Cuba anuncia la muerte de 10 personas por Irma mientras islas del Caribe piden ayuda y evacuaciones

Cuba Inundación irma

Con los puertos reparados y el tiempo despejado tras el paso del huracán Irma, las autoridades caribeñas enviaban el lunes más ayuda y preparaban más evacuaciones en las remotas islas del Caribe devastadas por el meteoro que tenía categoría 5 cuando golpeó la zona.

Al menos 34 personas perdieron la vida en Cuba, Anguilla, Barbuda, San Martín –una isla dividida entre Francia y Holanda–, San Bartolomé y en las Islas Vírgenes de Estados Unidos y en las británicas. Entre las víctimas había un niño de dos años arrastrado por la corriente cuando el agua inundó su casa.

10 muertos en Cuba

Al menos diez personas han muerto en Cuba como consecuencia de los efectos del huracán Irma, según informaron hoy fuentes del Estado Mayor de la Defensa civil cubana.

Entre los fallecidos hubo 10 en Cuba, cuya costa norte fue arrasada por la tormenta. Los medios estatales de comunicación dijeron que la mayoría de ellos murieron en La Habana, donde Irma empujó el agua de mar hasta barrios habitados por familias.

La tormenta convirtió las verdes colinas de las islas en barrancos de tierra y arrasó inmuebles, antes de anegar gran parte de la costa de Cuba, incluso el emblemático Malecón de La Habana.

En un mensaje dirigido a la población, Raúl Castro apeló al “espíritu de resistencia y victoria de los cubanos” tras el paso del “devastador” huracán, que causó “severos daños” al país, según el comunicado publicado en el diario oficial Gramma.

Castro destacó que en estas circunstancias “ha primado la unidad de los cubanos, la solidaridad entre los vecinos y la disciplina ante las orientaciones emitidas por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil”.

En el mensaje dirigido a los cubanos Castro precisó que el ciclón ha causado “afectaciones en las viviendas, el sistema electroenergético y la agricultura”, y además golpeó algunos de los “destinos turísticos” de la isla. Estas zonas turísticas serán recuperadas “antes del inicio de temporada alta” en noviembre, precisó Castro.

El ciclón castigó durante el viernes y el sábado el litoral norte de Cuba de este a oeste con categoría 4, provocando graves inundaciones en la costa y obligó a evacuar a 1,7 millones de personas.

San Martín espera por ayuda

Al este, en las Islas de Sotavento, conocidas por ser destino habitual de los ricos y famosos, muchos criticaron a los gobiernos por la lentitud de su respuesta al desastre. El huracán arrasó muchas ciudades y despojó a las colinas exuberantes de su color verde para dejarlo con rastrojos color marrón. Los residentes reportaron escasez de comida, agua y medicamentos, y muchos se quejaron de saqueos.

El gobierno de Estados Unidos dijo que el lunes enviará un avión para evacuar a sus ciudadanos de una de las islas más afectadas, San Martín. Los desalojados fueron advertidos de que podrían encontrarse con largas filas y falta de agua corriente en el aeropuerto.

Se esperaba que un barco de Royal Caribbean Cruise Line fondee cerca de San Martín para ayudar tras el huracán, y una embarcación trasladaba a la zona una grúa de cinco toneladas capaz de descargar los grandes contenedores llenos de ayuda. Está previsto que un buque militar francés llegue el martes con materiales para construir viviendas temporales.

Alrededor del 70% de las camas del principal hospital en la parte francesa de la isla sufrieron graves daños y más de 100 personas que necesitaban atención médica urgente fueron evacuadas. Ocho de las 11 farmacias del territorio quedaron destrozadas y se estaban enviando medicamentos desde la isla de Guadalupe.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitará San Martín el martes para llevar ayuda y enfrentar las críticas de que no hizo lo suficiente para responder a la dureza del meteoro.

El ministro del Interior francés, Gerard Collomb, informó que “todo el gobierno está movilizado” para ayudar y que los saqueos ocurridos justo después del paso de la tormenta cesaron.

Macron prometió acudir a la región tan pronto como el clima se lo permitiese. Poco después de que Irma causase 10 fallecidos en San Martín, el huracán José, de categoría 4, amenazó la zona, suspendiendo las evacuaciones durante horas hasta que se dirigió hacia el mar causando pocos daños adicionales.

 

*Con información de AP y EFE

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas