Lula Da Silva abandona comisaría tras más de tres horas de interrogatorio

DaSilva

 

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abandonó la comisaría de la Policía Federal, tras un interrogatorio que se prolongó por más de tres horas ante los responsables por la investigación del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Lula salió de la terminal en un vehículo particular y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña.

Según reseña la agencia de noticias Reuters, el expresidente aseguró que si el juez quería interrogarlo sólo tenía que pedirlo y que fue más más como un “circo mediático que como una investigación seria”.

Para Lula, el día hoy es un día de “indignación e irrespeto para la democracia”. Aseguró que hoy se sintió como un prisionero.

Puedes leer más detalles del caso AQUÍ

El ex jefe de Estado fue el principal blanco en una operación realizada por la Policía Federal en el marco del proceso por los desvíos en la petrolera estatal por más de 2 millardos de dólares.

Además de conducir a Lula a una comisaría para prestar declaración, la Policía allanó varias residencias del ex mandatario, incluyendo el Instituto Lula, de sus familiares y de algunos allegados.

Entre las propiedades allanadas figuran un apartamento de playa y una casa de campo que están a nombre de empresarios pero cuya propiedad se atribuye a Lula en un proceso por ocultación de patrimonio y blanqueo de dinero.

El Instituto Lula, que dirige el ex presidente brasileño, ya había asegurado operación policial contra el mandatario es una “agresión al Estado de Derecho”, y describió la decisión del juez Sergio Moro, que incluyó la requisa del domicilio particular de Lula y de uno de sus hijos como “arbitraria, ilegal e injustificable”.

 

*Con información de EFE y Reuters

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas