La situación actual del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME) preocupa tanto a empresarios como al ciudadano común. No sólo es por contagio social producto de los titulares de las noticas, sino que más bien obedece a la intuición, para mí acertada, de que las cosas en el futuro cercano podrían complicarse, sobre todo en materia de abastecimiento.

En el recién finalizado mes de noviembre transó apenas US$458,6 millones, para un promedio diario de US$21,8 millones, lo que representa un monto 49% menor al de octubre 2012 y un 51% más bajo que lo transado en noviembre de 2011. Este descenso impacta más, ya que la entrega de los pasados meses había sido alta, al transar un promedio diario que superaba los US$40 millones, hoy se transa la mitad de eso y en una época en el que las empresas y los individuos buscan divisas para diferentes objetivos. Estamos frente al lapso de peor entrega de SITME desde su creación.

Sin duda la escasez de divisas se siente en diferentes instancias de nuestra economía, porque a esta sequía de SITME hay que sumarle los retrasos que está presentando CADIVI, y también hay que mencionar que la realidad de SITME-CADIVI permea sobre el mercado alternativo de divisas. La situación es tal, que en distintas conversaciones que he tenido con empresarios me han comentado sobre la probabilidad de que dentro de 2 a 3 meses percibamos escasez en ciertos productos, debido a la falta de insumos y productos finales en sus líneas de producción-comercialización.

Todo esto se desarrolla ante un desconocimiento e incertidumbre de algún plan futuro por parte del gobierno en materia cambiaria. A mí en lo particular me preocupa la vida futura de SITME, ya que este sistema va a comenzar 2013 de una manera muy distinta a 2012. A comienzos de este año SITME contaba con un stock o inventario de bonos elevado para afrontar el presente año electoral; ahora el sistema sólo cuenta con cerca de US$1.500 millones que posee la banca pública, por lo que un funcionamiento del futuro necesitaría de alguna nueva emisión o una recompra de bonos por parte del Estado en mercado secundario. Hoy no sabemos si esto en realidad ocurrirá, así que las próximas semanas serán determinantes para saber cuál va a ser el destino de SITME,

Parece inminente que vienen cambios en el ámbito cambiario, pero si la cosa estaba ya complicada, la ausencia del Presidente Chávez para cumplir su tratamiento en Cuba, seguramente está afectando el momento de tomar ciertas medidas económicas esperadas por todos los agentes económicos dentro del país. En mi opinión estas medidas serán finalmente asumidas y anunciadas esté el Presidente o no, son medidas urgentes y la situación actual obliga a que ciertos ajustes no puedan ser postergados. Así que esperen unos meses algo movidos en lo que a materia económica se refiere…

 

 

Henkel García

Analista e Instructor en Finanzas.

Presidente de Visión de Inversión

Director de @Econometrica IE C.A.

Maestría Administración, mención en Finanzas UNIMET

Twitter: @HenkelGarcia

Enviar Comentarios