El canto del fiscal puso al descubierto la carroña del sistema judicial

El canto del fiscal puso al descubierto la carroña del sistema judicial

nieves-2.jpg
Franklin Nieves reveló que entrenaba a los testigos del MP antes de las audiencias
Maduro pidió orden de captura contra Leopoldo López sin acta policial

 

@MariaAlesiaSosa

CON LA EXCUSA DE UNAS VACACIONES, EL LUNES 19 DE OCTUBRE DE 2015,  Franklin Nieves salió junto a su esposa y sus dos hijas, en un vuelo de Láser desde el aeropuerto de Maiquetía hacia Aruba. A las 9:30 de la mañana del día siguiente, Nieves abordó un vuelo de American Airlines con destino a Miami. El plan era contar en suelo estadounidense las atrocidades judiciales que cometió en el caso de Leopoldo López. Y así lo hizo. En entrevistas exclusivas a medios nacionales e internacionales, Nieves reveló en detalle cómo actuó para falsificar la culpabilidad de López.

“A mí me asignaron la persecución de Leopoldo López antes de los hechos del 12F. Las directrices que teníamos eran condenarlo e inhabilitarlo”:  con esa frase, Franklin Nieves el fiscal acusador del caso del dirigente político, resume lo que fue su trabajo durante el año y medio de juicio que se acabó con la firma de una condena de casi 14 años de prisión para López, así como la carga de otros delitos contra Christian Holdack, Ángel González y Démian Martín.

Franklin Eduardo Nieves Capace era, hasta el lunes pasado, el fiscal 41० de competencia nacional del Ministerio Público (MP). Tiene 51 años y es abogado egresado de la Universidad Santa María (USM), con una especialización en derecho penal. Entró a la Fiscalía General de la República en 1995.

Para quienes siguieron el juicio de López y los cuatro muchachos, las declaraciones de Nieves en EE UU fueron una gran sorpresa, ya que durante las 71 audiencias y 900 horas de juicio, el fiscal tuvo una actitud inclemente contra los acusados. Se encargó de desestimar 96% de las pruebas de la defensa, que estaban conformadas por más de mil testimonios y 36 videos.

Una vez en Miami, el ex fiscal declaró que seguía órdenes de sus superiores. Además, confesó que los testigos del 12F que utilizó el MP eran entrenados por los mismos fiscales para asistir a las audiencias. “La fiscal Narda Sanabria y yo, entrenamos a todos los funcionarios de la fiscalía y a los CICPC que atraparon a estudiantes ese día. Lo primero era llamarlos a una reunión en la fiscalía segunda o en mi oficina para instruirlos cómo debían contestar, qué les iban a preguntar y qué debían decir en el juicio”, confesó Nieves.

En todas las entrevistas que ha concedido el ex fiscal, es enfático en señalar como uno de los principales responsables a quien fuera su jefe en la Fiscalía: Nelson Mejía, director de delitos comunes.

Sobre las recientes declaraciones de Nieves contra Mejía, una fuente declaró a Runrun.es que el ex fiscal estaba resentido porque Mejía no confiaba en él. “Precisamente por eso le asignaron a la fiscal Sanabria y al fiscal Juan Canelón en el caso de López. Nieves no se llevaba bien con su superior”, informó una persona cercana a Mejía.

Nieves aseguró que nunca recibió beneficios especiales por acatar las órdenes en el caso de López, y reiteró que este fue el primer caso en el que se prestó para viciar un juicio.

(Haz clic en la imagen para ampliar la cronología)

cronologia Fiscal

Todos los acusadores de López

Durante el año y siete meses que duró el proceso contra López y los cuatro jóvenes,  varios funcionarios sirvieron de fiscales acusadores. Luego de cambios y remociones, quienes permanecieron hasta el día de la audiencia condenatoria, fueron Franklin Nieves y Narda Sanabria.

El 4 de abril de 2014, cinco fiscales presentaron ante la juez décimo sexta de control del área metropolitana, la acusación formal contra López. El documento está firmado por Franklin Eduardo Nieves Capace, fiscal 41 nacional, Narda Dianette Sanabria Bernatte, fiscal segunda nacional, Juan Ramón Canelón Marín, fiscal 45 nacional, José Gregorio Foti González, fiscal auxiliar 45 nacional y Grendy Duque Carvajal, fiscal auxiliar segunda nacional.

Juan Canelón se apartó del caso para asumir la dirección antiextorsión y secuestro del MP. Por su parte, Foti también salió del caso. Y aunque se rumoreó que había podido apartarse tras recibir presiones —luego de que Nieves cantara—, fuentes del Palacio de Justicia aseguran que no tuvo que ver con eso, sino con que designaran al fiscal Juan Carlos Tabares, que quería entrar en el caso. Testigos contaron que Tabares asistió a cuatro audiencias aproximadamente, y luego fue juramentado por la fiscal general Luisa Ortega Díaz como director de derechos fundamentales del MP, el 15 de abril de 2015.

Captura de pantalla 2015-10-29 a las 14.53.47

 

¿Demasiado tarde?

Nieves ahora cuenta que le costaba conciliar el sueño por las presiones que recibía y porque sabía que estaba actuando en contra de la justicia. Pero, ¿por qué no habló antes de la condena? Dice que, de haber salido del caso antes de que culminara, su testimonio no tendría el mismo valor. “Había que esperar, porque yo tenía que poder evidenciar, si yo no era el fiscal del caso hubiera sido los mismo. Yo tenía que llegar al final del juicio para documentar lo que sucedió”, declaró en una entrevista a NTN24 el 28 de octubre de 2015.

Una persona que asistió a todas las audiencias, por parte de los acusados y que prefirió no identificarse, dijo que entre los dos fiscales, Nieves parecía una persona cordial cuando no estaba en sala. “Él era pana fuera de la sala de audiencias, dentro era otra cosa. En cambio Narda ni dentro ni fuera era simpática, ella estaba convencida de que López era culpable y había que joderlo”, declaró.

Otra fuente cercana al proceso judicial de López desconfía del arrepentimiento del fiscal,  asegura que Nieves actuaba muy seguro de sí mismo, y que solicitó de forma vehemente que se condenara a los acusados. “Los primeros delitos que le imputaron al líder político en la orden de aprehensión los pusó el mismo, y en las conclusiones del juicio fue muy enfático contra López”.

Los otros casos de Nieves

Franklin Nieves tenía más de 20 años de experiencia en la Fiscalía. Entre sus casos más sonados están la “Masacre Kennedy”, donde acusó a los funcionarios policiales que dispararon contra los estudiantes de la USM, asesinados en Las Adjuntas; también fue designado en el caso del robo en la Sinagoga de Maripérez, el 30 de enero de 2009.

Fue Nieves el encargado de solicitar el arresto de Lina Ron, luego de los ataques contra la sede de Globovisión el 3 de agosto de 2009. En una nota sobre la detención de la jueza Afiuni del 10 de diciembre de 2009, hay un comentario de una persona que se identifica como el fiscal Franklin Nieves, donde llama a “depurar” la Fiscalía de funcionario corruptos. “¿Cómo le dieron libertad a Lina Ron después de que yo presenté las pruebas para dejarla presa hasta el juicio? ¿Será que yo soy menos fiscal que ellos? (refiriéndose a los fiscales del caso Cedeño que no asistieron a la audiencia). Estoy seguro que fue un complot, tenemos que depurar la fiscalía. Soy el fiscal Franklin Nieves en mi desacuerdo con estos colegas corruptos”.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.46.05

Fue uno de los fiscales que acusó al director de traslados del Ministerio de Servicios Penitenciarios por “facilitar el escape” de El Rodeo del preso Emiliano José Zapata, pareja de la llamada “narco modelo” Karla Osuna. También imputó al pran Yorvi López Cortés, alias “Oriente”, líder de El Rodeo II, que se volvió noticia cuando escapó de su centro de reclusión el 9 de julio de 2011.

casos-clave

Si esto fuera Suiza

Luis Alfonso Herrera, abogado y profesor de la UCV explica qué debería suceder en un país normal, luego de una declaración como la de Nieves. Además apunta lo que esto refleja del sistema de justicia venezolano.

“Debería iniciarse una investigación imparcial, tanto a nivel parlamentario por vía de la Asamblea Nacional (AN) que designó a la alta autoridad que presuntamente está actuando de ese modo inaceptable, usando el Derecho Penal con fines de persecución política, como a nivel judicial por vía del TSJ, con apoyo en fiscales no subordinados a la Fiscal General actual, para determinar todos los posibles delitos que se hayan cometido. Pero eso no ocurrirá, porque tanto la AN como el TSJ son parte del marco institucional, subordinado al Ejecutivo, que actúa siempre para perseguir, castigar y silenciar a la disidencia. Las estadísticas de la gestión parlamentaria 2010-2015 y de la actuación del TSJ 2004-2014 lo confirman, nunca ejercieron control sobre el Poder Ejecutivo, y siempre se plegaron a sus fines.

Esta situación refleja que no hay sistema de justicia, que ni el Poder Ciudadano ni el Judicial acatan la Constitución, que no son autónomos y que están en manos de actores políticos, que sólo actúan según el interés del partido de Gobierno, que no hay Estado de Derecho ni respeto y garantía de los derechos humanos. Toda acusación o sentencia de esos poderes se deben presumir son actos políticos y no actos jurisdiccionales. Están, para tragedia del país, al servicio de la Revolución y no de los venezolanos, y sus libertades y derechos.”

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios