Papa Francisco: “Ayuden a hacer de esta bendita tierra mexicana una tierra de oportunidad”

PapaFrancisco_

 

El papa Francisco celebra la misa en en Ecatepec, México, el domingo 14 de febrero de 2016(AP Foto/Gregorio Borgia)

 

ECATEPEC, México (AP) — El papa Francisco convocó el domingo a los mexicanos a forjar un país de oportunidades para evitar la necesidad de emigrar, ser explotados, padecer pobreza o caer en manos del crimen.

Frente a cientos de miles de personas que acudieron a la segunda misa multitudinaria realizada en una localidad afectada por la violencia, el pontífice llamó a que México se convierta en “una tierra que no tenga que llorar a hombres y mujeres, a jóvenes y niños que terminan destruidos en las manos de los traficantes de la muerte”.

En Ecatepec, donde se celebró la misa, pidió poco antes a la gente “abrir los ojos frente a tantas injusticias” y resistir las tentaciones de la riqueza y corrupción.

PAPA-MEXICO

Las personas esperan al papa Francisco en Ecatepec, México, el domingo 14 de febrero de 2016. (Foto AP/Christian Palma)

“Ayuden a hacer de esta bendita tierra mexicana una tierra de oportunidad”, dijo durante la oración del Ángelus.

“Donde no haya necesidad de emigrar para soñar, donde no haya necesidad de ser explotado para trabajar, donde no haya necesidad de hacer de la desesperación y la pobreza de muchos el oportunismo de unos pocos”, añadió.

Ecatepec, en el Estado de México que bordea la capital, ha padecido un recrudecimiento de la inseguridad. Las mujeres es uno de los sectores más vulnerables.

El Observatorio Nacional del Feminicidio ha documentado al menos 1.554 mujeres desaparecidas desde 2005.

Durante su homilía, el pontífice dijo que sabe que no es fácil evitar la seducción del “dinero, la fama y el poder” que pone frente a ellos el demonio y les advirtió que sólo con la fuerza que da Dios pueden enfrentarlo

“Metámoslo en la cabeza: con el demonio no se dialoga, no se puede dialogar, porque nos va a ganar siempre”, dijo el papa al improvisar en una parte de su homilía.

“Solamente la fuerza de la palabra de Dios lo puede derrotar”, aseguró.

Francisco ofició el domingo la que se espera sea la misa más multitudinaria de su visita a México.

Un día después de arremeter contra el narcotráfico y la corrupción, el papa criticó a quienes se adueñan de la riqueza destinada a todos.

“Esa riqueza que es el pan con sabor a dolor, amargura, a sufrimiento. En una familia o en una sociedad corrupta es el pan que se le da de comer a los propios hijos”, dijo.

La misa del domingo se realiza en un campo de un centro educativo que se estima tiene una capacidad para cerca de 400.000 personas. En el lugar se acondicionó un altar con una imagen de la Virgen de Guadalupe.

Pope Francis

El papa Francisco se para delante de una imagen de la Virgen de Guadalupe en el comienzo de la misa en Ecatepec, México, el domingo 14 de febrero de 2016. (Foto AP/Darío López-Mills )

Francisco salió a pie la mañana del domingo de la Nunciatura apostólica de la capital y dedicó unos minutos a saludar y bendecir a la gente que lo aguardaba, sobre todo mujeres, niños y enfermos. Luego volvió a la residencia y abordó el papamóvil.

Antes de llegar a un campo militar para ser trasladado en helicóptero hacia Ecatepec, el papamóvil hizo una parada frente a un grupo de religiosas que emocionadas le obsequiaron un ramo de rosas blancas.

En Ecatepec, con más de 1,6 millón de habitantes, varias pantallas gigantes fueron colocadas a lo largo del camino para seguir minuto a minuto el traslado del papa.

“El papa no va a cambiar las cosas, pero al menos tocará el corazón de quienes hacen daño e intentan destruir el país”, dijo Graciela Elizalde, una indígena mazahua de 35 años, que llegó desde las seis de la tarde del sábado para asistir a la misa.

“Él es mensajero de la paz porque precisamente eso es lo que necesita México, no sólo Ecatepec”, dijo.

“Viene a Ecatepec porque aquí lo necesitamos: han aumentado mucho los secuestros, los robos y la droga, y trae su aliento”, comentó Ignacia Godínez, un ama de casa de 56 años. “Su mensaje llegará a quien lo necesita, para que sepan que somos más los buenos que los malos”.

Junto a ella, su hija Alejandra Gallardo, de 23 años, dijo que le gusta que el papa sea una persona que “no anda con rodeos, sino que enfrenta los asuntos de forma directa y sin palabras bonitas”.

 

Pope Francis

El papa Francisco saluda desde el papamóvil después de aterrizar en helicóptero en Ecatepec, Estado de México, el domingo 14 de febrero de 2016. (Foto AP/Rebecca Blackwell)

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas