Siempre me preguntan por qué películas de beisbol hay que tener en la filmoteca de un fanático de la pelota.

Aquí les dejo  mi lista, adelantándoles que no está “The Natural” con Robert Redford y Glenn Close, porque no es de mis favoritas.

The Pride of the Yankees, con Gary Cooper, que cuenta la vida de Lou Gherig y que hay que ver con una caja de pañuelos.

The Soul of the Game, de Kevin Rodney Sullivan, con Blair Underwood como Jackie y Delroy Lindo como Satchel Paige, que trata sobre el debut de Jackie Robinson, nos hace admirar a Page y  adorar a Joshua Gibson.

61 *, una cuidadosa producción de Billy Cristal, que narra cómo fue aquel 1961, en el que Roger Maris dejó atrás el record de batazos en una temporada de Babe Ruth, también para llorar varias veces y magníficamente dirigida por un Cristal que se muestra, no sólo como director, sino como gran romántico del juego, regalándonos imágenes que sólo pueden ser recuerdos de un niño que amaba el beisbol.

Babe, con el gordo John Goodman, insuperable en su personaje de Ruth.

Cobb, con Tommy Lee Jones, que a pesar de ser una historia sobre Ty Cobb, quien con su comportamiento muchas veces hizo avergonzar el beisbol, también nos acerca a una forma filosófica de ver la vida y el propio juego.

8 men Out, el drama de los Medias Negras de 1919 y sobre el mismo tema, con un toque de magia y ficción que uno agradecerá siempre, The Field of dreams o Campo de Sueños.

Una para reírse a carcajadas, pero tal vez la que mejor describe lo que es un equipo por dentro, es Major League. Otra muy divertida se unió hace poco a mis películas de beisbol, “Amor en juego” o Fever pitch, con la encantadora Drew Barrymore, porque además de la historia de amor, es una deliciosa forma de contar cómo terminó para los Medias Rojas la “Maldición del Bambino”.

A league of their own, con Tom Hanks, Maddona, Rossie O´Donnel y Gina Davis, en una actuación encantadora, comparable a su personaje de Thelma, en el clásico Thelma y Louise.

Bull Durham con Susan Sarandon, Kevin Costner y Tim Robins, una de amor y beisbol que nadie puede dejar de ver para entender muchas historias.

The Sandlot, con James Earl Jones, que cuenta la historia de unos niños que quieren rescatar una pelota firmada por Babe Ruth y descubren un  personaje fascinante en lugar del hombre a quien temían. Es un historia de beisbol y amistad deliciosa.

Y por ultimo el capítulo de “I love Lucy” en el cual Harpo Marx toca en el arpa el “Take me out ti the ball game”.