Una vez leí en un afiche de un gran amigo “El cambio oxigena”. Es una de esas frases que parecen obvias pero que, cuando te detienes un momento en ellas, las interiorizas y realmente las entiendes, pueden generarte cierto impacto. Ésta lo hizo en mí y la he llevado conmigo desde la primera vez que la leí. Entre otras cosas porque me ha ayudado a enfrentar muchos momentos de cambio, en los que el miedo y la incertidumbre amenazan con desestabilizar. Uno de esos duros episodios fue cuando supe que Planta Baja había cambiado su menú.

Mis ojos recorrían alarmados la nueva carta en búsqueda de los calamares rellenos de txipirones, el ceviche, y ¿¡el Trinxat!? Habían quitado el Trinxat.  Por suerte las papas bravas seguían allí, crujientes, picantes y divinas como siempre. Igual sentí tristeza. Fue en ese momento en que recordé la maravillosa frase: el cambio oxigena. Ya Planta Baja no ofrecería esos platos, pero su nueva propuesta, llamada “cocina de a pie”, atendería ahora a las necesidades de los comensales de la zona, con una oferta excelente, mucho más económica y con un servicio rápido, ágil, práctico y cordial, más a modo bistró.

En el menú de Toto Seara, chef del sitio, se mantienen algunos platos emblemáticos como los raviolis de pato o el steak tartar. A las picas se le suman las croquetas de calamar con espuma de tártara, el montadito de Foie y la degustación de mini hamburguesas. De las carnes destaca el lomito Cachutt con cremoso de cebada y porcinni y mantequilla de cerveza. Del mar el salmón a la plancha con tapenade de aceitunas negras y couscous. Las pastas se mantienen junto al maravilloso arroz negro con espuma de alioli o el arroz cremoso de cordero en baja temperatura.  Esto por nombrar sólo algunos. 

Ahora, los verdaderos debutantes: La hamburguesa PlantaBaja, 200 gr de carne de primera con cebollas caramelizadas en salsa de queso Cheddar, tocineta, en pan chiabatta truffado, el sándwich de pernil con salsa PlantaBaja, mézclum orgánico y  gratín de queso Emmenthal en pan deli integral, la bocata de calamares a la plancha con tártara de la casa y mojo de tomate, cebolla y perejil, el sándwich  integral de gravlax salmón con aguacate, cebollas encurtidas y salsa de alcaparras en pan de afrecho, y, finalmente, la hamburguesa de hongos Portobello rellenos de queso Brie y tomates secos, alfalfa, alioli de berenjenas. Los panes todos de Franca Coffeecakes, todos divinos. A todos ellos se les une “La Fórmula”, menú ejecutivo que incluye entrada, principal, postre y copa de vino por 160 Bs.F.

Planta Baja Bistró está ubicado entre la segunda avenida con segunda transversal de Los Palos Grandes en Caracas. El horario es de lunes a viernes desde el mediodía y los sábados desde la 1:30 pm y hasta las 10:30 pm. El comedor dispone de 40 asientos y las reservaciones pueden hacerse a través del número de teléfono 286.1849. También pueden seguirlos en Twitter a través de la cuenta @plantabajarest.

 

Patricia Carmona Vallenilla

@patycarmona