127 venezolanos emigrantes han sido asesinados entre 2017 y 2018
Lo último

127 venezolanos emigrantes han sido asesinados entre 2017 y 2018

Asesinados-Exterior.png
Entre los años 2017 y 2018 la mayoría de los homicidios ocurrieron en países del continente americano
Un tercio de los crímenes han sido cometidos contra mujeres

 

@carlos_dhoy

EN ALGÚN LUGAR DE COLOMBIA y en manos de atacantes no identificados: así es el crimen más común entre los migrantes venezolanos, según una investigación hemerográfica hecha por Runrun.es en las principales páginas web de noticias de los países a los que han emigrado los venezolanos en el período comprendido entre el 1ero de enero de 2017 y el 31 de agosto de 2018.

Después de analizar 56 páginas web de medios de comunicación de 13 países, se determinó que hasta el 31 de agosto se habían registrado 127 asesinatos de emigrantes, 77 de ellos en Colombia.  

Al estudiar las cifras de muertes ocurridas en el extranjero, de acuerdo al móvil, se observa que la principal causa de los crímenes contra los venezolanos ha sido el femicidio: durante 20 meses dejó 31 víctimas.

Luego de los femicidios, en segundo lugar, se encuentran las venganzas con 27 asesinatos reseñados por la prensa internacional. En el lapso estudiado se registraron 22 casos de venganzas o ajustes de cuentas y 5 crímenes vinculados con la contratación de asesinos o sicarios.

La tercera causa de muerte fueron los robos que cobraron la vida de 14 connacionales, mientras que las discusiones o riñas terminaron con 15 crímenes.

Seis venezolanos murieron en hechos vinculados con el terrorismo y la violencia política: acciones del ELN y facciones disidentes de las FARC dejaron tres muertos  en Colombia; mientras que dos pilotos fueron asesinados en un ataque Talibán en Afganistán y el joven Joaquín Oliver de 17 años fue una de las víctimas fatales del atentado perpetrado el 14 de febrero de 2018 contra la comunidad estudiantil de la escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland en el estado de Florida, EE.UU.

De acuerdo con esta data, el mayor número de crímenes se registró en Colombia, donde murieron 77 connacionales. Le siguen México (12), Ecuador (8), Estados Unidos (6), el Reino Unido y Perú(5), Chile (4), Panamá (3), Brasil y Afganistán (2) y el grupo lo cierran España, Curazao, República Dominicana y Nicaragua con un homicidio en cada uno.

Las mujeres: víctimas en suelo extraño

De cada tres venezolanos asesinados en el exterior, una es mujer. Mientras que  que según datos manejados tanto por el Monitor de Víctimas como por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV)en Venezuela la relación de crímenes de hombres y mujeres es de 95%  de hombres a 5% de mujeres. En el exterior las cifras de los crímenes sexistas se elevan considerablemente: 43 de las 127 víctimas de la violencia eran mujeres, cifra que representa el 33,8% del total de los homicidios.  

Al estudiar los casos de asesinatos de mujeres se observa que 31 de esos 43 crímenes, son considerados femicidios por las autoridades que los investigan: 73% de las mujeres asesinadas murieron por razones de género.

Esta cifra contrasta notablemente con los datos recopilados en Caracas por el Monitor de Víctimas que entre mayo de 2017 y julio de 2018 registró el asesinato de 113 mujeres, un porcentaje que representa el 5,7% del total del período, que ascendió a 1.992 crímenes.

“Los feminicidios pueden ser definidos como crímenes cometidos contra mujeres como consecuencia de un ejercicio de poder por parte del hombre”, señala Adriana Aguilera, activista por los derechos de la mujer.

La socióloga explica que a diferencia de los crímenes cometidos contra los hombres, “los hechos de violencia perpetrados contra las mujeres tienen implícita una carga de machismo, de ejercicio del poder y de fuerza por parte de los hombres que no se ve en otro tipo de crímenes”.

Del mismo entorno

Aguilera expresa su crítica a una de las posiciones más comunes y simplistas cuando se trata el tema del asesinato de mujeres, que consiste en culpar a la víctima de lo que le sucedió.

“Se dice que fueron asesinadas por algo que hicieron, como si separarse de sus parejas, vestirse de tal o cual manera, o querer un mejor trabajo, justificaran el crimen”.

En los casos de feminicidios, por lo general el victimario es alguien cercano a la víctima, esto se ratifica al observar que en 71% de los feminicidios registrados en el exterior, el asesino sostuvo una relación sentimental con la víctima. En total, 22 de 31 mujeres murieron a manos de sus parejas.

En las muertes restantes, los asesinos fueron un asesino serial quien mató al menos a dos trabajadoras sexuales venezolanas en México, un grupo de asaltantes que violó y mató a madre e hija en la capital mexicana y narcotraficantes que ultimaron a otras dos víctimas. Los registros ocurrieron en Colombia y México, donde dos jóvenes prostitutas fueron asesinadas por sujetos aún por identificar.

Al estudiar la edad de las víctimas se observa que eran laboralmente productivas, en su mayoría se trata de mujeres jóvenes con 32 años de edad promedio. La víctima más joven tenía 15 años y la mayor 62.

En relación al oficio de las víctimas, 75% de las mujeres asesinadas eran profesionales. Eran docentes, comerciantes, amas de casa, periodistas, fotógrafas. El 25% de los casos eran trabajadoras sexuales (8 de las 31 víctimas) .

Otro dato a resaltar es que 18 de los 31 asesinatos ocurrieron en dos países: México y Colombia, con nueve muertes en cada uno. Le siguen Estados Unidos (3), Reino Unido (2), Perú (2), Ecuador (2) y Chile (2) y cierran el listado Panamá (1) y España (1).

Trata de personas, el delito en auge contra las venezolanas

Isolda Heredia de Salvatierra, presidenta del Observatorio Venezolano de Derechos Humanos de las Mujeres, señala que además del feminicidio, hay otros delitos que están afectando notablemente a las mujeres que integran la creciente migración venezolana.

“La crisis por la que atraviesa Venezuela es un factor determinante en el incremento de la población que emigra y que es víctima de hechos de violencia en el exterior. La terrible situación por la que atravesamos ha hecho que miles de mujeres salgan del país para ayudar a sus familias, lo que crea el caldo de cultivo ideal para el surgimiento de bandas criminales dedicadas a la trata de personas que engañan y esclavizan a miles de venezolanos”.

La organización no gubernamental Paz Activa denunció que la trata de personas, aumentó 300% entre 2014 y 2018. A inicios de este año había un registro de 198.800 víctimas. “Esta cifra que podría aumentar en los próximos dos años hasta alcanzar las 600 mil personas esclavizadas si no se toman los correctivos pertinentes”, dice Beatriz Borges, directora del Centro de Justicia y Paz.

Heredia recuerda que a diario se lee en la prensa extranjera noticias sobre la desarticulación de redes de explotación sexual de venezolanas.

“Se trata de un tipo de violencia que afecta la vida de muchas mujeres a quienes les ofrecieron un paraíso en los países a los que emigraron y terminan viviendo un infierno; muchas son asesinadas y nadie se entera de esos crímenes, porque sus familias no denuncian su desaparición”.

Heredia se muestra pesimista al analizar el tema a futuro: “Estamos viendo el verdadero costo de la migración. En la medida en que se haga más grave la crisis, más personas saldrán del país y más personas quedarán expuestas a la pobreza, a la inseguridad y a la violencia. Aunque no lo queramos, veremos más crímenes y más víctimas de una ola de violencia que apenas estamos comenzando a ver”.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios