La OEA se compromete a reducir los homicidios en el hemisferio

OEA_sEGURIDAD

Aram Barra

The Mexican Times

La semana pasada se llevó a cabo la Sexta Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública en las Américas (MISPA VI) de la Organización de Estados Americanos. Durante dos largos días de sesiones, los representantes de los países abordaron entre otros, un problema central para la región: la violencia letal.

Como lo han dicho investigadores de Igarapé, las elevadas tasas de homicidio en México han alcanzado los niveles más altos de los últimos veinte años. Ciudades centroamericanas como San Salvador (El Salvador) y San Pedro Sula (Honduras) se encuentran entre las más peligrosas del planeta. Los análisis de diferentes grupos de investigación independientes en Venezuela sugieren que Caracas podría ser una de las ciudades más violentas del mundo, aunque es imposible saberlo desde que el gobierno dejó de publicar estadísticas sobre delitos hace una década. Y solo en Brasil se encuentran 25 de las 50 ciudades con más homicidios del mundo.

Con ese contexto, varios países representados en MISPA hicieron hincapié en la violencia interpersonal, de personas que dirimen sus diferencias en riñas, y la violencia de género, particularmente los femicidios/feminicidios/homicidios de mujeres. Tipos de violencia inelásticos, pues persisten inclusive en países que han logrado reducir las tasas de homicidio.

Por ello es necesario pasar de entender las violencias como algo instrumental y comenzar a verlas ancladas en causas socio-económicas y culturales. Para responder será necesario ampliar nuestro abordaje y dejar de utilizar únicamente a los actores de la justicia penal.

 

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas