Venezolanos en el Bataclan: un ileso, un herido y un desaparecido

venefrancia_141115

Salazar, Silva y Reyes son amigos desde la universidad

@loremelendez

Félix Salazar, Alfredo Reyes y Sven Alejandro Silva son los nombres de los tres venezolanos que sufrieron la noche del viernes el ataque perpetrado por el Estado Islámico en la sala Bataclan de París, Francia, donde de acuerdo con cifras del gobierno francés, murieron 89 personas.

Reyes salió ileso, pero a Salazar lo hirieron de bala en el estómago. El proyectil también le penetró el hígado. Poco después del atentado, lo operaron de emergencia y ahora está estable, informó su hermana Caryfel Salazar a Runrun.es, quien vive en Los Teques. Autoridades del consulado venezolano en Francia se han encargado de hacer las diligencias y cancelar los costos de la tragedia. La madre de la víctima será trasladada la próxima semana a París.

Silva, sin embargo, continúa desaparecido casi veinticuatro horas después de los sucesos. Por redes sociales se ha activado un operativo para dar con su paradero. La hermana de Salazar comentó que ya se han revisado todas las listas de muertos y heridos, pero no se ha podido dar con él.

Sólo por la música

Reyes, Salazar y Silva, cuyas edades oscilan entre los 31 y 29 años, fueron juntos el viernes al concierto de la banda estadounidense Eagles of Death Metal en el Bataclan. Se conocen desde la universidad. Los tres estudiaron informática en el Instituto Universitario de Tecnología, en Caracas.

Hace siete años, Salazar se fue a Francia. Desde hace cuatro años vive en París. Silva y Reyes partieron de Venezuela hace dos años y, aunque están establecidos en Palma de Mallorca, España, habían ido a la capital francesa para encontrarse con Salazar y acudir al toque de los metaleros.

Cuando los terroristas entraron a la sala, los tres amigos se dispersaron. Trataron de huir de los captores por caminos separados. Fue Reyes quien encontró a Salazar herido en la puerta de salida. De Silva no supo nada más.

Caryfel, la hermana de Salazar, se enteró de los atentados porque una amiga la llamó para informarle. “Estábamos desesperados, hasta que él mandó una nota de voz cuando los liberaron”, apuntó a Runrun.es. Les dijo que estaba bien, aunque tenía una herida. Una hora después, se conoció que debía ser intervenido. Actualmente, está estable.

Hasta el momento no ha podido conocerse la versión de la Embajada de Venezuela en Francia sobre el hecho.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas