Lo que le espera el año que viene a la economía venezolana en 10 puntos

La noticia en 10

 

Edo titular

 

Las perspectivas para 2015 pasan por desmontar el control de cambio. Eso dijeron los analistas convocados por la firma Econométrica

 

Lisseth Boon @boonbar/ Adriana Nuñez @AdrianitaN

 

Edo 01 

 

1) Se levantará el control de cambio: Caída de los precios del petróleo, crecimiento del déficit fiscal, merma en las reservas internacionales, pago de la deuda externa pendiente, desplome de los inventarios, escasez generalizada y distorsión de precios conforman el cóctel de factores que obligará al gobierno de Nicolás Maduro a desmontar el control de cambio el próximo año. En este análisis coinciden los expertos participantes en el Foro Perspectivas Económicas 2015 organizado por la firma Econométrica, realizado en Caracas el jueves 20 de noviembre.

 

Edo 2

 

2) La economía se impondrá sobre la política: Llegó la hora de la economía. Dominará a la política y no al revés. Los factores económicos marcarán la pauta en las decisiones que tomará el Ejecutivo. Así lo sustentan los economistas Francisco Ibarra, Henkel García, José Guerra, Felipe Pérez Martí y Ángel García Banchs.

 

Edo 3

 

3) Impacto social: En el primer trimestre del año una gran conmoción social por colapso general de la economía: nada funciona, clase media arrinconada, base chavista frustrada y pérdida de legitimidad de los poderes, considera Pérez Martí, quien fue ministro del gobierno de Chávez. “La inestabilidad política está vinculada con la caída de los salarios que marca una alta inflación. No hay exportaciones que compensen la caída del petróleo, el endeudamiento es costoso y la oferta restringida”, apunta José Guerra,  ex gerente de investigación del BCV.

 

Edo 4

 

4) Un modelo insostenible: La economía, tal como ha sido conducida por el gobierno, no da para más. “El modelo económico desarrollado durante 15 años es insostenible”, asegura Guerra.  2014 culminará con una recesión de la actividad económica, apenas comienza el túnel de la recesión. “La contracción no obedece a la caída de la demanda sino a la imposibilidad de restituir la oferta nacional porque no hay capacidad productiva”. Por lo tanto, 2015 “entrará en una nueva etapa”.

 

Los efectos colaterales de haber sostenido un control cambiario y de precios durante tantos años ya son evidentes. Los expertos coinciden en culpar a la regulación artificial de la distorsión en los precios de algunos productos y la escasez. “Con lo que cuesta un café de panadería puedes comprar cuatro kilos de pasta. Si los precios se mantienen artificialmente bajos se destruye la oferta”, señala Francisco Ibarra.

 

“Al control de cambio le queda lo que resta de vida de los inventarios”, considera García Banchs. En enero, los sectores alimentación y salud se ubicarán en un mes de inventario y en abril ya estarán en nivel cero. También consideró que “ no hay forma de evitar el estallido del sistema de cambio. La economía no volverá a crecer a hasta que se levante el control cambiario. Ya ni con dólares se resuelve el problema”.

 

Edo 5

 

6) Hueco fiscal: La llamada reforma fiscal decretada por el presidente Maduro a mediados de noviembre no son la solución para llenar el “hueco fiscal”; por el contrario, Guerra cree que agudizará la inflación, “aumentará el déficit fiscal y liquidez monetaria”.

 

Edo 1

 

7) Inflación por las nubes: Existe el riesgo probable de que alcance los tres dígitos, oscilando entre 125% y 190%.

 

Edo 6

 

8) Devaluación:  analistas como Guerra descartan la posibilidad de que el gobierno anuncie una devaluación formal antes de las elecciones parlamentarias, por el costo político que implicaría. Sugiere que los productos cuyos precios se calculan a tasa de 6,30 bolívares por dólar irán pasando paulatinamente a la de 12. “La disminución de sueldos y salarios es inflexible a la baja, hay que reorientar el gasto público y relanzar los bienes públicos”, sugirió el también profesor de la UCV.

 

La tasa de cambio se ubicaría entre 50 bolívares por dólar (en el escenario ordenado, es decir, si Venezuela acude al FMI) y Bs. 90 por dólar (si no acude, con una contracción de 4% del PIB), calcula García Banch.

 

B2XY55jIIAIQ8SS

 

9) Acuerdo nacional de gobernabilidad: será difícil implementar los cambios sin lograr antes un acuerdo nacional de gobernabilidad, que incluya a los diferentes sectores políticos y económicos. “Todo pasará por el pacto nacional que también implica modificaciones profundas, como mejoras de infraestructura y servicios públicos”, dijo García.

 

Pérez Martí da  60% de probabilidad al escenario del acuerdo nacional con ajuste económico. A un virtual golpe de Estado le otorga apenas entre 10% y  30%; a “la continuación del caos”, es decir, el mantenimiento del modelo económico, en un escenario donde se adelanten las elecciones parlamentarias que ganaría la oposición. Considera que Maduro no terminará su mandato.

 

Última

 

10) Iniciar la recuperación:  “Venezuela se encuentra rezagada en la región. Pero incluso con pequeños cambios en el entorno macroeconómico logrará un crecimiento similar a su potencial. Venezuela está destinada a mejores cosas”, considera García. “Tiene una capacidad de recuperación con mínimos cambios. Entre sus fortalezas, cuenta con el tamaño del mercado, nivel de educación superior y logros en salud y educación primaria”, enumera.

 

Un paso importante para recuperar la economía venezolana, insisten los economistas, es contar con instituciones independientes a los mandatos del gobierno central, “que no le digan que sí al gobierno cuando quiera financiar su déficit fiscal”, aseguró Pérez Martí.

 

Otras medidas importantes serían disminuir el suministro petrolero a otros países, renegociar la deuda externa, estimular la inversión, establecer reglas de juego claras para el mercado y reorientar el gasto social.

 

La situación económica en Venezuela “está tan desquiciada que con un mínimo de cordura mejora”, cree Pérez Martí.  Propone bajar el déficit de 20% en el PIB aumentando el litro de gasolina a 10 bolívares y reducir el gasto público (por ejemplo, el presupuesto asignado a  proyectos militares), entre otras acciones. “Las soluciones a la crisis están aquí, no en el FMI. Hay que quitarle el dinero a los cazadores de renta, a los corruptos, contrabandistas, intermediarios, para redistribuirlo a otros gastos”, aseguró.

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas