Sociedad Interamericana de Prensa y Amnistía Internacional se pronuncian por asesinato de periodista mexicana

asesinatoPM

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato de la periodista mexicana Anabel Flores Salazar, secuestrada el pasado lunes en su casa en Veracruz y hallada muerta al día siguiente en el estado vecino de Puebla.

La SIP, con sede en Miami (EE.UU.), instó a las autoridades a “realizar una investigación, seria, profunda y solidaria para conocer verdaderamente las causas del asesinato, así como aplicar las leyes disponibles para castigar a los culpables”.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, cuestionó que la Fiscalía de Veracruz haya adelantado “conjeturas sobre la presunta vinculación de la periodista con la delincuencia organizada mientras esta permanecía desaparecida”.

Según Paolillo, ello “aumentó aún más el riesgo para su seguridad física y demuestra el poco profesionalismo e insensibilidad de ese órgano del Estado”.

De acuerdo con el diario El Sol de Orizaba, Flores Salazar era colaboradora de ese medio desde hacía seis meses y cubría la fuente policiaca, detalló la SIP en un comunicado.

La periodista, de 32 años, también había trabajado con los diarios El Mundo de Orizaba y El buen tono de Veracruz.

Organizaciones locales e internacionales estiman entre 15 y 17 el número de periodistas asesinados en Veracruz desde 2010, señaló la SIP.

La Fiscalía del estado mexicano de Puebla informó en las últimas horas del hallazgo del cuerpo de Flores en una zona a unos 15 kilómetros de Veracruz, donde la víctima trabajaba de reportera en un periódico local.

Flores Salazar fue secuestrada la madrugada del lunes por hombres armados de una zona residencial del municipio de Mariano Escobedo, asentado en la región montañosa central de Veracruz.

Veracruz es uno de los estados más peligrosos de México para ejercer el periodismo, con al menos 15 comunicadores asesinados desde 2010.

Amnistía Internacional demanda investigar asesinato de periodista mexicana

El asesinato de la reportera Anabel Flores muestra “la horrorosa realidad” que afrontan los periodistas en México, aseguró Amnistía Internacional (AI), que demandó al Gobierno mexicano garantizar la protección a los comunicadores.

El cuerpo de la colaboradora de El Sol de Orizaba, de 32 años de edad, fue hallado en el  kilómetro 1+580 de la carretera Cuacnopalan-Oaxaca, con dirección a Tehuacán, Puebla, tras haber sido secuestrada el lunes de su casa en Veracruz.

“El descubrimiento del cadáver de una periodista mexicana especializada en la información de crímenes es un trágico recordatorio de la angustiosa realidad a la que se enfrentan miles de periodistas de todo México, uno de los países más peligrosos del mundo para los profesionales de los medios de comunicación”, señaló AI.

En un comunicado, la directora de Amnistía para las Américas, Erica Guevara-Rosas indicó que “aquellos que no están dispuestos a detenerse ante nada para silenciar a los periodistas deben pagar por sus delitos”.

Consideró que México debe ofrecer protección especialmente a los periodistas de sucesos

 

“México debe brindar la protección fundamental que necesitan los periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación que trabajan en condiciones increíblemente peligrosas, especialmente aquellos que informan sobre crímenes.”

“No proteger a quienes exponen la triste realidad de los abusos en México equivale a intentar esconder debajo de la alfombra estos abusos”, señaló.

AI destacó que según Reporteros sin Fronteras, 89 periodistas han sido víctimas de homicidio y 17 han desaparecido en México desde el año 2000.

 

*Con información de Amnistía Internacional y Sociedad Interamericana de Prensa

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas