Tres personas murieron por paros cardíacos tras fuerte terremoto en Costa Rica

Sismo

Al menos dos personas han muerto en Jacó, la localidad más cercana al epicentro del terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Richter que sacudió esta noche la costa del Pacífico central de Costa Rica, informó hoy a Efe un portavoz de Fuerza Pública. Otra persona falleció en la localidad de Coronado.

El Sistema Nacional de Monitoreo de Tsunamis de la Universidad Nacional ha descartado, por el momento, la posibilidad de un tsunami sobre la costa costarricense del Pacífico.

Según confirmó Fuerza Pública dos de las víctimas se reportaron en Jacó, la zona más próxima al movimiento telúrico y sus seis réplicas. Los sismos fueron reportados en todo el país. Se trata de Teresa Viales Navarro, de 56 años, y José Alberto Segura Gutiérrez de 54 años. Una tercera muerte se registró en Coronado: Jean Carlo Zúñiga, de 25 años.

Seguridad Pública informó que la hermana del muchacho lo llevó a la clínica local, luego de que él se sintiera mal tras el movimiento telúrico. A la clínica ingresó con paro cardiorrespiratorio y fue declarado instantes después.

También Seguridad Pública indica que las dos muertes en Jacó fueron por infartos; sin embargo, Jim Batres, de Cruz Roja, indica que las causas de los decesos serán dadas a conocer una vez se realicen las autopsias.

Los bomberos informaron de daños materiales fundamentalmente en supermercados por caída de estanterías, cortes de luz y desprendimiento de postes y cableado en Jacó, Parrita y Quepos (Pacífico del país).

El centro comercial de San Pedro, en San José, está siendo analizado tras aparecer unas grietas, mientras que el Hospital Calderón Guardia, también en la capital, sufrió la rotura de materiales, fundamentalmente en la sala de partos.

El sismo tuvo su epicentro en el Océano Pacífico, a 19 kilómetros al sur de playa Jacó, localidad de la provincia de Puntarenas, con una profundidad de 19 kilómetros, según la Red Sismológica Nacional (RSN).

El seísmo, ocurrido a las 20.28 horas locales (02.28 GMT del lunes), fue sentido prácticamente en todo el país.

Tras el seísmo se registraron al menos seis réplicas fuertes de magnitudes que van de 3,1 a 5,2 en la escala de Richter.

Las autoridades costarricenses hicieron un llamamiento a la calma a la población, a la que pidieron que tome medidas preventivas y utilice los números de emergencias solo para casos verdaderamente urgentes.

Costa Rica tiene la fortaleza de las instituciones del Sistema de Gestión de Riesgo, las cuales ya están alerta, ante el movimiento telúrico de hoy domingo en la noche”, expresó el presidente del país, Luis Guillermo Solís, en las redes sociales.

Este país centroamericano registra una frecuente actividad sísmica y cada año sus habitantes perciben decenas de temblores.

*Con información de EFE y Teletica

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas