Obama se dirigirá a ciudadanos y disidentes en Cuba

Obama-1

 

LA HABANA (AP) — El presidente estadounidense Barack Obama se reúne el martes con disidentes y miembros de la sociedad civil cubana, en un encuentro que algunos esperan ofrezca un mensaje de esperanza sobre el futuro de las relaciones entre los antiguos enemigos de la guerra fría.

Obama cierra una visita histórica de dos días y medio a Cuba en la que le dijo al presidente Raúl Castro que Estados Unidos no dejará de hablar sobre la importancia de la democracia y el derecho de su pueblo de decidir su propio futuro.

Parte de la lógica del viaje de Obama a La Habana ha sido que el contacto directo con la gente puede empoderarla y traer cambios a la isla.

El mandatario ofrecerá su discurso a la sociedad civil en el teatro Alicia Alonso de la capital cubana y luego acudirá a la embajada estadounidense para encontrarse con un grupo de opositores al gobierno de Castro, algo que la Casa Blanca ha dicho que fue un requisito para realizar el viaje.

“Que le traiga un mensaje de esperanza, de colaboración y de amistad al pueblo de Cuba”, dijo a The Associated Press Jorge Luis Frías, de 58 años, sobre lo que espera de Obama en su último día en la isla.

Director de una empresa que representa a artistas en la isla, Frías consideró que falta tiempo para ver los cambios “pero por lo menos es un paso decisivo y valiente de Obama haber venido a Cuba”.

Pero Jorge González, de 29 años, fue menos optimista. “Yo creo que está muy bien todo pero sobre los cambios, que es lo que se está buscando, no veo nada en concreto”, dijo y añadió que su vida lo ejemplifica: es profesor y gastronómico, pero trabaja en un elevador.

Obama se encontró la víspera con Castro y ambos mostraron las discrepancias que persisten entre los dos países en temas como el embargo, la democracia y los derechos humanos.

“Estados Unidos continuará defendiendo la democracia, incluyendo el derecho del pueblo cubano de decidir su propio futuro”, dijo Obama desde el Palacio de la Revolución, al convertirse en el primer mandatario estadounidense en casi nueve décadas en pisar la isla.

Algunos disidentes se preparaban desde temprano para el encuentro con el presidente estadounidense.

Dagoberto Valdés, un activista católico y exdirector de la revista Convivencia, dijo a AP que acudirá al encuentro y que piensa decirle algo a Obama: “Somos los cubanos los protagonistas de nuestra historia”. Valdés sostuvo que el acercamiento entre ambos países es algo que hace poco era difícil e imaginar. “Es un desafío para el presidente Obama y para Cuba”.

Cuba y Estados Unidos sorprendieron al mundo en diciembre de 2014 al anunciar el restablecimiento las relaciones diplomáticas y en julio de 2015 reabrieron sus embajadas.

Antes de continuar su viaje hacia Argentina, Obama y su familia asistirán a un juego de béisbol entre el equipo nacional de Cuba y los Mantarrayas de Tampa Bay, de la liga mayor estadounidense.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas