoce la planta, cuatro asaltantes, lleguen a un galpón de grande dimensiones como es el de suministros, directamente a donde estaban los juguetes”, denunció Arias.Arias agregó que quienes están saqueando a CVG-Alcasa, conviven con ellos dentro de la empresa, porque no hay otra explicación, y se pregunta: ¿Por donde entraron esos tipos con un poco de morrales?, porque del almacén a donde esta la avenida, con cuatro morrales cargados de juguetes y de equipos electrónicos que se robaron, es un trayecto largo, pero la seguridad interna de la empresa brilla por su ausencia.

 

Existiendo una red interna de teléfonos de la empresa, extrañamente no funcionó, por eso cree que CVG-Alcasa necesita una intervención cuanto antes, porque han entrado a una etapa crítica, de crisis a nivel nacional, y que si ellos se hacen de la vista gorda, con lo que viene  ocurriendo, van a terminar perdiendo a Alcasa, dijo Arias.“Una empresa con seis mil padres y madres de familia que viven de de ella, además de las empresas y proveedores que también dependen de Alcasa”, acotó.

Hoy día en Alcasa, cualquiera entra como perro por su casa, pero un trabajador que haya dejado la ficha, y que todo el mundo lo conoce, no lo dejan pasar o le ponen trabas, denunció también Arias.

Hizo un llamado al presidente de la CVG-Alcasa, Reynaldo Raúl Salas, porque de que vale tener militares al frente de las empresas, si las empresas marchan peor, porque se montaron tres aires acondicionados nuevos en Fase 6, y también se los robaron.Finalmente quiso hacer un llamado a Justo Noguera, porque ha venido observando, de que hay una desidia con CVG-Alcasa, y que como viceministro de industrias, porque hay que poner los correctivos necesarios para parar la delincuencia dentro de la planta, concluyó.F1: Según Arias, el robo dentro de la empresa, se escapó de las manos del presidente de la empresa, un militar. (La Patilla)

 

Trabajadores de CarboZulia piden aumento salarial

Trabajadores de CarboZulia manifestaron este miércoles que, pese recurrentes denuncias, el contrato colectivo que manejan –desde el 2008- no ha sido discutido por trabas burocráticas de PDVSA Industrial, ente al que se encuentran adscritos, y estiman, de no obtener respuesta, paralizar totalmente sus operaciones.Félix Merchán, secretario general del Sindicato de Trabajadores de CarboZulia, afirmó que “desde hace 5 años” están arrastrando “un gran conflicto laboral”. Aseveró que los trabajadores mineros están “sufriendo los embates de la crisis” al trabajar con el salario mínimo nacional.Detalló que en el mes de mayo, junto con la empresa,  iniciaron una revisión del tabulador y una propuesta de aumento de salario. “De ahí para acá, ha habido muchas traba burocráticas de los representantes Pdvsa industrial, quienes tienen que autorizar el aumento”, pese a que la misma CarboZulia, explicó Merchán, ha manifestado que pudiera asumir los costos del aumento.”Estamos quemando las últimas instancias, incluso hemos venidos algunos grupos de trabajadores a hacer manifestaciones pacífica”, sin embargo, “estamos considerando parar las operaciones de manera definitiva, hasta tanto los directivos” y entes encargados no respondan la solicitud.Los trabajadores elaboraron una carta abierta al presidente de la República, Nicolás Maduro, que fue recibida en el Viceministerio de Petróleo y Minería y en el despacho del ministro; en el despacho de la Vicepresidencia y Presidencia; y en la Corporación Venezolana de Minería, sin recibir respuesta alguna.Simón Fuentes, otro dirigente sindical, aseveró que tienen “una problemática con trabajadores que quieren hacer una renuncia masiva (…) Necesitamos que los entes gubernamentales hagan un llamado de atención, que son trabajadores y ciudadanos, que somos el pueblo”.

Adheridos a los motores productivos

Con miras a la activación de los motores promovidos por el Presidente, Merchán destacó que están conformando comisiones y  presentando algunos planteamientos en lo laboral y productivo, de forma que puedan generar dividendos para el Estado.No obstante, el dirigente indicó que tienen “un gran problema productivo en la empresa, porque el Estado, con la potestad que tiene, no ha enviado los recursos para la reinversión en la industria”. (El Universal)

 

Cooperativas piden ser exoneradas del Islr

El sector cooperativista del país solicitó a la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, promover una reforma a las distintas leyes tributarias que fijan impuestos a este tipo de organizaciones.El director del Centro Nacional de Cooperativas (Ceconave), Luis Delgado, indicó que el pago de tributos al Fisco, han generado situaciones difíciles para el sector, llevándolas al cierre de operaciones.

 

“Las cooperativas no generan renta y en ningún país del mundo pagan impuestos, ya que siempre están en desventaja con respecto a las empresas mercantiles. Esto es trágico para el movimiento cooperativista”, afirmó.El Ceconave agrupa a cooperativas de 16 estados del país y registra una red de 420 mil asociados. Delgado solicitó al Parlamento modificaciones a la Ley de Impuesto sobre la Renta, del Impuesto al Valor Agregado y de otros instrumentos tributarios que pechan al sector cooperativista. “Pedimos que la Asamblea promueva una suspensión o moratoria para el pago de impuestos, a través de una figura legal con plazo de un año o hasta que se reformen las leyes”.Solicitó igualmente que se impulse una comisión especial para el apoyo de la Economía Social y Participativa.El diputado de la Comisión de Finanzas, Luis Stefanelli, solicitó además de revisar las leyes tributarias, modificar la Ley de Cooperativas ya que -a su juicio-, el espíritu del movimiento cooperativista se ha desviado.Durante el año 2014, el presidente Nicolás Maduro a través de la Habilitante, reformó la Ley del Islr en la cual se eliminó la exención para la declaración y pago de este tributo por parte de  las cooperativas, asociaciones y fundaciones. (El Mundo)

 

AN devolvió al Seniat propuesta para nueva tasa de la UT

La Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional rechazó este miércoles la solicitud del Seniat para fijar la nueva Unidad Tributaria en 177 bolívares.El diputado Alfonso Marquina, presidente de esta instancia parlamentaria, propuso devolver de oficio la petición del organismo tributario, debido a que la propuesta no se ajusta a lo que establece las normativas de calcular la U.T de acuerdo a cómo culminó la tasa de inflación del año anterior.”Esta Comisión no puede estar al margen de la ley y por ello exigimos al BCC y el INE publicar el índice de precios de todo el año 2015 para que el Seniat pueda hacer su cálculo metodológico y remitir nuevamente a la AN la nueva tasa de la U.T. para dar su opinión”, dijo el diputado Marquina.Como se recordará la propuesta del Seniat para fijar la U.T. del año 2016 refleja un incremento de 18%, mientras que la inflación acumulada enero y septiembre de 2015 fue de 108%. (El Mundo)

 

Expertos recomiendan revisar reformas tributarias

La Cámara Venezolano-Americana de Industria y Comercio (Venamcham) realizó el foro Actualidad Tributaria para explicar los detalles normativos de las últimas leyes habitantes promulgadas por el Ejecutivo nacional.El encuentro, que tuvo como sede el Hotel Marriot de Caracas, congregó a juristas especialistas en materia tributaria, los cuales analizaron la reforma de la Ley de Impuesto Sobre la Renta (Lislr) y el nuevo tributo sobre las Grandes Transacciones.En cuanto a la reforma por vía habilitante de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, el especialista Jesús Sol Gil recomendó que el trato entre los contribuyentes (naturales y jurídicas) y las instituciones del Estado debe respetar los principios de igualdad jurídica y capacidad contributiva.“Hay materias como el petróleo que el Estado se lo reserva en su totalidad en el pago de tributos. A pesar de ello, no debe haber diferencias entre las demás actividades económicas”, señaló el jurista.Con respecto a la exclusión por la eliminación del ajuste por inflación de dicha norma, “las empresas que tengan una posición monetaria activa generarán una pérdida por inflación, en cambio aquellas que tengan una posición monetaria pasiva generarán una utilidad por inflación, que al no ser reconocida le hará pagar menos impuestos”, recalcó Sol Gil.Ante este escenario, el también profesor universitario precisó que los contribuyentes especiales están desapareciendo en la normativa.A juicio de Juan Carlos Castillo, experto en derecho tributario, la eliminación de las rebajas por nuevas inversiones, planteadas en las reformas de la norma sobre tributos, conlleva a interpretar si “no hay extensión del beneficio fiscal o se extenderá el beneficio”.“Si analizamos el principio de ultractividad, las rebajas tanto para la actividad turística como la ambiental deben estar vigentes durante un lapso de cinco años más, como lo indica la ley”, subrayó Castillo.Afirmó que las modificaciones parciales de la ley de tributos enfrenta en su finalidad dos visiones relevantes: la misión recaudatoria y la de incentivo a las empresas que ayude al crecimiento económico.Para el experto Serviliano Abache, la interpretación del artículo 31 de la ley de tributos debe estar dirigida en la aplicación del principio de la conmutatividad, que se refiere a la igualdad de trato comercial entre personas que realicen la actividad.Basado en ello, la consideración de enriquecimientos netos como salarios o contraprestaciones deben pagar gravamen “por tener una relación de prestación de servicio”.En el caso del impuesto a las Grandes Transacciones Financieras, el técnico Juan Korody sentenció que “generaría una espiral inflacionaria, además de tener carácter regresivo y poco neutral”. (El Mundo)

 

