Venezuela en el ojo del huracán en la ONU, por Milos Alcalay

ONU-Vzla

 
En el Debate General de la ONU ante la presencia de 126 Jefes de Estado o de Gobierno ademas de Cancilleres y altas autoridades de los países miembros, se trataron temas álgidos como la amenaza nuclear de Corea del Norte; el rechazo al apoyo dado por el Irán a grupos terroristas como el Hizbola o el drama del genocidio en Siria. Pero al lado de esas catastróficas denuncias, se incluyó también por primera vez en nuestra historia, el tema de Venezuela como una amenaza para su pueblo y para la paz regional y mundial. Varios Jefes de Estado como el Presidente Donald Trump; el Presidente Macron de Francia; Mandatarios de América Latina, incluyeron en sus intervenciones la preocupación por la grave situación en el país al referir las violaciones a los derechos humanos; a la democracia; a la crisis humanitaria y en síntesis, al colapso del Estado.

La primera intervención que se escuchó en la 72 Sesión del Debate en la Asamblea General de la ONU, fue la del Presidente Michel Temer del Brasil en la que el Mandatario de nuestro gran vecino del sur, se refirió a la grave realidad existente. Inmediatamente después intervino el Presidente Trump para destacar que la situación que atravesamos es insostenible por lo que urge la restauración plena de la democracia, sorprendido de que a “un país rico, lo convirtieran en un país pobre y colapsado, acosado por el hambre y las múltiples violaciones al Estado de Derecho”.

En vísperas de la Plenaria, Trump le dio prioridad a sus relaciones con América Latina al invitar a Presidentes de países aliados de Estados Unidos como Brasil, Argentina, Colombia, Perú y Panamá a una cena en el Hotel New York Palace para tratar el tema de Venezuela. El Presidente Temer al comentar las conclusiones del encuentro resaltó que hubo sintonía y coincidencias y propuso seguir con los mecanismos adelantados en Mercosur y en la Declaración de Lima; mientras que Santos resaltó la necesidad de asumir posiciones diplomáticas, políticas y económicas firmes y el Presidente Valera se refirió a la importancia de una coordinación para asegurar que se respete la voluntad del pueblo en elecciones libres y transparentes. El Presidente Pedro Pablo Kuczynski del Perú no pudo asistir debido a la crisis ministerial que confronta en Perú, pero convocó a través de su Canciller, la reunión del Grupo de Lima para tratar el tema de Venezuela. Debido a la crítica situación que atraviesa nuestro país, el Canciller de El Salvador tuvo que anunciar la postergación de la Reunión del CELAC con la Unión Europea, a pesar de las infructuosas presiones del Canciller Arreaza en su intento fallido de que se mantuviera la realización del evento.

El tono altisonante que dio Caracas a través de una marcha; la multiplicación de notas diplomáticas de protesta contra los países que han declarado su preocupación, o la manipulación del fracasado “dialogo no-dialogo” de Santo Domingo, se suma a la definición de Maduro en una de sus habituales cadenas, de que la modalidad democrática que rige en el país es la del “socialismo cristiano” (que desconocíamos) al que sumó la ficción de que confrontaba la “amenaza de muerte que recibió del Presidente Trump”. Ni siquiera esas propuestas fueron suficientes para evitar que el tema de la situación venezolana estuviera en el “ojo del huracán” en la ONU.

 

@milosalcalay

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas