Semana de la Moda en Londres durante muchos años fue considerada más discrecional que comercial, pero la reputación ha cambiado, más aún cuando vemos la propuesta de diseñadores como Christopher Kane y JW Anderson donde logran crear diseños originales y ponibles. Había mucho de que enamorarse esta temporada y fue interesante ver algunas ideas comunes repetirse a través de muchas de las colecciones a pesar de su estética muy diferentes.

El top 10:

Christopher Kane

La primavera pasada vimos una colección inspirada en Dr. Frankenstein, pero vemos que en esta colección mantuvo el lado oscuro presentándonos la resonancia magnética de un cerebro humano sano bordados en varias piezas. 60 modelos caminaron con estampados de camuflaje, terciopelo gótico, pieles, rosetones de pedrería  y transparencias. Kane, impulsado por una inversión realizada por el grupo Francés PPR, se consolidó en la estratosfera de la moda.

 

Burberry Prorsum

Otro sello que logró mantenerse en el top 10, su director creativo Christopher Bailey le inyectó a la marca un poco de humor manteniendo el sello tradicional. Bailey llamó la colección Trench Kisses inspirada en Christine Keeler, la bailarina responsable del “Caso Profumo” el escándalo político y de espionaje de los años 60’s en el Reino Unido. Una colección cargada de sex-appeal con faldas lápiz, suéteres y abrigos con cinturón, dictaron el estilo y el contenido de la colección. Las modelos llevaron la nueva cartera Crush como un sobre.

 

J.W. Anderson

Las mejores colecciones no son totalmente comprensibles, generalmente trascienden gracias a la explicación y esta la colección de Anderson fue un ejemplo de ello. Los abrigos manga larga y faldas tenían aberturas en la parte de atrás relacionándose con las batas de hospital, luego tenían una banda que recordaba a una camisa de fuerza. La colección de faldas, mangas y cinturones colgando y capas construyeron un tema de elementos que vienen desentrañados. Anderson tiene la capacidad para empujar los límites de lo estético e intelectual y hacer ropa que la gente quiera usar. Esta colección fue interpretada de muchas de maneras, pero sin duda fue cautivadora, moderna y original.

 

Mulberry

Una colección sencilla, comedida y sobria donde resaltaron los suéteres gigantes, cuadros y pliegues magnificados, conjuntos monocromáticos, chaquetas donde las mangas protagonizaron: encajes y aplicaciones acapararon la atención. Hizo énfasis en la silueta desproporcionada y la paleta fue casi uniformemente oscura, con énfasis en el negro, los tonos vino y verde esmeralda.

 

Simone Rocha

En pocas temporadas, Simone Rocha se ha posicionado como una de las propuestas de semanas de la moda de Londres que hay que ver. La diseñadora dio un giro más sofisticado al girlishness que caracteriza su marca. Vimos siluetas discretas, en tonos suaves de colores primaverales, el color rosado, beige, crema y amarillo en vestidos faldas hasta la rodilla. El color negro estuvo presente con texturas metalizadas, bordadas o con transparencias. En resumen fue una colección muy femenina y sencilla.

 

Erdem

La colección de Erdem Moralioglu fue sensacional. Alejándose de su característico uso del  color, cruzó al lado oscuro con su nueva colección, para mi fue inevitable pensar en la canción deLou Reed “Walk to the wild side”. El color negro se mezcló con estampados en tonos rosados, amarillos o morados, mientras que las texturas y tonos, plumas, lentejuelas y flores de terciopelo fueron  de los detalles mas que presentes en esta colección.

 

Preen

Diseñadores Justin Thornton y Thea Bregazzi adoptaron un look punk: tartán de seda, cuero y cierres fueron presentados de manera despreocupada. Vimos cinturas marcadas, encajes románticos, bordados elaborados, transparencias y cortes rectos, muchas veces asimétricos. El negro, contrastado con pequeños toques de color, protagonizó una colección muy femenina y sensual.

 

Peter Pilotto

Peter Pilotto y Christopher de Vos trajeron una explosión de colores, estampados, bordados y cortes impecables, presentados originalmente en siluetas sencillas. Con un tono totalmente novedoso vimos hombros marcados, cortes rectos y telas coloridas. Sin duda esta propuesta fue de las más atractiva y convincente de la semana de la moda.

 

Giles

Giles Deacon mostró a sus modelos con largas y fluidas melenas y el maquillaje de los ojos que daba la sensación de que estaban amoratados. Sabemos que el diseñador es un maestro a la hora de mezclar mundos totalmente opuestos, y brilló al  mezclar el lado suave y romántico de la moda con el lado gótico. La colección fue impecable en término de horas-hombre trabajadas y la técnica en sus cortes.

 

Mary Katrantzou

Los vestidos de cortes geométricos y muchas veces asimétricos por debajo de la cintura marcaron una colección de inspiración oriental, en la que predominaron los destellos metálicos y los estampados. El estilo de los kimonos fue nuevamente occidentalizado por Katrantzou con diseños estampados de paisajes, y geometría. La diseñadora no solo se preocupó por envolver la figura femenina, sino también de crear vestidos que hasta las mangas mantuvieran el aire oriental.

 Julene Recao
@EyeOfTheGate
eye@eyeofthegate.com
Pinterest: EyeOfTheGate

Enviar Comentarios