No hay duda del potencial que tiene el venezolano Miguel Cabrera, y lo que representa para nuestro país cuando hablamos de béisbol, y cuando recordamos que Andrés Galarraga estuvo a sólo un cuadrangular de convertirse en el primer venezolano en el “Club de los 400 jonrones” en las Grandes Ligas. Eso ya es pasado. Por algún momento -después del retiro de Galarraga- se pensó que el primer venezolano con 400 Hr sería Magglio Ordóñez pero sus lesiones constantes no le permitieron ese honor, ni a nosotros celebrarlo. Pero la historia es sabía, y el tiempo de Dios, que es perfecto, también lo es.

Ahora tenemos en mente que Miguel Cabrera pueda ser el primer venezolano en llegar a los 400 batazos de vuelta entera, y no sólo eso, sino otro venezolano en Cooperstown, tal vez sea el tercero. Pero, aproximadamente ¿cuáles serían los registros que deje Miguel Cabrera cuando se retire? Juguemos a la fantasía.

Bill James, a quien muchos consideran el “Padre de la Sabermetría” será la referencia principal. James definió que Cabrera cerrará esta temporada con 36 jonrones, 108 anotadas, 120 impulsadas y 196 imparables, es decir que al finalizar esta temporada tendrá 313 jonrones de por vida. ¿Cuánto más podrá producir Miguel Cabrera? Actualmente el venezolano tiene 29 años de edad, y creo que tendrá como mínimo seis excelentes temporadas. ¿Por qué? No existe una estadística palpable que indique la durabilidad de un pelotero, ni cuanto serán sus números al momento del retiro, pero cabe destacar que si tomamos como referencia a peloteros como Hank Aaron, Stan Musial, Willie Mays, Frank Robinson, Harmon Killebrew, Mickey Mantle, Ted Williams, Álex Rodríguez, entre otros, quienes a partir de los 35 años sus números comenzaron a descender, podemos tener un aproximado con Miguel Cabrera; no olvidemos que no es un valor absoluto.

En los próximos seis años Cabrera pasará la barrera de los 40 cuadrangulares en una temporada, lo máximo han sido 38 en el 2010. Actualmente su media de vuelacercas por años es de 34 y de carreras impulsadas es de 119. Al multiplicar estos dos datos por las próximas seis campañas, los resultados son 204 jonrones y 714 carreras impulsadas, pero no olvidemos que en cualquiera de esas seis temporadas Cabrera conectará 40 o más cuadrangulares ¡Se los aseguro! Es decir que a los 36 años, aproximadamente con 517 estacazos de vuelta entera Cabrera se convertiría en el primer venezolano con 500 vuelacercas, y grandes proyecciones de llegar al Salón de la Fama de Cooperstown, acompañado de 1.818 rayitas remolcadas, y cerca de los tres mil incogibles, 2951. Estamos hablando de un pelotero que puede cosechar más de 500 Hr, más de 2.000 CI y más de 3.000 hits, y se uniría a Hank Aaron, y probablemente a Álex Rodríguez, como los únicos con dichas cifras. ¿Esto es una locura? Pues no temo, estoy seguro de la calidad del venezolano, el tiempo dirá.

A partir de los 35 años no diré que Cabrera sobrepase los 30 jonrones en algunas de esas próximas temporadas, pero sus números comenzarán a mermar. Su actual contrato con Detroit es hasta los 32 años, y probablemente le ofrezcan otro por seis u ocho años más. Sólo le faltarían 83 jonrones para llegar a los 600. ¿Podríamos pensar que Cabrera pudiera llegar a los 600 “cabrerazos”? ¿Es una locura? Sí y sí, pero él tiene mucha oportunidad de llegar a los 600 jonrones, pero será difícil. Cabrera es el décimo cuarto jugador en llegar a los 300 vuelacercas antes de llegar a los 30 años (Aaron, A-Rod, Pujols, Killebrew, Robinson, Matthews, Mantle, Foxx, Griffey Jr., Ott, Andrew Jones, Igor González, Dunn), y ocho de esos peloteros están en Cooperstown.

Miguel Cabrera es un pelotero nato, de fuerza nata, es un jugador que se ha dedicado a mejorar su bateo; en las últimas tres temporadas ha mejorado su relación de ponches por juegos. Si se mantiene estable, sin problemas de lesión, sin problemas personales, entre otros, en los próximos 10 años tendremos a un firme candidato al Salón de la Fama. Ustedes qué opinan. Escríbanme en @jpaulochartez

Enviar Comentarios