Panamá reactivará cobro de la deuda venezolana

El gobierno de Panamá buscará reactivar las negociaciones con Venezuela para el pago de la deuda millonaria que mantienen importadores venezolanos con empresas panameñas, incluidos exportadores de la Zona Libre de Colón.La cancelación de la deuda superior al millardo de dólares se vio afectada e interrumpida desde el año 2014.Augusto Arosemena, ministro de Comercio e Industria de Panamá, señaló que su colega del Ministerio de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, envió una nota de aviso a Rodolfo Medina, titular del Ministerio de Banca y Finanzas de Venezuela, para retomar las conversaciones sobre el pago de la deuda.El funcionario aseguró que se involucrará de lleno en las negociaciones, en aras de la “defensa de los intereses comerciales de Panamá” y resaltó que su gobierno ha hecho esfuerzos importantes para sacar adelante el tema del pago de la deuda a través de varias reuniones con representantes de ese país, en las que han participado portavoces de las empresas afectadas.Arosemena destacó que el impago millonario que los importadores venezolanos mantienen con Copa Airlines, la industria farmacéutica y con exportadores de la Zona Libre de Colón, la mayor del hemisferio americano, ha impactado fuertemente en la ZLC, pero no responsabilizó del todo a Venezuela y reconoció que la crisis que atraviesa la Zona Libre, que alberga alrededor de 3.000 empresas, deriva de asuntos internacionales como la “devaluación de las monedas” y la crisis económica mundial. (El Nacional)

 

Acorralada por la inflación, Venezuela importa toneladas de billetes en jumbos

En los últimos meses, millones de kilos de provisiones llegaron en tres docenas de Boeing 747 desde diversos países para dar alivio a la paralizada economía venezolana. Sin embargo, no eran alimentos ni medicamentos, sino otra cosa que a menudo escasea aquí: billetes de la moneda de Venezuela, el bolívar.Esos cargamentos fueron parte de una importación masiva de al menos 5.000 millones de billetes autorizada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro en el segundo semestre de 2015, con la que intenta apuntalar la oferta de una moneda que vale cada día menos, según siete personas al tanto.Esto no es todo. En diciembre, el Banco Central de Venezuela inició negociaciones secretas para encargar otros 10.000 millones de billetes, dijeron cinco de estas personas, lo cual duplicaría la cantidad de efectivo en circulación. El número es muy superior a los 8.000 millones de billetes que la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo imprimen respectivamente cada año, con la diferencia de que dólares y euros se utilizan en todo el mundo.Cuatro voceros del banco central no respondieron a llamadas y correos electrónicos solicitando comentarios.Los economistas advierten que estas importaciones podrían agravar la crisis económica de Venezuela. La inyección de grandes cantidades de billetes podría atizar la inflación, que el Fondo Monetario Internacional estima alcanzará 720% este año, la tasa más alta del mundo. Los datos del banco central muestran que en 2015 Venezuela más que duplicó su masa monetaria, una medida utilizada para medir el dinero en circulación en la economía, incluyendo depósitos bancarios.La impresión de más bolívares debilita aún más la moneda. Esta semana, en el mercado negro cruzó por primera vez el umbral psicológicamente importante de 1.000 unidades por dólar. El país tiene varios tipos de cambio, incluyendo uno de 6,3 bolívares por dólar.Los 30 millones de habitantes de Venezuela parecen no poder obtener efectivo lo suficientemente rápido, dice Steve H. Hanke, un experto en monedas en problemas de la Universidad de Johns Hopkins. “La gente quiere efectivo porque quiere deshacerse de él tan rápido como sea posible”.Aunque ha aumentado el uso de tarjetas de crédito y transferencias bancarias, los venezolanos deben llevar fajos de billetes debido a que muchos comerciantes tratan de evitar las tarifas por las transacciones. Una cena en un buen restaurante puede costar un fajo de billetes del tamaño de un ladrillo. Una arepa con queso se vende a casi 1.000 bolívares, o 10 billetes de 100 bolívares, la denominación más alta, cada uno de los cuales vale menos de 10 centavos de dólar.Según los economistas, los rígidos controles de precios sólo han empeorado la situación y han generado un floreciente mercado negro para casi cualquier producto, desde neumáticos de autos a pañales de bebé, en el que el efectivo es la forma preferida de pago.La compra de billetes le está costando al gobierno izquierdista, acuciado ya por la falta de dinero, cientos de millones de dólares, según las siete fuentes, que fueron informadas oficialmente de los acuerdos de Venezuela con los productores de billetes.El alto costo de la impresión de billetes constituye una carga especialmente pesada para Venezuela, que todavía sufre por la caída de los precios del petróleo y por 17 años de un dispendioso gobierno socialista, cuyos gastos han dejado las arcas públicas en ruinas.La mayoría de los países ha tercerizado la impresión de billetes a empresas privadas que ofrecen sofisticadas tecnologías contra la falsificación, como marcas de agua y tiras de seguridad. En el caso de Venezuela, sin embargo, su motivación ha sido la urgencia y el gran volumen de sus necesidades de divisas.Las imprentas que el banco central posee en la ciudad industrial de Maracay no tienen suficiente papel de seguridad para imprimir más que una pequeña porción de los billetes del país, dijeron las fuentes. Las dificultades se derivan de la misma escasez de dólares que ha afectado a toda esta economía centralizada. El gobierno tiene dificultades para pagar las importaciones de todo, desde medicamentos contra el cáncer al papel higiénico y el repelente de insectos para combatir el virus del zika.Esto significa que Venezuela tiene que comprar bolívares en el exterior a cualquier precio. “Es plata fácil para muchas de estas compañías”, dijo una de las personas.El enorme pedido de 10.000 millones de billetes no puede ser satisfecho por una sola imprenta, según las personas al tanto de los acuerdos, lo cual ha generado interés entre varias de las firmas de impresión más grandes del mundo.Entre ellas, según las fuentes, se encuentran la británica De La Rue, Canadian Bank Note Co., la francesa Oberthur Fiduciaire y una filial de Giesecke & Devrient, con sede en Múnich, que imprimió el marco alemán de la República de Weimar durante la hiperinflación de la década de 1920, cuando la gente transportaba carretillas de efectivo para comprar pan. Más recientemente, Giesecke & Devrient fue la proveedora del papel de seguridad para Zimbabue cuando el país sufrió una hiperinflación en 2008 en el que los precios se duplicaban a diario.La imprenta canadiense no respondió a pedidos de comentarios, en tanto que las otras no quisieron hacer declaraciones.Los expertos en divisas dicen que los retos logísticos de importar y guardar grandes cantidades de billetes ponen de relieve una verdad innegable: Venezuela está gastando mucho más de lo que necesita porque el gobierno no ha impreso un billete más grande. Esto, dicen los analistas, es un reconocimiento implícito de hiperinflación por parte de un gobierno que públicamente niega el problema.“Los grandes billetes no causan inflación. Los grandes billetes son el resultado de la inflación”, señala Owen W. Linzmayer, un experto en monedas con sede en San Francisco y autor que cataloga las divisas del mundo. “Billetes de mayor denominación en realidad pueden ahorrarle dinero al banco central, porque en lugar de tener que reemplazar 10 billetes deteriorados sólo se necesitan cinco, o uno”.Los últimos encargos del Banco Central de Venezuela han sido exclusivamente de billetes de 100 y 50 bolívares, porque los de 2, 5, 10 y 20 valen menos que el papel en que están impresos, según las siete fuentes.Maduro y sus aliados dicen que el aumento galopante de los precios al consumidor es parte de una conspiración capitalista para desestabilizar su gobierno. A finales de diciembre, el presidente hizo cambiar una ley para darse a sí mismo control total sobre el banco central, despojando a esta institución de la supervisión de la Asamblea Nacional justo cuando sus oponentes políticos tomaban el control del poder legislativo por primera vez en 17 años.“Para frenar la impresión excesiva, tenemos que cambiar esa ley y restaurar la autonomía del banco central”, dijo Elías Matta, un legislador opositor que se centra en las finanzas del Estado.La inundación de dinero ha llevado a algunos sectores de la economía, como el inmobiliario y el automotor, a fijar sus precios en dólares, aunque lo hacen a escondidas debido a que es ilegal realizar transacciones en dólares. Incluso los secuestradores exigen rescates en dólares, dicen expertos en seguridad.Una fotocopia en color de un billete de 100 bolívares cuesta más que el billete. En una imagen que se difundió en los medios sociales, un comensal aparece sosteniendo una grasosa empanada con un billete de 2 bolívares, que es más barato que una servilleta.Algunos cajeros automáticos limitaron los retiros a alrededor de 6.000 bolívares por día, menos de US$6 en el mercado no oficial. Incluso entonces, las máquinas funcionan a menudo con poco efectivo. Y en una señal de la rapidez con la que los bolívares recién impresos circulan en la economía, los números de serie de los billetes nuevos dispensados por los cajeros automáticos están a menudo en orden secuencial.Lo que está claro es que hay poco respeto por el asediado bolívar, no importa la forma que adopte.Mario, un poblador de un barrio pobre de 46 años, caminaba hace poco con un megáfono por las calles de un barrio rico de Caracas, pidiéndoles a los residentes que le vendieran sus monedas, que luego guardaba en un enfriador agua con ruedas. Su idea era fundirlas.“Puedes hacer un anillo arrechísimo con eso”, explicó Mario, que no quiso dar su apellido, pero dijo que prefiere que lo llamen por su apodo: “Moneda”. (Wall Street Journal)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas