Dos estudios en Brasil confirman relación entre el zika y la microcefalia

microcefalia

 

Los estudios confirmaron la presencia de la enfermedad transmitida por el mosquito en recién nacidos. La OMS advirtió consecuencias impactantes si se prueba el vínculo entre el virus y la malformación

Dos diferentes estudios brasileños identificaron el virus del zika en el cerebro de bebés que nacieron con microcefalia y que murieron por complicaciones de la enfermedad, aunque hasta ahora los científicos no establecieron una relación directa entre ambas enfermedades, informaron fuentes académicas.

Uno de los estudios fue realizado por investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y el otro por científicos de la Pontificia Universidad Católica (PUC) del estado brasileño de Paraná.

El virus ya había sido identificado en muestras cerebrales de bebés con microcefalia que murieron tanto por investigadores del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) como de un laboratorio en Eslovenia.

En los cuatro estudios, las muestras analizadas fueron enviadas por la estatal brasileña Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación en salud de América Latina.

Brasil ha registrado en los últimos meses 5.079 casos sospechosos de microcefalia, un salto significativo en el número de notificaciones de esta enfermedad y que las autoridades atribuyen a la propagación del zika.

Brasil ha registrado en los últimos meses 5.079 casos sospechosos de microcefalia

Las autoridades ya confirmaron que al menos en 42 de esos casos las madres de los bebés con la malformación en el cráneo contrajeron zika cuando estaban embarazadas.

Pese a las fuertes sospechas e indicios que Brasil tiene de que el expresivo aumento de los casos de bebés con microcefalia está asociado a la propagación del zika, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que ese vínculo aún no ha sido comprobado científicamente.

Los científicos del Laboratorio de Patología Experimental de la PUC de Paraná, que ya habían descubierto que el virus es capaz de ingresar a la placenta de la madre, lo identificaron ahora en muestras de tejidos del cerebro de fetos con microcefalia que murieron en el noreste de Brasil.

Los rastros genéticos del zika fueron hallados en inflamaciones detectadas en el tejido cerebral de dos bebés.

“Conseguimos ver que hay una relación entre el zika y la microcefalia”, aseguró la médica Lucia Noronha, que coordinó la investigación y quien admitió que el resultado no puede ser considerado como concluyente debido a las pocas muestras que han sido estudiadas hasta el momento.

La especialista agregó que es necesario analizar más muestras para demostrar o descartar la vinculación entre las dos enfermedades.

El estudio de la UFRJ, realizado en conjunto con investigadores de un instituto público en el estado de Paraíba, igualmente identificó el genoma del virus en cerebros de dos bebés que murieron poco después de nacer, uno con microcefalia y otro con otra malformación cerebral.

“Conseguimos ver que hay una relación entre el Zika y la microcefalia”, aseguró la médica Lucia Noronha”

 

Los investigadores de la UFRJ estudian los casos de ocho niños con malformaciones cuyas madres contrajeron zika durante el embarazo, dos de las cuales murieron.

“La infección por el virus del zika puede causar una serie de alteraciones cerebrales y no exclusivamente microcefalia. El bebé puede nacer con el perímetro normal del cerebro y tener otra alteración. Registramos alteraciones en el tálamo y en el desarrollo del cerebelo, entre otros problemas”, aseguró el virólogo Amilcar Tanuri, investigador de la UFRJ y uno de los responsables por el estudio.

OMS: las consecuencias serán impactantes si se prueba el vínculo zika-microcefalia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que si se confirma la probable relación entre el zika con la microcefalia o el desorden neurológico conocido como síndrome Guillain-Barré (SGB) las consecuencias humanas y sociales para la treintena de países afectados serán “impactantes”.

En una evaluación sobre la posibilidad de detener la transmisión del zika mediante el control del mosquito que es su vector, la OMS describe al Aedes aegypti como un mosquito “oportunista”.

Destaca su gran habilidad para adaptarse a entornos variados, incluidos los creados por los cambios en los modos de vida del ser humano.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas