¿Y después del luto, qué? por Tomas Horacio Hernandez

El presidente Chávez falleció y desde entonces Venezuela entera está paralizada con su funeral. Las imágenes del traslado del cuerpo desde el hospital militar hasta el Hall de la Academia Militar de Caracas fueron francamente impresionantes. Han sido muchas las personas que han asistido al funeral y desde luego muchos representantes de otros países los cuales han venido a demostrarle respeto. Ahora bien, después que se terminen estos días de duelo nacional: ¿Qué nos espera realmente?

A Nicolás Maduro lo van a juramentar como presidente de la república en la Asamblea Nacional, juramentación a la cual la oposición no va a asistir y horas después el Consejo Nacional Electoral debe publicar el cronograma electoral y en consecuencia llamar a elecciones presidenciales. Este llamado a elecciones presidenciales naturalmente afectará el cronograma de las elecciones municipales, las cuales probablemente se moverán para diciembre.

Al chavismo le conviene que las elecciones presidenciales sean lo antes posible ya que de esta manera sus seguidores continuarán en un estado muy sensible por la partida de su líder y el respaldo a Nicolás Maduro será indiscutible. De la misma manera, mientras más rápido sean las elecciones menos impacto tendrán las medidas económicas que se tomaron en el mes de febrero.

Si bien las medidas económicas tendrán menos impacto en el corto plazo, eso no quiere decir que no se sentirán en lo absoluto. La inflación en el mes de enero se ubicó en 3.3% y la de febrero en 1.6%, el índice de escasez de ciertos productos de la cesta básica continúan por las nubes y el problema de las divisas sigue siendo el gran dolor de cabeza tanto para las pequeñas y medianas empresas como para todos los ciudadanos. La inseguridad que se vive en Venezuela continua siendo la principal preocupación  para todos los venezolanos y el problema con la electricidad que se vive en todos los rincones del país menos en Caracas es simplemente inaceptable.

Esta es nuestra realidad y el hecho de que comencemos una campaña electoral no va implicar grandes cambios en nuestro corto plazo. El país que dejó el comandante está bien lejos de ser el gran sueño de los venezolanos. Cuando los seguidores de Chávez se den cuenta de esto, no nos quedará otra opción que ponernos las alpargatas, a todos, porque lo que viene después del luto es joropo.

 

En twitter: @TomasHHR

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas