Si no hay real, no hay ropa por Francisco J. Quevedo

Divisas

 

Si no hay asignación de dólares Sicad, ni Simadi, los importadores acudirán “a eso que llaman mercado paralelo” como dijo el Vice-Presidente Arreaza, ya sea para tener un precio de referencia, si ponen sus dólares, o para comprarlos. Si le aumentan el 20% de ganancia, considerando costos y gastos, venderán sus productos con base en mil, así de sencillo. Y si no los dejan, pues no los venderán, no importarán, y allí quedarán los estantes vacíos. Como dicen los chinitos, “si no hay leal, no hay lopa…”  

Arreaza, negó que en Venezuela se importe con dólar paralelo. Aseguró que “la inmensa mayoría de los bienes que se importan vienen gracias al dólar Cencoex”. O sea, que sí se importa algo con dólares negros, querría decir, pero poco. “Una cosa dice el burro, y otra quien lo monta” también reza un dicho. El Gobierno ha dejado de liquidar no menos deUS$ 15.000 millones en lo que va de año. ¿De dónde creerá él que salen esos dólares?

La liquidación de divisas a través de los tres mecanismos oficiales ha caído 60% en 2015, afirmó el economista Carlos Miguel Álvarez, de la firma Ecoanalítica. En efecto, entre enero y septiembre, se entregaron diariamente US$ 43,9 millones, mientras que en el mismo período del año pasado, el promedio de liquidación diaria alcanzaba US$ 79,2 millones. Y Sicad solo ha subastado dos veces este año, reduciendo su oferta en 89%. ¿Y quién puede decir que ha sido adjudicado lo que requiere, aunque sea alguito pues, por Simadi?

Si reconocemos que las importaciones han mermado, no menos de US$ 4,000 millones todavía salen del paralelo. Veamos las cifras del INE: En 2012, Venezuela importó US$ 54.767 millones, en  2013, la cifra cayó a US$  45.151. Y de acuerdo al BCV, podríamos estimar las importaciones del 2014 en US$ 31.868 millones. Tomando esta tendencia, cerraríamos el 2015 con US$ 26.939 millones importados, menos de la mitad de tres años atrás. ¿Se extraña alguien que haya estantes y concesionarios vacíos, y que no se consigan tantas cosas? Es que debe faltar el 51% de lo que se importaba antes. Por algo todos los sectores de la economía reclaman que no les otorgan divisas suficientes. Es cierto.

Previos análisis han concluido que 15% de lo importado en Venezuela se paga con dólares paralelos. Eso sería US$ 4,040 millones en 2015, sin contar la demanda por ahorro y especulación. Evidentemente, es inviable importar con dólares pagados a 783 y marcar precios a la tasa de cambio Simadi, de 199 y tantos bolívares por dólar, que no adjudican, aún sumándole el 20% de margen, como pretende el Gobierno. Y haría un papelote quien use sus propias divisas, si las contabiliza a este costo, como también pretende el Gobierno, particularmente cuando puede simplemente venderlas, sin importar un pepino, en el propio sentido de las palabras, ganándoles 300%.

¿Qué busca el Gobierno? Un “precio justazo” pre-electoral, evidentemente, y terminar de quebrar al empresariado, de paso. ¿Pero qué va a lograr? Lo mismo que ha logrado hasta ahora: ¡Estantes vacios!

 @qppasociados

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas