Macri se muestra sensible ante la situación de los derechos humanos en Venezuela

MauricioMacri_

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, quiere ser un “defensor de los derechos humanos en el mundo”, y también en Venezuela, en referencia a la delicada situación política que vive el país caribeño, según asegura en una entrevista publicada hoy por el diario The Washington Post.

Macri explicó que pretende dar el mismo apoyo a los venezolanos que Argentina recibió de parte de Venezuela durante la dictadura militar de Rafael Videla (1976-1981).

El mandatario abordó ese tema al ser preguntado por la presencia de Lilian Tintori, la esposa del opositor venezolano encarcelado Leopoldo López, en Buenos Aires para celebrar con él su victoria en los comicios presidenciales a finales del pasado año.

“En los momentos difíciles que hemos sufrido durante el gobierno militar aquí, tuvimos muchos refugiados de Argentina que se fueron a vivir a Venezuela”, explicó Macri.

“Venezuela siempre se preocupaba por nuestros derechos humanos. Así que estoy haciendo exactamente lo que han hecho en el pasado por nosotros”, aseveró el presidente argentino.

Más allá de Venezuela, Macri se declaró “listo para ser la voz y defender los derechos humanos en todo el mundo”, porque “Argentina quiere ser parte de las naciones que están luchando contra el terrorismo y el tráfico de drogas y la defensa de los derechos humanos y la democracia”.

El gobernante se refirió precisamente al narcotráfico, un problema que, en su opinión, el anterior Gobierno de Cristina Fernández no quiso reconocer y que iba en aumento.

“Hicieron lo mismo con la inflación. Salieron los expertos que trabajaron en la Oficina Nacional de Estadísticas y comenzaron a declarar lo que querían, no lo que realmente estaba pasando. Ahora estamos comprometidos a trabajar con la verdad. Gobernar un país significa que usted tiene que estar comprometido con la verdad”, defendió el líder argentino.

Respecto de las relaciones del país con Estados Unidos, deterioradas durante el mandato de Cristina Fernández, Macri afirmó está preparado para una relación madura y a largo plazo, que sea productiva para los dos países.

“Queremos ser parte del siglo XXI. No hay espacio para el aislamiento. Las únicas personas que resultaron perjudicadas fueron argentinos”, insistió el mandatario, en una entrevista hecha apenas 24 horas antes de que la Casa Blanca anunciara la visita del presidente de EE.UU., Barack Obama, a Buenos Aires el próximo marzo.

Consciente de las dificultades al tener minoría en el Congreso Nacional, Macri consideró que gran parte de la oposición comparte sus ideas de “pobreza cero” y mejora de la calidad democrática, así como de fortalecer el papel de Argentina en el resto del mundo.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas