El misil lanzado por Corea del Norte tiene capacidad para llegar a Estados Unidos

misill

Corea del Norte aseguró este miércoles que probó en horas de la madrugada un nuevo misil balístico intercontinental (IBM, por sus siglas en inglés), el Hawsong-15, “capaz de alcanzar territorio de Estados Unidos”.

Según el Pentágono, que no ha confirmado que se trate de un nuevo misil, el lanzamiento se detectó a las 03:17 hora local (18:17 GMT).

“El misil fue lanzado desde Sain Ni, en Corea del Norte, y voló por unos 960 km antes de caer en el mar de Japón, dentro de la zona económica exclusiva japonesa”, dijo un comunicado de un portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

El misil estuvo en el aire durante unos 54 minutos, considerablemente más que los 14 minutos del que sobrevoló territorio japonés el pasado 29 de agosto.

Según análisis preliminares del Pentágono, es el misil que mayor altura ha alcanzado y que por más tiempo se ha mantenido en el aire de todos los lanzados por Pyongyang.

Durante el anuncio del lanzamiento realizado por la televisión norcoreana, la presentadora reiteró que el misil probado “con éxito” podría “golpear” Estados Unidos.

Largo alcance

Corea del Norte no lanzaba un misil balístico de rango intermedio desde el 15 de septiembre.

Se cree que Pyongyang está centrando sus esfuerzos en la construcción de misiles de largo alcance con el potencial de llegar a Estados Unidos.

Funcionarios norcoreanos aseguraron que el primero de los misiles de mayor alcance que se probó en julio podría llegar a “cualquier parte del mundo”.

Sin embargo, Estados Unidos dijo que se trató de un misil de rango intermedio.

Lo que se sabe del misil “más potente” lanzado por Corea del Norte

  • De acuerdo con el Pentágono, se trató de un misil balístico intercontinental.
  • Fue lanzado, al parecer, desde una plataforma móvil y en una trayectoria elevada (que solo busca ganar la máxima altura posible).
  • Se mantuvo en el aire por 54 minutos, el mayor tiempo en el aire hasta ahora de los misiles probados por Pyongyang.
  • Voló a una altitud de 4.500 kilómetros, la más alta que alcanza hasta ahora un misil norcoreano (más de 10 veces más la altura a la que orbita la Estación Espacial Internacional).
  • En una trayectoria normal, habría tenido un alcance de 13.000 kilómetros, lo suficiente para llegar a Washington, la costa oeste de Estados Unidos,Europa o Australia, según cálculos de David Wright, un experto en misiles de la Unión de Científicos Preocupados.
  • Corea del Norte aseguró que se trata del Hwasong-15, un nuevo tipo de de IBM.

 

Protegidos por la noche

Efectivamente, un lanzamiento nocturno “pone a prueba las capacidades de tu unidad para disparar un misil al amparo de la oscuridad, y en eso hay un componente de preparación y ocultamiento”, dice Narang.

“Si te preocupa que EE.UU. pueda atacar tus misiles, eso te da una leve ventaja. Esconder y mover cosas es la oscuridad es un poquito más fácil”, destaca el experto.

Esa capacidad haría a los misiles un poco menos vulnerables a posibles ataques preventivos por parte de EE.UU.

Pero, además, interceptar misiles de noche también es más difícil.

“En la noche hay ciertas fases del vuelo de una ojiva que, al no estar iluminadas por el sol, son más difíciles de detectar”, explica el profesor del MIT.

Y aunque eso no significa que es imposible interceptar un misil lanzado al amparo de la oscuridad, la cubierta de la noche mejora marginalmente la capacidad de un cohete para evadir los sistemas de defensa.

¿Prueba de pájaro Juche?

Por lo demás, las dudas sobre la capacidad norcoreana para miniaturizar una ojiva nuclear persisten.

Y el país también tiene que demostrar que cuenta con la tecnología necesaria para permitir su reingreso a la atmósfera sin destruirse.

Alcance de los misiles norcoreanos

Narang, sin embargo, destaca que Corea del Norte ha respondido a cada duda con la determinación de probar que sus críticos se equivocan.

“Lo que me preocupa es que estemos retando a Kim Jong-un a que realice lo que se conoce como una prueba de pájaro Juche”, dice.

Ese es el nombre empleado para referirse a una posible detonación atmosférica por parte de Corea del Norte, una prueba bastante peligrosa.

Y es que “aquellos que todavía creen que una guerra preventiva es una opción, tienen que argumentar que Corea del Norte todavía no tiene la capacidad para atacar a EE.UU. con un arma nuclear”, explica el profesor del MIT.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas